7×7

Alejandra Sofía ha cumplido 7 años.

ale

Aquí un resumen de estos siete añazos:

  • Se le han salido 4 dientes (o ¿5?), el hecho es que es una “chimuela”, y millonaria porque el “Hada de los Dientes” la visita cada vez que un diente se cae $$$
  • En 7 años ha tenido sólo dos cortes de cabello, uno súper radical hace poco. La enorme cabellera que le llegaba hasta la cintura, pasó a ser un moderno corte hasta los hombros. Pero cual Sansón algo se fue en ese corte, el nivel de dulzura bajó y el de locura aumentó.
  • Está tan metida en la música que hasta tiene una lista sólo para ella en Spotify, canciones de Sui Generis, El Tri, Fabulosos Cádillacs y hasta un reggaeton suenan por ahí.
  • Nunca fue más difícil que comiera como este tiempo. Recuerdo cuando de beba escupía el jugo de la granadilla y dejaba claro que no le gustaba. Pero ahora es extrema, puede pasarse hoooooras en el almuerzo hasta que finalmente logra terminarlo. Pero dale gelatina y verás cómo en sólo dos segundos desaparece.
  • Se ha vuelto una Lego-experta, arma casas, arma edificios, con área de parrilla, estaciones de bomberos, carros y todo lo que el público desee.
  • Ha dejado claro que a la calle no sale en pijamas o mal vestida, no y no. No salió a la madre y a la hermana que sin problema van al supermercado en pijamas y babuchas 😛
  • Distraída como ninguna, eso jamás cambió, eso fue así desde el inicio de los tiempos.
  • Todo argumenta, y cuando digo todo, me refiero a todo y más aun. Hace unos días estuvo en el dentista y mientras tenía la mano dentro de su boca agregando flour, Alejandra le preguntaba por qué la crema dental para niños no tiene suficiente fluor :S
  • Adora estar con su hermana (aunque su hermana no adore estar con ella, todo el tiempo), la sigue a donde va y cuando la mayor está de humor son hasta cómplices, compinches, patas.
  • Habla, habla y habla.
  • Sabe desde tejer una chalina, preparar macarons de colores, hacer jabones artesanales hasta hacer mascarillas para quitar el brillo de la cara. No me pregunten cómo, sólo sé que sabe.

Existe tanto por contar acerca de Ale que faltaría tiempo, páginas y letras para contarlo todo. Es sumamente divertida, sumamente. Es compañía irremplazable, melosa como ninguna, cuestiona todo lo que puede y lo que no también. Sufre de “intolerantitis aguda” últimamente, pero andamos en son de cura.

Mi Ale, cómo me gusta olerte por las mañana mientras te abrazo, escuchar tus pasos -según tú sigilosos- yendo hacia mi cama. Tus “mami te quiero”, tus interminables ganas de hablar (aunque a veces quisiera encontrar tu botón de “apagar”). Mi “cosita”, adoro tu sonrisa y cada vez que tengo un día de “perros” te llamo porque tu voz me calma, veo las fotos tuyas y de tu hermana que tengo en la oficina y me dan paz y ganas de seguir.

7×7 porque contigo todo parece de hace mucho tiempo, porque no pareces de siete, porque eres más grande de lo que imaginé.

¡Felices 7 Ale!

Lu

Deja un comentario