Día de la madre #16

Año 16, comenzamos el día así, ella en aquella pequeña habitación que decoré como si fuera mía, yo en un hotel a horas, de horas, de horas de Lima. Puse la alarma a las 12 para no quedarme dormida y saludarla a tiempo, la verdad es que no pude cerrar un ojo pensando en que se me pasaría la hora. Moría por estar con ella, por ir a su cuarto, doce en punto, y cantarle feliz cumpleaños, decirle que me muero por ella. La llamé, con voz de sueño me dijo: “mami, no estás”. Morí un poquito. “Vuelvo hoy mismo”, le dije. En 16 años he ido y venido mil veces, trabajo, estudios o porque simplemente quería desaparecer. Pero jamás había estado lejos de ella en su cumpleaños. 15 desayunos en la cama, 15 cantadas entre “las mañanitas”, “feliz cumpleaños” y algún invento del momento, 15 veces contada la misma […]

Continuar leyendo

Poniéndole vida a las paredes

Hace un poco más de un año, cuando buscaba dónde mudarme, tenía claro que mi casa debía tener paredes blancas, todas. Y así fue, todas las paredes de mi casa son blanco-blanco, esto me ha permitido ponerle todo el color del mundo y que nada “choque”, el color de las flores, de mis muebles, de los adornos, de todo lo que he puesto sobre las paredes. Mi casa es puro color. Y tenía claro también que quería paredes llenas de fotos, de cuadros, de arte, de mis hijas, de historias para contarle a quien llegara a visitarnos y viera estas paredes. Y así ha sido, pero tenía una pared que me parecía muy “calata”, “vacía”, no le ponía más cosas porque iba a necesitar muchos cuadros y cada vez que pensaba en ellos en mi cabeza sólo sonaba: “chin, chin, chin $$$$”, además por mi ya aceptada incapacidad para clavar […]

Continuar leyendo

¿De dónde vienen los nombres?

Nací a las 5 de la mañana un día de noviembre, debido a la hora en que nací me llamaron “Lucero”, como el del amanecer. ¿Qué motiva a un padre ponerle a su hijo/a determinado nombre? Las razones van desde un tema de tradición familiar, hasta padres fanáticos del fútbol que ponen a sus hijos el nombre de su jugador favorito. Intentar comprender las motivaciones de cada padre es un tema difícil porque se trata de decisiones muy privadas. Es, finalmente, decisión de ellos cómo llamar a sus hijos, a qué colegio llevarlos, qué religión inculcarles. Las opiniones de la familia -los abuelitos, los tíos- son inevitables, importantes y necesarias pero no decisivas. No es necesario convertir en conflicto un momento importante en la vida de los padres. Algunas consideraciones que podríamos tener en cuenta al elegir el nombre de nuestros hijos son: Que el nombre cuente una historia, que tenga […]

Continuar leyendo

Respirando agua.

Tenía que escribir hoy acerca de la humedad, sí, la humedad. Primero porque en Lima casi casi respiramos agua (mientras escribo esta nota Lima tiene 62% de humedad) y las alergias -en grandes y pequeños- se activan y segundo porque mi casa está siendo atacada por algo llamado: “humedad por condensación”. Les explico, la humedad es la cantidad de vapor de agua presente en el aire y en Lima es muy alta.  Pero la humedad no sólo permanece en el aire: “Se filtra dentro de nuestros hogares, también se aumenta por su rutina normal dentro de casa. Cocinar, lavar los platos, lavar la ropa, ducharse, incluso durante el sueño liberamos humedad en el aire interior”, cuenta el arquitecto Carlos Zambrano en esta nota. Entonces notas que tus paredes comienzan a cambiar de color, que la ropa que tienen en los clóset también cambian de olor y hasta de color, aparecen unas manchas […]

Continuar leyendo

La facilidad de decir

Lo hice otra vez. Dije sí, sí quiero. Y aquí estoy, estrenando nueva casa virtual. Se trata de la nueva plataforma digital: La Prensa. Ahí me encontrarán en: blogs.laprensa.pe/mamadedoschancletas Y esta es mi primera nota, nos leemos por ahí también: La facilidad de decir Me refiero a transmitir aquello que sientes, piensas. Me encantaría tener la facilidad que tiene Ale, mi hija de 5 años, para hacerme saber que las clases de educación física son sus favoritas, que esto de saltar, correr y estirarse es su fuerte. Que ejercitarse es bueno para la salud y que yo debería hacer algo de ejercicio :/ Sería genial tener la facilidad que tiene Anita, mi hija de casi 14 años, para –a través de una foto, o varias- decir qué es lo que ve y cómo lo ve. Le toma foto a todo, prefiere salir con cámara en mano a perpetuar instantes, personas, situaciones, […]

Continuar leyendo

Diciéndole adiós al pañal, dos realidades que podrían ser las tuyas.

Dos realidades, una de ellas -o ambas- podrían ser tuya: ¿Qué pasa si trabajo todo el día y sólo estoy muy temprano por la mañana y por la noche? Pues vamos a tener que ir con mucha paciencia, observar a nuestros hijos, organizarnos y delegar si es posible. Cuando Anita, mi hija mayor, cumplió año y medio mi mamá -que era quien prácticamente la criaba porque yo me iba muy temprano a la universidad, luego a hacer mis prácticas y llegaba muy tarde a mi casa- fue quien la acompañó en su proceso de control de esfínteres. Ella sabía qué hacer mejor que yo, ella me contaba cómo iban día a día, cuántos calzones habían ensuciado, cuántas veces había pedido pis, entre otros. No delegué en ella el apoyo a Anita, ella decidió hacerlo, pero si es que tenemos a alguien de confianza en casa, dispuesto a apoyarnos en este […]

Continuar leyendo

Mucho para contar…

Han pasado varios días desde la última vez que me senté a escribir aquí. En efecto, han sido varias las veces que me senté con la intención de escribir pero no habían palabras, no sabían cómo salir. Aún no saben, ando ensayando a ver qué tal. Muchas cosas han pasado, muchas están pasando y faltan montones que aún no han pasado (y seguramente pasarán). Esta Lu no es ni la sombra de lo que fue (hace casi tres meses), esta Lu está siendo más ciudadosa, hasta cremas para no arrugarse se pone. Esta Lu recuerda sus errores, los tiene presente para no volver a caer en lo mismo, en ninguno. Y siempre termino hablando de mí como si fuera otra persona, pero es que esta práctica de salirme de mí misma y ver todo lo que he hecho y en lo que me he convertido, de alguna manera debe tener […]

Continuar leyendo

A la hermana mayor se le respeta.

A la menor también, a la mamá, al papá, a la policía, a los vecinos, a todos. Pero este post tiene que ver con la relación hermana mayor-hermana menor, con el ejemplo y con que los niños de TODO se dan cuenta. Tener una hija de 13 años, adolescente nuclear, y una de 4 años, no es un problema, es -en efecto- una gran ventaja, creo. Pero ni el que ambas sean mujeres, o que una vea a la otra como su muñequita  y que la otra admire a morir a su hermana mayor, nos asegura que entre ellas ningún problema habrá. En realidad, nada lo asegura. Ana, mi hija mayor, adora a su hermana, lo sabemos, pero también le desespera. Siendo Ale como es, tan curiosa, tan comunicativa, tan expresiva… bueno, la pequeña habla hasta por los codos, todo pregunta, todo cuestiona, todo quiere ver, como todos los niños. […]

Continuar leyendo