¡Nos fuimos a Chincha! (aquí todos los datos)

Nunca estuve en Chincha, me contaron que había mucho por explorar, harta cultura por conocer y valorar. Gracias a que Dodge nos prestó su camioneta Journey, aprovechamos para hacer esta necesaria visita, de paso que probábamos también las bondades de esta camioneta.

IMG_6750

Antes de ir hacia Chincha consulté qué visitar, dónde comer pero me faltó preguntar cómo llegar (¡a veces pasa pues!). Aquí te cuento cómo nos fue:

¿Cómo ir?

Sólo debes seguir toda la Panamerica Sur y seguir la señal que dice “Chincha”, la verdad es que es muy fácil. Puedes ir en tu propio carro o tomar los buses de la empresa Soyuz. Chincha te recibirá con un cartel enorme, hartísimo sol y una alegría en sus pobladores sumamente visible. Como no pregunté cómo llegar, a pesar de ser fácil, me demoré un poco más del tiempo promedio en llegar. Además que nos distraíamos viendo la playa a nuestra mano derecha.

20170121_123546

La ruta (si vas manejando)

La panamericana, si vas temprano en verano, es lo más tranquila del mundo. Pero si vas casi como a las 10am ya todo se vuelve una locura, hay tráfico, hay gente acalorada, todos queriendo ir a la playa… Mejor sal temprano y ve tranquilo. Disfruta de la vista, es sumamente refrescante.  En algunas partes de Chincha no hay pista asfaltada, por ejemplo si vas hacia la Hacienda San José o si vas hacia El Palmar, que fue el maravilloso restaurante al que fuimos a almorzar.

20170121_123333

En la ruta es obligado parar en el km 53, en el Tambo Rural, a comer unos pancitos hechos al horno que son la maravilla. Y como casi mucha gente conoce este spot, encontrarás largas colas pero te aseguro que ese pancito vale la espera. Mi favorito es el que viene relleno de aceitunas, aunque el que no tiene ningún relleno es adictivo.

20170121_103555_001

¿Qué hacer en Chincha?

Seguramente hay muchos lugares para conocer, pero este era para nosotros un viaje más o menos rápido. Sólo estaríamos un día y como estuvimos cual Caperucitas distrayéndonos con las flores y los animalitos del bosque (la Panamerica Sur), llegamos como a la 1pm. Fuimos de frente a la Hacienda San José. Hay visitas guiadas hasta las 4pm, la entrada y la visita cuestan S/20 para adultos y S/10 para niños.

20170121_132145

20170121_141208
20170121_142805

La Hacienda es hermosa, es realmente hermosa, funciona también como hotel si es que quisieras pasar algunos días. Es realmente raro, irónico, que en un lugar tan hermoso hayan pasado tantas atrocidades. Tantísimo esclavos que fueron torturados, tratados sin respeto, maltratados de la peor manera si sabían leer. Todo esto te lo cuentan en la visita. Pasas por diversas habitaciones y llegas hasta la subterráneas, te darán una linterna para pasar por ahí ya que son completamente oscuras. La visita dura aproximadamente 45 minutos. En la entrada a la Hacienda habrá, sobre una antigua mesa de billar española, productos maravillosos que podrás compras, como canastas, paneras, baúles, entre otros.

20170121_132037

Nuestra idea era ir también a la casa de la familia Ballumbrosio, en El Carmen, y visitar a Adelina, la matriarca de la familia. Finalmente no lo hicimos y ahora te cuento por qué. Salimos de la Hacienda como a las 2pm, quizás un poco más y moríamos de hambre. Fuimos directo hacia el restaurante que nos habían recomendado: “El Palmar”, que se ubica en El Guayabo. Con un poco de tropiezos llegamos al restaurante, que es como un oasis en pleno desierto chinchano.

20170121_125715

Personalmente valoro muchísimo el servicio, el trato, la disposición hacia el cliente y todo esto y más fue lo que efectivamente encontramos en El Palmar, el restaurante de Omar Cartagena, un enamorado de su querida Chincha. Los platos que pedimos fueron realmente excepcionales, riquísimos. Venían las entradas, le seguían los fondos y cerramos con un postre no sólo riquísimo sino además hermoso.

20170121_155335

20170121_144739

20170121_150005

20170121_150018

20170121_151316

20170121_151324

20170121_153940
Es necesario que hagas una reserva, llama Omar y dile que irás, él te guiará para poder llegar sin problema. Su teléfono es 986759568, él es de las personas más amables que felizmente he conocido. Tiene un equipo de mozos que trasmiten la misma calidez que él, no olvides dejar propina. Pide lo que quieras de la carta, no habrá pierde. Al final, justo en la puerta del restaurante podrás tomar una refrescante raspadilla preparada por la hermana de Omar, a sólo S/3. Ahora sí puedes seguir tu camino en paz.

IMG_6745

Después de haber comido gloriosamente quisimos retomar nuestra visita e ir hacia la casa de la familia Ballumbrosio, ya eran las 4pm, buscamos pero (como desde el inicio no averigüé la ruta) dimos varias vueltas y finalmente no llegamos. Agotados y felices emprendimos el retorno a casa. El tráfico de vuelta fue una pequeña gran locura, pero bueno, harta música, aire acondicionado y todos felices.

La Dodge Journey

Estoy súper agradecida con Dodge por el préstamo de la camioneta porque también fue una invitación para salir de Lima y pasarla de lo más rico con la familia. La camioneta es sumamente espaciosa, ya lo comentó a Ale en este video:

Tiene tres filas de asientos, lo que te permite llevar a un familión. Es imponente, aunque no es tan grande como la Durango por ejemplo. Aquí no voy a contarte que si el motor, que si la palanca secuencial… porque no soy una experta en la parte mecánica de los autos, sólo soy una usuaria que maneja desde que tiene 17 años, que ha viajado por el Perú acumulando ya varios miles de kilómetros y que siempre ha requerido de un carro con mucha potencia para que aguante todas sus aventuras.

La Dodge Journey es cómoda, es grande y esto la hace un tanto pesada, lo que se refleja en la ruta si es que tuvieras que subir una pendiente ya que, como dice mi papá, le cuesta un poco “jalar”. Aunque si cambias la caja automática, hacia la secuencial el desempeño puede mejorar. Tiene un excelente rendimiento, llené el tanque en Lima antes de salir, tanque lleno y no tuve que volver a llenarlo hasta que regresamos de Chincha. Una sola tanqueada fue suficiente para Lima-Chincha-Lima.

Esta es una camioneta familiar, como todos los automáticos es súper práctica para el terrorífico tráfico, tiene controles en el timón lo que hace todo sea más sencillo. Los parlantes son la maravilla, un elemento importante para quien como yo sólo puede sobrevivir con música (a todo volumen). ¡Gracias Dodge!

Y así fue, una pequeña aventura más. Sigamos conociendo nuestro país, mostremos a nuestros hijos nuestras raíces, sus raíces y cuidemos nuestro entorno.

Hablamos,

firma

 

 

 

Los DATOS:

  • Pide un test drive de la camioneta que quieras comprar en Dodge, a través de dodge.pe/test-drive
  • Hacienda San José  s/n (Altura Km. 203 Panamericana Sur) casahaciendasanjose.com
  • Casa de la Familia Ballumbrosio, el Carmen, a 4 cuadras de la Plaza de Armas.
  • El último video de este post fue realizado por Ana Valencia y Marcelo Musso. Gracias a ambos <3

1 comment

Deja un comentario