“Mamatón” en Costa Rica (y el poder de mujeres valientes ♥)

Imagina esta situación: tu hijo/a de meses tiene hambre, estás justo en un centro comercial, te pide la teta, es la hora de comer. ¿Qué haces? Le das de comer, ¿cierto? Te acomodas, te sientas y calmas el hambre de esa pequeña personita. Ahora, qué pasa si mientras alimentas a tu hijo se te acerca un guardia de seguridad y te dice que ahí donde estás -algún lado del centro comercial- no puedes hacerlo, que ahí donde estás NO PUEDES ALIMENTAR A TU BEBÉ. ¿Qué haces? ¿Te vas? ¿Estás haciendo algo malo al alimentar a tu hijo? ¿Algo indecente? ¿Poco digno? ¿Se trata de exhibicionismo? o se trata de DAR DE COMER A TU HIJO.

Esto mismo pasó en Costa Rica, pero quienes administran el centro comercial no sabían que aquello que hicieron/prohibieron levantaría la indignación de un grupo de mujeres, mamás, valientes, empoderadas y defensoras de la lactancia materna como un acto de amor y vida, no como todo los chistes que la gente -que no sabe y es prejuiciosa- se inventa.

Una de estas mujeres fue Nuria Badilla, mi amiga (Y ORGULLOSA LO GRITO). Nuria es psicóloga, mamá, blogger y una mujer absolutamente consecuente con aquello que dice y hace (quiero ser como ella cuando sea grande). Nuria y un grupo de mujeres organizaron la primera “Mamatón” en Costa Rica, a modo de “solidaridad y también como un llamado de atención y de alerta para que estas situaciones no vuelvan a ocurrir”,  tal como lo indicó Ariane Grau, otra de las organizadoras.

A partir de la creación del evento -y aún hasta ahora- una serie de comentarios injustificados, mala onda, desinformados, llenos de ignorancia, se hicieron. Lamentablemente muchos de ellos venían de otras mamás, todos ellos tildaron a Nuria y a todas las participantes del evento, de exageradas, ridículas, exhibicionistas, y más, mucha más ignorancia.

 ¿Alguna vez tendremos una sociedad que realmente apoye la lactancia? Que no busque ocultarla, que promueva de manera abierta y clara sus beneficios. La lactancia debería ser algo normal, natural, no un acto a sexualizar. La lactancia materna no es obscena, es vida, es amor. Y mientras que en centros comerciales, restaurantes, y diversos lugares públicos se siga prohibiendo que las madres alimenten a sus hijos, nada se habrá avanzando en la dura tarea de naturalizar la lactancia. Mientras te parezca mal que una madre de la teta delante tuyo, pero te parezca normal que alguien fume delante tuyo (aunque esté comprobado el daño que te hace), seguiremos siendo una sociedad insegura, inconsecuente, pobre, que no apoya a las madres, ni a sus hijos.

Nuria, eres genial.

Hablamos,

Lu

IMAGEN: Tomada de peru21.pe

3 comments

  1. Hola Lu
    Yo no entiendo porque tanto escandalo que le den de lactar a un bebe … si acada rato en las noticias salen chicas semicalatas, igual en los periodicos… eso si deberian prohibir !!

  2. Las mamas que criticaron la mamatón claramente no dan de lactar y no viven esa maravillosa experiencia entre una madre y su bebe.

  3. Ignorancia completa. Solo critican y quieren hacer sentir mal a las madres que damos o hemos dado de lactar. ahora vemos a nuestros hijos sanos y hermosos y nos sentimos orgullosas de haberles dado leche materna. particularmente yo le di a mi hijo de 3 años hasta los dos años. y ahora que estoy esperando mi segundo hijo pienso hacerlo tambien.alguien me lo va a impedir?

Deja un comentario