¿Pañales de tela?

Hace mucho que quería escribir acerca de este tema, pero la verdad es que no he usado los pañales de tela (los modernos tipo calzoncito, no los de tela blanca en forma cuadrada que seguro nos pusieron a ti y a mi cuando éramos bebés). Entonces, si no sé algo, pregunto. Y le pregunté a una usuaria y amiga de esta casa. Se trata de Virginia De Los Ríos, mamá de Catalina, y empresaria de la marca Be Eco, de la que muy pronto les comentaré.

Virginia sabe del tema, su pequeña ha usado estos pañales y ella además está muy metida en el tema ecológico. Tiene un blog en el que comparte eco ideas y experiencias, pasa por ahí y entérate de todos los datos que siempre comparte.

Virginia es colaboradora nuestra y le doy la bienvenida y un gran agradecimiento por su tiempo para escribir por aquí y por su buenísima onda. Aquí va su primera nota en la que busca desterrar mitos, compartir su experiencia y mostrarnos los pros y contras del uso de pañales de tela.

Valentín pañal SW

Aquí va:

Una opción verde y moderna:  El uso del Pañal de Tela

Durante los últimos años, existe una tendencia en la que cada vez más mamás modernas se acercan a estos pañales, que tantas ventajas y beneficios aportan, no sólo por ser una opción ecológica que respeta el medio ambiente, sino también porque cuida la delicada piel de los bebés y sobretodo porque es una alternativa económica ya que el gasto en pañales de tela es mucho menor que con los desechables.

Pañales de la marca Kunana

A pesar de que el uso de pañales de tela está resucitando con fuerza en el siglo XXI, cada vez que comento que he empezado a usar pañales de tela con mi hijita Catalina, me miran con espanto.  Supongo (porque en algún momento yo también lo pensé), que asocian esa idea con el trabajo y el tiempo extra que esto representa, así como no saber cómo se hace en caso de las deposiciones.  Pero no, no es el caso.  Así que en las siguiente líneas, les cuento un poco sobre mi experiencia con estos pañalitos, a ver si alguna de ustedes se anima por el cambio.

Al estar embarazada, leí un poco sobre la existencia de este tipo de productos, sin embargo a pesar de considerarme una persona que hace lo posible por respetar el medio ambiente, de plano dije NO porque me imaginé que sería demasiado trabajo y opté por la decisión más fácil.

Al pasar los meses, tuve la oportunidad de informarme muchísimo más.  Me sorprendí al descubrir que el mundo de los pañales de tela es inmenso (existen en este momento en el Perú diversas opciones, diferentes diseños y modelos), así que logré constatar que son una alternativa económica, ecológica y saludable.  Sin más vueltas, decidí adquirir un pack de 10 pañales de la marca mexicana Ecopipo, de colores variados, con broches y pega-pega, cuyos insertos están elaborados de tela de bambú.  Compré únicamente 10 ya que como mi Cata estaba a punto de cumplir un año, no era necesario tanto cambio de pañal.  Lo primero que debes hacer es  lavarlos para que obtengan el máximo de absorción.  Al tener todo mi stock listo, empecé a usarlos.  No me lleva mucho más tiempo que poner un pañal normal y lo mejor es que al ser un material natural, no es necesaria la aplicación de cremas anti-escaldaduras.

Ecopipo adentro
Si bien se ven más abultaditos que los desechables, vi a mi hijita muy cómoda, como que no sintió para nada el cambio.  Conforme se van ensuciando los pañales (no dejar pasar más de dos días sin lavarlos), los meto tal cual en un balde tapado y al momento de meterlos a la lavadora, retiro los absorbentes, los pañales que tienen pega-pega los cierro para que no maltraten a los otros, pongo una pizca de detergente líquido y listo.  La frecuencia del lavado dependerá de la cantidad de pañales que tengas.  Ojo que los pañales de tela no se pueden lavar con suavizantes, ni con jabón en barra o en escamas,  ya que quitan el poder de absorción que éstos tienen.  Al terminar el ciclo de lavado, se cuelgan y listo.  Tomen en cuenta que cada mes o cada dos meses sí es bueno hacer un lavado más profundo, para quitar residuos de detergente o minerales que puedan haberse acumulado.  ¡Eso es todo!  Como ven, es tan simple como lavar ropa.

Pero ahora me preguntarán:  ¿Y cómo se hace con un pañal con popó?   Pues para esto, se sugiere el uso de filtros de papel desechable, a fin de proteger el pañal.  Si tu bebé hizo popó, se saca el papel y simplemente se tira al inodoro.  En caso se llegase a manchar el pañal, lo que yo hago es lavarlo en ese momento con una pequeña refregadita y sale al toque.  La tela que tiene contacto con la piel del bebé se llama Microfleece y es muy fácil de lavar y desmanchar.

pañal con liner

Si tuvieras que salir, lleva la cantidad de pañales de acuerdo a la frecuencia con la que acostumbres cambiarlos.  Los pañales sucios los meto en una bolsa impermeable y los llevo dentro de la pañalera de mi hijita.

