Qué debe saber un niño(a) si es que se pierde

Hace unos días me pasaron un artículo súper interesante, trataba de un tema en el que nunca me había puesto a reflexionar a profundidad: 5 cosas que nuestros hijos deben saber si es que se pierden. Es decir, uno como adulto sabe qué hacer -¿cierto?- pero los niños, por ejemplo de 3 años en adelante, ¿saben qué hacer?, ¿hemos hablado con ellos acerca del tema?

Tom Schamp

En mi casa hemos hablado un par de veces acerca de qué hacer, pero nada muy relevante. He perdido de vista a Ale un par de veces (quizás más), cuando hemos estado en un Centro Comercial, pero al toque mi radar la ha ubicado, claro que los segundos entre que me di cuenta que ya no estaba y que la ubiqué fueron los más terroríficos de mi vida. Una vez estábamos en un conocido supermercado muy cerca de mi casa y se suponía que ella andaba ahí a mi lado y que yo andaba atentísima además :/ (tranquilas, a veces pasa, no es cierto eso que nos decían nuestras mamás de que tenían ojos hasta en la espalda porque hasta a ellas, nosotros, nos les hemos perdido alguna vez). Pero bueno, Ale estaba a mi costado, supuestamente, de repente del altavoz oigo: “Señora Lucero, su hija Alejandra la espera en Servicio Al Cliente”. Obvio, pensé, no se refiere a mí. Me llamo Lucero pero Ale está mi costa…

Felizmente aquella vez no pasó más, pero mejor prevenir y darle a nuestros hijos algunos recursos para saber qué hacer en caso nos pierdan de vista. Aquí las que se indican en el artículo que además me parecieron buenísimas:

  1. Los niños deben saber los nombres de sus padres y sus teléfonos. Por lo menos un nombre completo y un teléfono. Consideren la edad de los niños para pedirles que memoricen estos datos, practiquen y practiquen.
  2. Hay que recordarles que se mantengan cerca del adulto con el que han salido. Si tú puedes verlos, ellos pueden verte a ti también.
  3. Indicarles que si no ven a su mamá, a su papá o al adulto con quien salieron, se queden ahí donde están y griten su nombre. Recordarles que lo mejor es que se queden ahí, no que vayan a buscarnos. Que griten y que griten muy fuerte nuestros nombres.
  4. Si se perdieron, en cuanto vean a una mamá con hijos que le pidan ayuda. Estadísticamente esta es la opción más segura.
  5. Tienen que saber que los encontraremos. Hay que comentarles que a veces pasa, que a veces nos entretemos (grandes y pequeños) y perdemos de vista a las personas con las que salimos. Que no se escondan, que no vayan a buscarnos, que no dejen el espacio en el que están, que respiren y recuerden todo lo que han practicado en casa para estos casos.

Hay que darles herramientas a nuestros hijos para que puedan manejarse en estas situaciones, a veces las usarán, a veces no, pero lo mejor es saber qué hacer.

Hablamos,

firma

 

 

 

DATO: Este es el artículo de referencia www.babble.com

Deja un comentario