El frío nuestro de todos los días

Nací a un mes de comenzar el verano, pero soy del invierno. Amo el frío, las chompas, aunque siempre tome el café frío. Me gusta andar abrazada y abrazar. Mis hijas tienen un súper poder, son dos pequeños calefactores, no importa cuánto frío haga acércate a ellas y estarás protegido.

Pasé de dejarme abrigar a taparme con mil colchas y no morir congelada. Es increíble cómo tu cuerpo se acomoda a la realidad que vives, a si estás sola o acompañada, a si es frío o es verano, es sabiduría pura. Lo cierto es que por más acciones para protegerme del frío este invierno ha sido uno de los que menos he disfrutado, es que invierno para mi significa compañía.

frio

En fin, felizmente vienen más inviernos 🙂

Lu

1 comment

Deja un comentario