La niña que lo perdía todo 

geninedelahaye.com

Había una vez una niña que todo lo perdía. Había una vez una madre que se preguntaba por qué esta niña maravillosa perdía con tanta facilidad todo, absolutamente todo. Lapiceros, chompas, loncheras, pantalones, juguetes, a veces se perdía ella misma. “¿Y dónde dejaste tal cosa, niña? No lo sé”, siempre era “no lo sé”.

Esa es la historia de Ale, la de todas las semanas. He llegado a pensar en ponerle alarma a sus cosas para luego poder encontrarlas, así como cuando no encuentras el carro en el estacionamiento y comienzas a hacer sonar la alarma hasta que lo encuentras, así igualito quiero hacer con todo lo que se le pierde. En serio, es alucinante lo distraída que puede ser esta niña. Hace unas semanas batió el récord entre que comenzó a usar algo y luego lo perdió, se trata de una chompa que me demoré semanas en encontrar, ya que era de un color muy específico, de un material especial y blablablá. Al fin teníamos la chompa, la comenzó a usar, una semana nos duró la gracia, ¡una semana!. Sin duda cada vez se hace más cool en perder las cosas más rápido :S

Un día llegó sin lonchera, “¿y ahora qué hacemos mañana Ale, cómo te mando el sánguche?, no sé mami, no sé”, con cara de “yo no fui”, con cara de “yo no tuve la culpa”. Desde ahí pensé seriamente en amarrarle la lonchera a la cintura. También ha perdido dos flautas en lo que va del primer semestre, DOS flautas, aún no termina de aprender a dominarla, pero ya la perdió dos veces, eso sí ha aprendido. Y mejor ni te cuento de las ligas para el cabello, saca tu cuenta: una por día :S  ¿Es realmente mi hija tan distraída, pero ya tanto?

Le pongo nombre a casi todo, le recuerdo mil veces que está llevando tal y cual cosa, que debe traerlos de vuelta, le amarro una cinta en el dedo de la mano para que “recuerde”, a veces le pinto la cinta, le pongo post it en la lonchera: “corazón, no te olvides de…”. Pero no, nada funciona.

Será que es demasiado desarraigada, que ella es ella sola y ningún accesorio adicional. Pero hay algo de lo que jamás de los jamases se olvida o pierde, pero jamás, sus libros. No se le ha perdido uno solo, y tiene un montón, y los lleva y trae para todos lados. ¡Ajá!

¿A ustedes les paso algo parecido? ¿Qué hicieron?

Hablamos,

firma

11 comments

  1. Luciano… sí, mi Chanito pierde muchos lápices, bicolores o sino me trae borradores partidos en dos …. Que pasó con esto?, No lo sé mamá, estaba escuchando a la Miss y se rompió, y el bicolor estaba escribiendo y creo q salto xq lo vi en el suelo pero no pude recogerlo y luego me olvidé…. Luciano x favor un día olvidarás tu cabeza….jajaja. Eso jamás mami, no podría volver sin mi cabeza, como voy a comer….
    No soy la única… Q bueno, pero repito: que hago?

    1. jajajajajaja me he imaginado a tu Chanito <3 ¿Qué hacemos pues chica? a mi ya se me acabaron las ideas, pero creo que podría trabajar en esto de las alarmas o ponerles dispositivos a sus cosas que hagan que vibren, no sé, ya no sé :/

  2. Hola y yo pensé que mi hija de 10 años era única. Pero, al llamarle la atención seriamente y que empiece a valor las cosas, ha bajado un poco. También el no reemplazar lo perdido tan prontamente, para que sienta la pegada de lo extraviado. Suerte!!

    1. Eso hice, después de un tiempo, el no reemplazar todo tan rápido. Pero es como si “desapareció, entonces ya no lo necesito”, ni le afecta. Se pone triste, por la llamada de atención, pero lo supera rápidamente, así como olvida las cosas, olvida los malos momentos :´(

  3. Mi hija es trome perdiendo borrador y goma….perdía tan seguido que ahora cuando pierde algo hago que saque de su chanchito y que lo reponga ella… Ha bajado…. Sigue perdiendo cosas pero ahora ya también se da cuenta que tienen un valor monetario y lo que ella se esfuerza en ganar su propina con los quehaceres o extras suele doy para llegar a comprarse algo que quiere o donar se le va en reponer sus cosas perdidas…

  4. Cuando comencé a leer tu post creí que luego vendría un ” no las extravía, se la quitan” , por el tema de bullyng … no digo que sea el caso, sino que comparto lo que se vino a mi mente.

    1. No, me consta que no se lo quitan. Ya conversé con la profesora también y ella valida lo distraída que es. Algo que sí pasa, es que regala cosas :/

  5. Hola, me pasaba algo parecido con los Tomatodo y los uhu. Una vez el tomatodo sólo le duro un día. Finalmente logre q dejará de perderle cuando empecé a reutilizar las botellas de agua, las cuales cambiaba cada par de dias. Allí dejo de perder. En el caso de uhu sólo compre un envase pequeño de goma y lo hiba llenando de a pocos. Solucionado. Este año no me perdió nada. Jijiji.

  6. Me identifico totalmente con Ale. Yo no te voy a decir que era igual, sino soy igual.. Tengo 46 años y sigo tan distraída como siempre. Mis padres lo intentaron todo, mi marido lo intenta todo … Pero ya me tienen como un caso perdido. De mi experiencia creo que tiene que ver con lo que has afirmado del desarraigo. Yo no me uno nunca a cosas materiales, es difícil entender para muchos pero yo no creo que sea malo. Vivo, siento, disfruto, me doy cuenta que mi mente viaja con frecuencia y casi siempre a las cosas que me apasionan, que me gustan, que me interesan y por ello dejó de prestar atención a lo que no me motiva. Por eso como Ale hay cosas que nunca pierdo, como mi agenda( de mayor he aprendido que es una gran aliada para no olvidar o perder cosas ), mis libros, mi iPhone y mis chicles . Ahora soy madre de una niña muy distraída, al menos a ella le dicen: Ayyy… Ha salido a mama y son más comprensivos con ella. Ya sabes, no la juzgan, con ella usan el dicho: De tal palo, tal astilla.

  7. Un día Gaby llevó un juego de colores plateados y regresó sin uno… la niña que lo tomó le devolvió uno similar, resultado: colores incompletos. Desde ese día lleva útiles que no llaman la atención, los comunes y sin ningún detalle, porque puede ser que algún niño se antoje llevárselo sin pedir permiso. Ya no se pierde nada.

Deja un comentario