¿Qué hacemos ahora?

La pregunta que nos hacen nuestros hijos a cada ratito durante las vacaciones, y no se trata de mantenerlos ocupados todo el día. Es necesario dar espacio para el juego libre y -algo súper importante- ser parte, en la medida de lo posible, de estos juegos.

Y no es necesario hacer nada complicado, al contrario, y los niños tienen la gran habilidad de crear alucinantes juegos de la nada, hasta con piedras. Y hablando de piedras, ¿qué tal si las pintamos? ¿qué tal si creamos personajes a partir de ellas? ¿Qué tal si jugamos?

Aquí una ideas muy simples pero absolutamente divertidas:

piedras1

piedras

piedras3

piedras2

¡A jugar!

Hablamos,

Lu

1 comment

  1. Sí, terrible, terrible tener que enfrentar a las vacaciones de los chicos y la terrible pregunta, qué puedo hacer? Lo peor es que para hacerme esa pregunta me llaman todo el día a la oficina, como te explico que llego al colapso al poco rato.
    Mi esposo una vez les dijo, lo siento, así son las vacaciones, aburridas…ja,ja,ja…
    Buenas ideas, me gusta mucho, además que piedras hay por todos lados y bueno, el psiquiatra de mi hijo nos recomendó que para las vacas le demos a cargo un proyecto, para que se entretenga y además tome la responsabilidad…me rompo la cabeza y no sé…creo que le diré que arme un equipo de fútbol con las piedras…pero con cancha incluída…!!!

Deja un comentario