Criar, trabajar, estudiar, vivir, tratar.

Hoy estoy abrumada. Cuestiono si es posible criar, trabajar, estudiar (en ese orden), todo al mismo tiempo. Cuestiono el hecho de si puedo o no, y aunque la respuesta se cae de madura (¡claro que puedo!), pues no sería la primera ni la última mujer, mamá, que hace todo eso y más. A pesar de todo eso que sé, que es evidente, que es real, hoy cuestiono el que pueda.

KatePugsley

Más de una vez, muchas veces, me he jactado de la capacidad de nosotras de hacer varias cosas a la vez. He impulsado a otras mujeres cuando creían que no podían, les hice barra y las apoyé en el proceso. Lo cierto es que nadie te dice: “un día te vas a cansar, un día vas a querer deshacerte de todo… y eso va a estar bien, porque no eres un &%#% robot, no lo eres. Y no deberías sentirte culpable por eso”.

No has imaginado, deseado, un día, sólo un día, sin problemas, con puras soluciones, puras ideas maravillosas, realizables, posibles, que de sólo pensarlas ya están, ya está todo resuelto. Tus hijos tienen todo controlado, no hay tareas, no hay exámenes, juegan sanos y saludables, no pelean, no gritan, no se enferman, piden pichi o lo mejor, van a la baño solos. En el trabajo todo fluye, tu equipo funciona como reloj, todo va de maravilla, haces cosas, logras cosas, las personas conversan, no hay conflictos. En la Maestría el reto es pensar, nada más que pensar, compartir con otros colegas, no hay ensayos con formato APA que hacer, no hay TAF, no te ponen falta si llegaste minutos tarde porque tuviste una reunión importante en la oficina y no pudiste salir a tiempo. Y la plata, la plata no es un problema, tu cuenta en el banco fluye también, los gastos se pagan solos, el banco se encarga y mes a mes te manda una carta hermosa diciendo: ¡qué bien lo haces Lu, qué bien!

¿Lo has imaginado?

Pero no pues, el mundo real no es así. Este es el mundo real, caótico, a veces asfixiante, lleno de todo, de cosas maravillosas y cosas y situaciones que preferíamos no tener que pasar, tener, pero que ahí están y que configuran esta realidad, la mía, la tuya, la de casi todos. Hoy estoy abrumada, cansada, harta, hoy quisiera que hagan todo por mí, hoy no quiero hacer nada, no quiero tener problemas, que se resuelvan solos.

Hoy renuncio.

Lu

PD: Me calmo, el tiempo que me tome, pido a la buena onda que vuelva.

3 comments

  1. Hola Lu !!
    Necesitas un day-off… y por supuesto que te lo mereces … sin sentir culpa por eso !!
    rebelate y andate todo el dia al spa … a que te mimen …. !!
    Hoy usa el egoismo positivo y piensa en ti .. que pensando en ti le haces bien a los demas !!
    Animo !

  2. Me sIento tan abrumada como vos, con bronca de despertarme a las 7 para correr hasta las 23, que las niñas, el trabajo, el postitulo, un curso, las act extra escolares de la mas grande, una casa con la q por suerte mi marido me ayuda… por que tenemos que correr tanto? Porque toda la sociedad corre y no me enseñaron a ir contra la corriente, y no me quiero quedar afuera…
    Fui madre con un padre bastante ausente y todo lo q hacia era por mi hija, ahora que somos 2 creo que lo q hago es xq hay que ser y tener y… y a veces no se para que….necesitaba desahogarme con alguien q le pasara lo mismo jajaja… saludo lu! Cuando nos jubilemos estaremos tan tranquilas q seguro nos quejamos de eso!

    1. jajajajaja, seguro que sí. Que si ya no nos necesitan, que si ya no somo útiles, que qué vamos a hacer?

      Paciencia y buen humor 🙂

      Lu

Deja un comentario