¿Dónde pasaremos la navidad?

Me ha llamado la atención la cantidad de correos que he recibido, de papás y mamás, que preocupados me consultan ¿dónde deben pasar la navidad?, si en sus casas, si en casa de los papás de ella o los de él, qué pasa si están divorciados, ¿cómo hacer?. Lamento comentarles que no tengo la respuesta, sólo tengo mi propia experiencia, dos hijas, un divorcio y una ganas locas de celebrar navidad.

En este post, de hace 4 años les contaba cómo hacía -cuando aun estaba casada- con el dilema de pasarla en casa de su familia o en la de mi familia. Mantengo muchas de las cosas que en ese momento pensaba y que considero aplica para diversas situaciones:

  • Democracia, cero dramas, negociar. Un año con tu familia, un año con la mía. Con tu familia el 24, con la mía el 25.
  • Cuando formas una familia con otra persona, aquella familia es tu prioridad. Harta comprensión se hace necesaria, apóyate en tu esposo, apóyate en tu esposa, si esta es su primera navidad juntos seguramente es la primera vez que uno de ustedes no estará más en la que fue siempre su casa.
  • Navidad no es la única fecha para estar con la familia, seamos consecuentes. No se trata de que si no es el 25, no será nunca. Si realmente quieres pasar tiempo con tu familia búscalos no solo en fechas especiales, búscalos siempre, deja que ellos lleguen a ti también.

Pero pasan otras cosas más allá de con qué familia estaremos. ¿Qué pasa cuando los padres están divorciados? ¡Nos dividimos a los hijos! NO. Aquí uno de los dos, o el 24 o el 25, estará en pérdida -admitámoslo- porque no verá a sus hijos. Asumiendo esa pérdida, vamos al paso siguiente. No siempre vamos a poder hacer todo juntos, me refiero a los padres separados con hijos, quizás algunas veces puedan pasar algunas navidades juntos -y si no se la pasan peleando y más bien todo es armonía- pues qué genial, qué maravilloso regalo para sus hijos. Pero cuando la armonía no existe, lo mejor -considero- es pasar una navidad tranquila, cada uno por su lado. Además, seguro llegará un momento en el que los ex esposos formen nuevas familias y la figura de pasar navidades todos juntos quizás no sea una realidad.

Pero ok, aquí varias opciones (asumiendo la pérdida, repito, no vamos a ganar siempre):

  • El 24 con mamá y el 25 con papá. O al revés.
  • El 24 con ambos y el 25 con papá o con mamá (esto requiere un nivel de armonía importante, si papá y mamá van a estar agarrándose de los pelos en plena cena, por favor, cada uno por su lado y dejen pasar a los niños una feliz navidad).

El pensamiento por sobre la forma cómo resolverán este tema debe estar en función de sus hijos. ¿Cómo se sentirán ellos? El esfuerzo porque vivan en armonía debe ser máximo, y no me refiero a que vivan en un mundo de princesas en el que todo es bonito y no hay sufrimiento. Del dolor también se aprende. Me refiero a que antes de lo que sientas tú como mujer, tú como hombre, antes de todos los temas pendientes que tengas con quien fue tu esposa/esposo, antes, mucho antes, están los intereses de tus hijos. Ahí están ellos, ¿qué harás?

ale casa

Mis hijas, este año, pasarán el 24 conmigo. Hemos invitado a mi papá y a mis hermanos, mi mamá anda en algún lugar del mundo y no estará para esa fecha y nosotras los acogeremos. Vamos a preparar pavo orgánico, puré de camote para Anita y puré de papa para Ale. Tengo preparadas unas sorpresas para ellas para esa noche y el 25 su papá las recogerá para pasar el día con ellas y con su familia inmensa que acoge a todos siempre. ¿qué es mejor? ¿qué es peor? ¿quién sabe?. Sólo pretendo hacer las cosas desde el cariño.

Y sí, a veces la vida es más complicada que tan sólo no saber dónde pasar navidad.

Hablamos,

Lu

2 comments

  1. Que lindo post! Yo estoy en un dilema no tanto por el papá de mi hija porque eso ya está en un doc de conciliación, sino es…sola con mi hija, con la familia de actual pareja o en casa de mis papás (aunque esta opción no sé si sea buena por algunos detallitos) No se que hacer

Deja un comentario