Peleando con un adolescente :/

Anita, mi hija mayor, cumple 18 años en tan solo algunos días (inserte lágrima de la madre aquí). Si bien ahorita deja de ser una adolescente pues aún lo es, con todo lo que esta etapa implica (inserte lágrima de sufrimiento de la madre aquí). Si bien es esta mujer fuerte, valiente, maravillosa, consistente y constante, es también un pocotón de mal humor andando. Todo lo define la manera cómo se despierte, si se oye un “mamita linda, buenos días”, uff será un muy buen día. Pero si lo que oyes es un “grrr….” sumado a una mirada que mata, mejor me preparo para lo que vendrá. Anita es tan dulce como el mejor cacao al 60%, no mucho, suficiente. Pero revienta con facilidad, se indigna, sufre, su visión maravillosa cambia por una totalmente negativa cuando algo no le cuadra. Cuántas veces he llamado a mi mamá para preguntarle si yo era así […]

Continuar leyendo

Qué debe saber un niño(a) si es que se pierde

Hace unos días me pasaron un artículo súper interesante, trataba de un tema en el que nunca me había puesto a reflexionar a profundidad: 5 cosas que nuestros hijos deben saber si es que se pierden. Es decir, uno como adulto sabe qué hacer -¿cierto?- pero los niños, por ejemplo de 3 años en adelante, ¿saben qué hacer?, ¿hemos hablado con ellos acerca del tema? En mi casa hemos hablado un par de veces acerca de qué hacer, pero nada muy relevante. He perdido de vista a Ale un par de veces (quizás más), cuando hemos estado en un Centro Comercial, pero al toque mi radar la ha ubicado, claro que los segundos entre que me di cuenta que ya no estaba y que la ubiqué fueron los más terroríficos de mi vida. Una vez estábamos en un conocido supermercado muy cerca de mi casa y se suponía que ella andaba ahí […]

Continuar leyendo

¡Loncheras!, no te aloques mamá/papá

Habiendo muchos niños comenzado las clases en el cole y teniendo los papás ya una semana de preparar loncheras, aquí van algunos datos para que no pierdas la cordura, considerando que aún quedan ¡10 meses de cole!: Ninguna página en Facebook, blog, revista conoce a tus hijos/as, tú sí, prepárales lo que quieras. Si es posible consulta con especialistas: pediatra, nutricionista, para que te den mayores y mejores alcances. Procura mantener a tus hijos siempre hidratados, agua, agua, agua. Trata de variar: emoliente, agua de piña, aguas de hierbas como manzanilla, menta, hierba luisa, también la chicha, maracuyá, etc. Lo mejor es evitar los jugos de cajita. Sería ideal que evites o disminuyas las golosinas en la lonchera, las consecuencias de ingerirlas constantemente son realmente graves. Los niños aprenden a comer de nosotros el azúcar y la sal, si no se las damos desde pequeños verás que de grande no […]

Continuar leyendo

El pediatra de nuestros hijos vs Google

Confiésalo, cuando tu hijo/a ha estornudado, ha tenido fiebre, le ha dolido la panza, le ha picado algo, ha vomitado, etc., antes de llevarlo al pediatra, quizás durante también y probablemente después, le contaste al Doctor Google los síntomas y apretaste ENTER para descubrir el por qué de todo lo que tu hijo tenía. ¿Sí o no? Y fuiste al pediatra y le dijiste, hasta en términos médicos, qué podía estar padeciendo tu hijo y qué hacer. Y cuando te explicó que quizás no era lo que decías, dijiste: “pero yo leí que…”. Admítelo. Aquí pasan varias cosas, en principio el interés nuestro de saber qué pasa con nuestros hijos, a nadie le parece bacán que estén enfermos, así sea una simple gripe. El interés de saber pronto además, ya mismo, y darles un tratamiento. De saber que no tienen nada grave, porque ya viste que le salen los mocos y de inmediato pensamos […]

