Aquello que no dejas pasar

(…)Respira y canta.
Donde todo termina abre las alas (…)
“Así sea”, Blanca Varela.

Hay cosas que simplemente no se dejan pasar, situaciones, personas, oportunidades. También hay otras que deben esperar.

Sol

Y así fue, a pocos minutos de empezar el año 2014, estaba convencida de que quería pedir algo, sólo un deseo. Usaría todo para tener lo deseado, todo lo lógico y lo absurdo también. Y con mucha ilusión prendimos una antorcha, ahí se iba mi deseo. Luego -a las 12- tomé champán, comí uvas, puse lentejas en mi cartera, prendí/quemé otra antorcha… y volví a desear lo mismo. Una sola cosa. Con todo el corazón.

Pasaron demasiadas cosas el 2013, demasiadas. Puse de mi parte para que todo estuviera peor y lo logré. Entre las malas decisiones, la mala cabeza y el corazón arrugado me metí en problemas. El 2014 sólo quería hacer las cosas bien. Y ya sé, el último día del año es igual que el primer día del año siguiente, amanece a la misma hora, sale el sol, se oculta, las horas pasan, todo es igual. Pero hay una enorme carga simbólica entre las 11:59pm y las 12am, tanto tan grande que los deseos fluyen y son tantos que abruman y llenan de esperanza. Las ganas de recomenzar se activan, se enaltecen, te llenas de voluntad, alrededor todo es festejo.

¡Sólo quiero hacer las cosas bien!, grité.

Y así fue. La verdad no sé si todo lo que he hecho desde aquel 1ero de enero hasta hoy está o ha estado bien, pero lo que sí es un hecho es que he respirado paz, tranquilidad (no todo el tiempo, pero sí la mayoría), he sido consistente, congruente conmigo misma. He dicho sí y no cuando lo he decidido hacerlo. Me dolieron muchos “no” y varios “sí”, pero era lo que quería y tenía que hacer, me comienzo a hacer grande, menos dependiente de lo que hagan los demás, de mis fantasmas, de mis miedos. Me he vuelto la abanderada de mis sueños, me aliento a mi misma a buscar aquello que quiero. Y cada vez que me voy hasta abajo (porque aún -maldita sea- me voy hasta abajo), yo solita me hablo al oído: “vamos Lulú, vamos. Llorar esta bien, pero ya es hora de sonreír, de dar un paso más”, me doy un besito, respiro profundo -profundo- y sigo.

Estoy a la defensiva de lo que me hace sentir mal, lo siento pero ya no quiero. Me niego. Me gusta mi sonrisa, elijo ser honesta, elijo vivir en la verdad sea dura, sea fea. Y extraño, cómo es posible extrañar tanto, cómo. Y sigo, que así sea, me repito una vez más.

Y entre esta enorme voluntad, este sentirme tan decidida, un día me pidieron ser parte de una nueva empresa, de dejar aquel lugar en donde estuve durante casi 5 años y comenzar, otra vez, distinta, más grande profesionalmente. No la pensé tanto, era LA oportunidad, debía tomarla. A pesar de la enorme tristeza que me generaba dejar un lugar que me dio tanto, personas que me enseñaron y me acompañaron a crecer, que además se volvieron mis amigos, mis amigas, a pesar de todo, el 28 de febrero les dije: “hasta pronto, ya los estoy extrañando”. Y me marché, como diría Fito.

Y comenzó el colegio, y mi rutina se volvió una nueva rutina. Y comienzo a las 5am, a las 7:30am las niñas ya están el colegio y yo en camino al nuevo reto. ¿Por qué tan temprano? Porque salgo a correr, preparo algo de almuerzo para la pequeñita que se queda hasta las 3 en el cole, tomo una ducha y ¡me pongo bien bonita!. No paro hasta las 6:30pm, a veces un poco más, sé que pronto podría ser más. ¿Qué sucede con una Gerente de Recursos Humanos que entra a una compañía que tiene importantes oportunidades para mejorar su clima laboral?, sí, esa soy yo ahora y ese es mi reto y estoy trabajando duro y parejo para alcanzarlo, para superarlo. Y llego entre las 7:30 y las 8pm a la casa pequeña, mi casa llena de flores y fotos, de dos niñas que no paran de hablar, ay ¡cuánto hablan!. Y les pregunto qué hicieron durante el día, si se comieron lo que les preparé (a las 5am), si ya tomaron una ducha. Me siento al lado de la más grande y le cuento mi día, le encanta lo exagerada que soy, le encanta que le cuente todo. Yo lo disfruto.

Y la más chiquita salta a nuestro alrededor. Y le cuento un cuento y le digo que no sé jugar ciertos juegos que ella me cuenta, pero que claro que sé jugar, sólo quiero escucharla contarme, explicarme. Su carita, sus manos, es tan exagerada como yo. Muero por ellas, a veces las quiero encerrar en sus cuartos también 🙁 Lo siento, además de mamá soy un humano que se cansa.

Y tengo un excel con mis cuentas, y las he pagado casi todas. Casi. Aún hay esfuerzos adicionales por hacer, aún no hay tanta paz por ese lado, pero lo cierto es que ahora sí respiro. Así como hoy que escribo mientras estoy en un hermoso lugar, tomando un rico café, pensando solamente en que no debo dejar de escribir. Me gusta, me libera, me conecta con personas que me interesan, ustedes.

He bajado varios kilos, me siento bien, me gusta que la ropa me quede, me guste sentirme a gusto con mi cuerpo, conmigo. Extraño pero estoy en paz, extraño pero no quiero volver a la locura, extraño y sigo extrañando. Aún ahora, casi un año y medio después, duermo usando sólo la mitad de mi cama. Es muy divertido, me obligo a usarla toda, por la mañana cuando despierto me veo nuevamente en “mi lado”, y pienso: “tu lado es toda la cama, no una parte de ella”. Y sonrío.

