Ay de estos días…

Es evidente, por aquí no ando casi nada. He dejado mi casa virtual empolvándose, le están saliendo telarañas y seguramente que las flores que habían dentro se andan secando. Lo siento. No saben la cantidad de trabajo que tengo, he priorizado: 1. mis hijas, 2. mi trabajo, 3. mi casa virtual. Lo demás va fluyendo.

Pero voy a encontrar una forma, un sistema, es que si no escribo algo me da. Y entre mis dos prioridades ando realmente cansada (pero feliz), y pensando en tantas cosas a la vez que a veces no estoy en donde estoy físicamente. Mi pensamiento tiene esa capacidad, vuela y vuela a lugares impensados (paradójicamente).

Y en ese pensar-hacer-pensar-jugar-pensar-reflexionar-hacer tareas-pensar hay cosas que han pasado y con las que me he reído hasta que la panza me dolió, pero ya son tan recurrentes que comienzo a preocuparme. Por favor, no se alteren, aquí van en orden según cuando sucedieron:

  • Antes de ayer casi pongo a mi Ale (5 años) en la maletera del carro. Nos íbamos a comprar dulces, yo llevaba de la mano a Ale, abrí todas las puertas del carro, me fui a la maletera sin soltar la mano de Ale. La levanté para meterla ahí, ella me miró con cara de “pobre mujer, ya ni se da cuenta de nada” y me dijo: “mamá, creo que te estás confundiendo”. De inmediato me di cuenta y la abracé fuerte. Nos reímos, mucho.
  • Hoy pasé café, sin café. Todas las mañanas, lo primero que hago es pasar café. Pongo el café para pasar en la cafetera, agua hervida y listo. Hoy puse el agua hervida y nada más. A los minutos veo que el “café” ya había pasado, pero era sólo agua. A hacer la operación nuevamente, me dije a mi misma: “mamita, ¡atenta!, pon el café esta vez”.
  • Usé el cepillo de dientes de Ale. Hoy también. Casi antes de entrar a la ducha, iba la lavarme los dientes, agarro en cepillo (el mío, según yo), pongo la pasta y comienzo a cepillar. “Qué grandes están mis dientes”, pensé “o ya se me achicó el cepillo”. Vi y era el cepillo de Ale 🙁

Estas son solo algunas “perlas”, creo que necesito descansar :/

Hablamos,

Lu

 

5 comments

  1. Efectivamente es por falta de descanso y los pensamientos brincando en tu cabeza, y lo del café me pasó un par de veces pero nomás sin café no se despierta mi cerebro y no se deleita mi olfato. Que la fuerza y el humor te acompañen Lu!

  2. Hay Lu me has hecho reír duro…..a veces pasa eh!!! si que pasa, que hacemos cosas muy fuera de lugar sin darnos cuenta, creo que todas pasamos por eso, menos mal nos damos cuenta a tiempo y nos reímos jajajaja….trata de descansar un poco y relajarte mas……buen día!!!!

Deja un comentario