Casi 5 meses

Casi cinco meses han pasado desde que mi vida cambió. Casi 5 meses de no consultar antes de tomar una decisión (salvo las que tienen que ver con mis hijas), de ser quien cierra las puertas y las ventanas cuando las niñas ya están dormidas, de comprar el vino sólo para mi.

He ido al cine sola (por primera vez en mi vida), también al teatro. Me corté el cabello, me lo corté chiquito. He tomado buenas y pésimas decisiones, me he caído y me caigo aun todos los días y, enseguida (a veces no tan rápido), me he levantado.  Cuando mis hijas no han  estado me la he pasado metida en mi cama, mi casa completa cuando ellas no están se reduce a mi cama, de ahí no he salido, uno, dos días. Levantarse cuesta, cuesta bastante, pero se puede, se debe.

He visto pasar mi vida y le he gritado: “¡por favor detente, no vayas tan rápido!”. Las niñas van bien, Ale se presentó el segundo día de colegio diciendo: “Soy Ale, tengo una hermana y dos casas, en una vivimos con mi mamá y en otra con mi papá. Gracias”. Cada vez que lo recuerdo se me arruga el corazón, pero no de pena, pienso “lo hicimos bien” su papá y yo, sentamos una base importante desde años atrás  para que situaciones difíciles como esta -nuestra separación- no las afecten, tanto.

Qué miedo se siente, estar sola por primera vez, pero sola de verdad. No es que mi esposo se fue de viaje, o yo me fui de viaje y en algún momento volveré a mi casa. No, aquí no hay vuelta. Eso da miedo, mucho. ¿Cómo se hace? Si nadie te enseña cómo vivir en matrimonio, menos te enseñarán cómo vivir separada (y con hijos). Felizmente (y sinceramente vivo agradecida de eso) el papá de mis hijas tiene mucho que ver con que esta nueva vida para todos funcione. Acerca de las niñas la tenemos clarísima, estuvimos claros desde el día cero: tranquilidad y seguridad para ellas. Nosotros, nosotros somos otro tema, no menos importante, sólo otro tema.

Y aquí seguimos, a veces arriba, otros días abajo. Repitiéndome a mi misma: “todo va a pasar, todos vamos a estar mejor”.  Estoy asumiendo las consecuencias de mis actos, los pasados, los de hace años, los del año pasado, los de hace unos días. Todos y cada uno, y a seguir adelante, no se puede uno quedar en un momento de su vida, ni si fue bueno y menos si fue el peor. Hay que seguir, se hace vital.

Lo cierto es que ando algo cansada de estar triste, quiero ser feliz, aunque cueste.

Hablamos.

Lu

11 comments

  1. Si Lu la separación o el divorcio son etapas muy complicadas, pero esta en nosotras darnos la fuerza para seguir con una sonrisa y sobre todo ofreciendo a nuestros hijos lo mejor de lo mejor siempre.

  2. vamos Lu!!! tu puedes!!! sé feliz!!! un día me dijiste “nada dura para siempre” lo recuerdas? Muchos abrazos!!! hartas energías positivas! 🙂

  3. Te deseo lo mejor del mundo, tu eres una persona muy grande y lograras lo que te propones, el tiempo a partir de los primeros meses que parecen pasar lentos empieza a correr. exitos

  4. Sí, Lu, a veces cuesta, las lecciones de la vida se aprenden de una manera muy dura, a veces cuesta perder y recomenzar, pero solo el tiempo ayuda, solo eso, a medida que pasen los dias, a medida que pasen los meses todo sera cada vez diferente,mejor, tranquila, el tiempo pasara.

  5. Sos tan valiente amiga, me sacaste las lágrimas de admiración. Que etapa más difícil esta.

    QUe ganas de abrazarte que tengo!

  6. Lu, amiga! una bella canción que conozco dice: “Vé tus bendiciones, cuenta y verás! cuantas bendiciones de Jesus tendrás! como afliiciones nunca mas tendrás! Animo amiga! Tu eres una personas muy valiente y en esta prueba tan fuerte, sé que sabrás sobrellevarlo, recuerda confirmar en un ser todo poderoso, que sin él, nada somos, Dios.
    Te quiero y admiro mucho Lu! 🙂

  7. Tu decision me parece muy madura con respecto a tus hijas, y lo de ustedes, es Otro tema, lo se.
    Soy mama de dos varones, y estoy divorciada, esos primeros meses son terribles pero pasan, y pasan bien. Lo pasado pisado, recuerda cada momento con mucho cariño, agradece por haber disfrutado de tu pareja, siempre recuerda lo bueno, y no guardes rencores, si tu diste mas o el lo hizo ya no importa, importa que crearon lazos hermosos que comparten, y que siempre siempre tus hijas los tendran, pase lo que pase. Y en tu Tema, Sal, no te quedes en casa, los dias que ellas no estan, engriete, encuentrate a ti misma, lo que eras antes, aprende a reirte de la vida, no eres la primera ni la ultima!! Me encanta leer que ya te cansaste de estar triste, Ahora para adelante, a salir, a disfrutar, a respirar otra vez..

  8. Gracias Lu, por contarnos tu experiencia, resulta reconfortante saber que no somos las únicas que atravesamos x problemas así, no sabes lo enriquecedor que es leerte , nos das un consejo partiendo de tu propia experiencia, gracias Lu y a seguir adelante x nosotras y nuestros hijos!!!!

Deja un comentario