Así van mis días, leo mucho, ahora leo mucho. He devorado el “Prosas apátridas” de Julio Ramón Ribeyro, me regalaron y leí en un día el “Camino a Babel” de Blanca Varela, y ahora su “Concierto Animal”. Hermosas e inolvidables las letras que llegan a mí. Sigo tomando mucho café, más ahora, mucho más. Tengo nueva música. Mi Anita cumple 15 años en sólo mes y medio… y cada vez que lo recuerdo se me llena de todo el corazón, mi chiquita, mi eterna chiquita.

Lamento el exceso de historia, sólo comencé a escribir y no pude parar. Sigo aquí, tan imperfecta como al principio.

Hablamos,

Lu

13 comments

  1. ……. y con quién se quedan tus hijas en la tarde? quién las ayuda con las tareas? ……….. una se siente tan culpable por el TENER que trabajar y cuidar lo mejor posible a los hijos. tengo la suerte de trabajar medio día tres veces por semana, pero no sé si el próximo año será así. el 2015 planeo mudarme y encontrar un nuevo cole para mis chuquis, espero todo salga de acuerdo a lo planeado.
    mientras tanto, sólo sentirme culpable por salir corriendo en la mañana, por querer que dejen de sonar vocecitas un momento, por esperar que todo el tiempo no me pidan algo, por esperar que le pidan algo a su padre que tengo al lado y no sólo a mí!! y sentirme culpable todo el tiempo por todo lo anterior también……. que difícil es ser mamá.

    1. Hola Nel
      un consejo aunque sea de un conejo… no te sientas culpable .. somos humanas .. nos cansamos, nos estresamos …. el sentirte culpable no te va a dejar ni disfrutar cuando estas con tus hijos … y en algun momento estallaras.

      Pide ayuda . .no te quedes callada .. las mujeres tenemos el problema de creernos super mama … con eso de “mama lo puede todo” .. nos hacemos mucho daño … pide ayuda al padre .. los hombres no se dan por enterados ….

      Y date tiempo .. respira … el ser mama es un gran regalo de Dios .. como para estar estresadas todo el tiempo.

      Yo era asi como tu .. hasta que reaccione … no te culpes … estoy segura que haces lo mejor que puedes !! besos !!

  2. Un escrito muy real … muy profundo … y te entiendo perfectamente … y practicamente tengo los mismos sentimientos en cuanto a que aceptar y que no …..

    Tu honestidad en contar lo que pasas y sientes .. hace que uno te quiera, te admire y se sienta parte de tu circulo … ademas de darnos la tranquilidad que no somos las unicas que pasamos estas cosas ……. a veces una piensa que es la unica en el mundo que le pasan ciertas cosas .. y no es asi !

    Mucha suerte en todo Lu ………….. !!

  3. Lu, ya te encontraste, ahora tomate de la mano y sigue «adelante siempre adelante»como.diria el Principito, disfruta vive rie sige soñando y no pares no pares nunca de escribir…

  4. Que hermoso y que difícil a la vez, pero te admiro de que seas capaz de seguir y darte ánimos, reinventar tu historia y la de tus hijas, nuestros hijos siempre serán nuestro impulso y fuerzas…así que adelante!!
    te deseo lo mejor y que puedas seguir compartiendo con nosotras, que este compartir nos inspira y nos alienta a seguir, un poco más acompañadas un poco reconfortadas…

  5. Hola Lu, se te extrañaba mucho.
    Pasamos a veces a la distancia cosas tan parecidas por extrañar por esa cama que ahora tenemos a la mitad.
    Un abrazo.

  6. Hola lu
    Así es amanece cada día y cada día es un reto desde el principio hasta el final, hasta pensamos que es rutinario, y nos volcamos en mil emociones cada día, Yo te animo y te felicito por el esfuerzo que haces cada día, contigo, con tus niñas, con tu vida , pero recuerda que esa fortaleza, esa dirección y esa paz que tanto anhelamos Dios nos la da en abundancia, cuando se la pedimos, así que te recomiendo que converses con él y veras como te reconforta, te acompaña , te anima, te cuida, te apapacha, te da inteligencia, sabiduría y amor y solo por que así es él, Amor
    un Abrazo y bendiciones .

  7. La vida nos ofrece muchos retos y de pronto nos encontamos con cambios que revolucionan nuestra vida, pero hay constumbres que nunca perdemos, verdad? por lo menos, hay algunos que tardan un poquito.

  8. Benditas somos de ser mujeres y acompañarnos entre todas por esta vida, gracias Lu, por compartir aquellas vivencias, sentimientos y sensaciones, te liberan y te ayudan…GRACIAS POR SER TU!!! TRANSPARENTE! Un abrazo.

  9. Hola, la verdad se extraña aquella persona, duermo como tu al costado de la cama. Lo mejor es reencontrarme y verme que crezco como persona, y se van cerrando círculos y solo eso, solo seguir. Q bueno que sigas luchando por se Lu.

  10. Que bueno Lu por tí y por las niñas… como dices era LA oportunidad y a veces sólo se presentan una vez y hay que tomarlas. Siempre pienso que todo cambio es para bien y en éste caso para las tres… ahora lo que te toca dar es calidad de tiempo para ellas y que sigan viendo en su madre a la mujer que sale adelante y lucha por lo que quiere… Muchos éxitos y buena vibra para todas… y por fa no dejes de escribir, muchas nos leemos entre tus líneas y es muy buena terapia también <3

Deja un comentario