El librero de Anita: “El libro de la educadora”

Volvió El librero de Anita, esta sección creada para recomendar y compartir títulos, libros que nos gustan, para grandes y pequeños. De historias fantásticas, investigaciones, reflexiones y más.

Y esta vez volvemos con la recomendación de una mamá, Charito, que devora libros y que, felizmente, comparte el mismo entusiasmo con sus pequeños hijos. Hace un tiempo ella encontró este libro en el librero de su oficina, lo leyó, lo llevó a casa, lo compartió y un día -emocionadisíma- me dijo: ¡tenemos que contarle a otras mamás de este libro!.

Aquí su recomendación: “El libro de la educadora”

¿A quién no le ha pasado? Luego de un año de leer/recordar/inventar historias y cuentos para ir a dormir… finalmente nos quedamos sin repertorio.

Encontré este libro que se llama “El libro de la educadora” aunque creo que se equivocaron con el nombre, debería llamarse “El libro de mamá y papá” porque está lleno de recursos, ideas, juegos, y un sinfín de temas para que nuestros niños nunca se aburran y siempre tengan algo nuevo que hacer, que aprender, que jugar con nosotros.

libro-de-la-educadora_85fc033f

En la primera parte hay un resumen sobre la evolución y el desarrollo psicomotor y social de los niños por edades, desde que nacen hasta los seis años. Si bien es cierto que cada niño avanza a su ritmo y no debemos presionarlos para que vayan más allá de donde naturalmente pueden ir, hay ciertas señales que de manera general no debemos perder de vista.

Contiene también poemas, desde los más pequeñitos de solo dos líneas, que un niño de tres a cuatro años puede comprender y recordar con facilidad, hasta los que son un poco más elaborados que podemos ensayar y aprenderlos con nuestros niños más grandecitos. ¡Podemos preparar un pequeño recital en casa! (Yo hice que Fati, mi hija mayor, se aprenda un par y se los recite a su papá, te imaginarás las lágrimas…)

Foto 1

Foto 2

Luego vienen más de trescientas adivinanzas, desde las más simples hasta las más originales, y la misma cantidad de trabalenguas, desde los más básicos hasta los que te exigirán un poquito más de entrenamiento. No pueden faltar los cuentos y leyendas, algunos de pocos párrafos y grandes ilustraciones para los niños más pequeños, y luego otros un poco más extensos para los niños más grandes.

Imprimir

Foto 6

Manualidades para trabajar juntos en casa y, porque los números no tienen por qué ser aburridos, hay una sección de matemáticas divertidas.

Foto 5

Finalmente una relación de canciones ilustradas, breves, fáciles de aprender y cantar ¡y con partituras! por si quieres darle un toque más profesional.

Imprimir

En resumen, son ochocientas páginas ilustradas que niños y adultos no vamos a poder dejar de disfrutar, mirar y mirar…

¡Quiero ese libro! Mi repertorio de adivinanzas se terminó hace tiempo y ahora invento cualquier cosa, ante las que Ale solo me dice: “eso no es adivinanza”. Pueden encontrar “El libro de la Educadora”, de editorial Lexuz en Librerías Crisol, la inversión es S/120 (que si identificas costo/beneficio notarás que estás ganando).

Hablamos,

Lu

1 comment

  1. buen dato , y si tienes razon, ya los cuentos se nos agotan y necesitamos una refrescadita jajajaj a gracias
    saludos

Deja un comentario