Durante las noches es recomendable utilizar una inserción nocturna o más relleno, conforme lo necesite el bebé para que despierte seco.

¿Utilizo exclusivamente pañales de tela?  No, siempre tengo un paquete de pañales desechables en mi casa en caso me quede sin pañales limpios, si voy a la playa o de paseo (aunque ahora también hay pañales de tela para piscina, ¡también con diseños hermosos!).

PROS

  • Son más económicos.  Sacando cuentas, un pañal desechable por lo general te puede costar S/1.00, considerando que al día se hacen aproximadamente 8 cambios de pañal, tenemos que se gastan S/8.00 diarios durante 730 días (dos años es la edad aproximada en la que los niños controlan sus esfínteres), lo que da un total de S/5,840.00 gastados en pañales desechables vs. el costo de los packs de pañales desechables.  Por ejemplo, un pack de 10 pañales unitalla, puede costar aproximadamente S/500.00 y con éstos te puedes bandear hasta que tu bebé deje de usarlos, por lo tanto el ahorro es más que evidente.
  • Son ecológicos.  Se usan muchas menos materias primas para fabricar 10 pañales de tela, que para fabricar los casi 6,000 desechables. En la producción de esta cantidad de pañales, se emplean cinco árboles.  Se estima que entre el 2% y 4% de los residuos urbanos totales son pañales desechables.  Un pañal desechable tarda aproximadamente 300 – 500 años en degradarse, pero como no vemos los vertederos ni las consecuencias de estas prácticas, podría parecer que el problema no existe.
  • Son más saludables.  Los pañales de tela modernos son la opción más delicada y suave para la piel de los bebés, ya que le permite respirar.   Al no tener químicos que disfrazan el olor, sabes perfectamente cuándo es necesario cambiar el pañal de tu bebé.
  • Son lindos.  Los diseños son bonitos y originales.  Te vas a sentir contenta cuando cambies el pañal de tu bebé en algún lugar público ya que serás la envidia de todas las mamás que usan los pañales desechables con diseños iguales y aburridos.
  • Si llegaras a tener otro bebé, puedes volverlos a usar sin ningún problema, lo que sería doble ahorro para ti.

CONTRAS

  • Debo ser honesta y decirte que sí se pierde algo de tiempo con el tema del lavado y luego para colocar los insertos y dejar los pañales listos para usar, pero esto se puede hacer mientras se ve un poco de tele y ya.
  • Adicionalmente al costo de los pañales de tela se debe considerar también el gasto del agua y de la luz, sin embargo, haciendo números te darás cuenta que el ahorro no tiene comparación.  Además existen estudios en los que se demuestra que se gasta mucha más agua, luz, químicos y otros materiales en fabricar los 5, 840 pañales que utilizarías en dos años, en relación con los 10 pañales de tela, que como son unitalla, los usarás en el mismo lapso.
  • Debes estar pendiente del stock que dispones y organizarte para programar a tiempo el lavado.
  • El desembolso que se realiza al momento de comprarlos es grande, uno ve S/500 soles en pañales y se asusta, pero ten por seguro que en un par de meses este gasto queda totalmente amortizado.
  • Aquí en Perú queda mucho camino por avanzar (¿sabían que en otros países se reúnen para intentar batir el Récord Mundial de Cambio Simultáneo de Pañales de Tela?), por eso, les sugiero mucha lectura, en internet hay mucha información, no sólo sobre este tema, pregunten, conversen con sus amigas, sobretodo escuchen, no se cierren a una idea sin antes conocer un poco más sobre ella.  Si realmente quieres hacer algo importante por la Ecología, al usar estos pañales tienes la gran oportunidad de hacerlo.  Sí requerirá cierto esfuerzo de tu parte, en el sentido de que probablemente añadas unas cuantas lavadas al mes, pero a cambio estarás haciendo un gran aporte al planeta y sobre todo a tu bebé.

Virginia nos dejó los datos de KUNANA Pañales Ecológicos de Paola Campodónico, quien desde hace casi dos años, es la Distribuidores Exclusivos en Perú de los pañales Ecopipo y Blueberry.

kunana logo

pañal

Gracias Virginia por esta primera nota, ¡queremos más! Los pañales de tela son una opción para quien desee tomarla.

Hablamos,

Lu

DATOS:
Pueden encontrar a Be Eco en: facebook.com/BeEcoPeru
Pueden encontrar a Kunana en facebook.com/kunanamamabebe, en su página web www.kunana.pe y a través del correo kunana.info@gmail.com

Deja un comentario