Continuar leyendo

Malas madres

Desde que te convertiste en mamá, ¿más o menos cuántas veces has recibido consejos para criar mejor? Mil veces seguramente. Y, ¿has contado la cantidad de veces que te han criticado -directa o indirectamente- por la manera cómo crías? Seguro fueron millones. Dos o más mamás, un tema de conversación: los hijos. Qué comiencen entonces los “juegos del hambre”: Mamá maravillosa 1: ¿y hasta qué edad le diste de lactar? Mala madre 1: Sólo hasta los dos meses, luego ya no tuve leche, traté… Mamá maravillosa 1: ¡¿Dos meses?! Sabías que la leche materna es lo mejor para tu hijo, debiste tratar más, espero que no le hayas dado leche de fórmula… Mala madre 1 queriendo salir huyendo y guardando la lata de fórmula que tiene en la cartera…   Mamá Maravillosa 2: Y duermes con tus hijos, supongo, ¿no?. Uy el apego que se genera al dormir juntitos, no importa si […]

Continuar leyendo

Madre/Padre vs Madrastra/padrastro

He usado las palabras madrastra/padrastro para referirme a la persona que junto al padre o la madre biológica se involucra en la crianza de los hijos del otro, porque ha comenzado una relación con este. O sea la nueva pareja de tu ex, por ejemplo. Tengo 5 amigos muy, muy cercanos, que comenzaron una relación con una persona que ya tenía hijos, que venían de una relación anterior. Todos ellos, mis amigos, supér distintos unos entre otros, y viviendo la misma situación. Los he oído con los mismas dudas, con los mismos temores, ansiedad, expectativa, emoción, acerca de los hijos de sus nuevas parejas. Debo decir además que estas 5 personas estaban (están) absolutamente enamoradas de sus nuevas parejas, asumiendo que venían en pack, felices con el pack completo. 5 personas que seriamente asumieron una relación en la que habían niños. No a todos les fue de maravilla, no a todos les está […]

Continuar leyendo

¿Alguna vez se te cayó al suelo tu bebé?

Confieso que a mí, las dos niñas, por lo menos una vez cada una. Felizmente no pasó nada grave, harto llanto por el dolor, un gran chinchón, pero nada más. Pero la sensación que se queda en la mamá y el papá es terrible, más cuando estuviste cerca de tu hijo/a o cuando tú misma lo tenías cargado. Me pasó con Ale, una vez. Ella estaba sentada al lado mío, en una de las sillas del comedor, y se iba de costado  y regresaba. No recuerdo bien, sólo sé que yo vi cuando estaba por caerse pero no reaccioné, no sé qué pasó, sólo me quedé inmóvil mientras su papá saltaba de un extremo a otro de la mesa para ver si llegaba antes de la caída y lanzaba un fuerte: ¡Lucero agárrala!. No pude. Ale era chiquitita, la altura era importante, felizmente sólo tuvo un chinchón. Pero el sonido de su […]

Continuar leyendo

Niños contra el tiempo

¿Tu hijo/a de 4 años ya sabe leer, ya aprendió a contar hasta 20, ya dice los colores en inglés, ya escribe su nombre, ya recita las vocales? Seguramente las respuestas de los orgullosos padres serán que sí, obvio, claro, por supuesto, hace rato. Y si les pregunto ¿tu hijo/a de 4 años es solidario, cooperativo, empático, resuelve problemas cotidianos, controla sus emociones?, ¿más o menos cuál sería la respuesta?… Estamos tan absolutamente preocupados por el desarrollo de las capacidades lingüísticas y lógicas en nuestros hijos que muchas veces -casi siempre- desestimanos la formación de una estructura emocional sólida, creemos que el colegio es sólo transmisión de conocimientos de profesor a alumno, no hay más. El éxito está definido por las notas, en matemática y lenguaje principalmente. Pero quién le pone nota al equilibrio emocional, a la tolerancia a la frustración, a la solución de conflictos. Niños apurados, congestionados, estresados, […]

Continuar leyendo