Herramientas modernas

Desde la computadora hasta el teléfono, el Internet proporciona a chicos y grandes la oportunidad de utilizar un sinnúmero de herramientas en tiempo real: calculadoras, enciclopedias, recetarios, diccionarios, convertidores de medidas y divisas, traductores, entre otros. Además, es posible encontrar tutoriales y videos con información académica excelentes para estudiar de forma más entretenida, juegos, arte, cursos de idiomas interactivos, entre otros. Uno de los principales atractivos es el hecho de que su contenido puede cambiar según sea requerido, ya sea para mejorar el aspecto técnico o estético, como también actualizar y expandir los contenidos de forma inmediata. Por ejemplo, a diferencia de muchos diccionarios que toman un gran tiempo en ser producidos, y pueden llegar a contener términos obsoletos o incompletos debido a esta demora, los diccionarios en línea pueden modificar su contenido en cualquier momento.

El lado positivo

Si bien es cierto que en Internet también pueden encontrarse una gran cantidad de peligros y contenido inadecuado, su uso y utilidad resulta innegable e imparable. Cada vez son más las escuelas que no sólo ofrecen cursos en línea, sino programas completos, desde talleres con certificaciones y especializaciones, hasta licenciaturas y posgrados. Es por ello que, hoy más que nunca, es importante reforzar el lado positivo de su uso para toda la familia, fomentando los beneficios culturales.

Uno de esos beneficios es el uso de tours virtuales a museos y otras zonas de interés. Si bien es cierto que pocas cosas se pueden comparar con visitar sitios de interés en persona, tomar fotografías o conocer a otras personas con intereses similares en dichos sitios, un tour virtual es excelente en caso de no poder salir de casa, no poder visitar el país o región donde se encuentra esta atracción, o simplemente para echar un vistazo antes de realizar algún gasto de traslado.