Psicosis…

Esto fue el jueves de la semana pasada, es de terror, recomiendo que no lo lean los niños. No, no lo recomiendo, advierto: esto no debe ser leído por niños, hasta los adultos entraremos en pánico.

Les contaba, era jueves y a Ale, mi hija de 4 años, los síntomas de la gripe la tenían sumamente fastidiada, pero aún con todo eso ella conservaba su clásico buen humor. Mocos, tos, nariz congestionada y se sumó una conjuntivitis. Decidimos llamar al doctor, la conjuntivitis había que tratarla de inmediato y los síntomas de la gripe manejarlos. Llegó el doctor y Ale fue muy proactiva, inhalaba y exhalaba cuando el doctor le pedía, habría grande la boca para ver sus amígdalas y sin renegar, le dijo al doctor: yo tengo todos los instrumentos que tú tienes, yo curo a mis muñecas 😉

Todo iba genial. El doctor nos dijo que no era necesario ponerle alguna inyección, que como no había presentado fiebre lo mejor eran los antibióticos en jarabe. Todos nos alegramos, no iban a haber lágrimas, ni gritos, todos éramos felices (qué ilusos fuimos). Nos dejó algo de 4 jarabes, pensamos que no habría problema, Ale -desde hace un tiempo- toma tranquila sus jarabes.

Se fue el doctor y le dijimos a Ale que era hora de tomar los jarabes, le dimos un vaso con agua y empezamos con el primero (de ese no pasamos). Lo que vino después fue extraído de película de terror, fue alucinante, jamás visto, alguien se llevó a mi positiva y amable hija y me dejó a Samara de la película El Aro, o a la protagonista de El Exorcista, o a cualquier niña de terror que hayan visto en alguna película, con la que única diferencia que esto que les voy a contar es real.

  • Yo: Ale toma este jarabe, ummm sabe a fresas, ¡qué rico!
  • Ale: kdjheurejfkdjfhuty (tapándose la boca me hablaba)
  • Yo: Ale no te entiendo, saca la mano de tu boca y toma el jarabe.
  • Ale: dhkshfkhrreiuthiueth (tapándose la boca me hablaba)
  • Yo: Ale, es un jaraba riquísimo, si quieres decirme algo y que te entienda saca la mano de tu boca.
  • Ale: No lo voy a tomar.
  • Yo: ¿Ah?
  • Ale: No lo voy a tomar, es un jarabe que no conozco.
  • Yo: (Entrando en desesperación). Para que lo conozcas debes probarlo primero, sabe a fresas.
  • Papá de Ale: ¡Qué rico sabe a jugo de fresas! (probando el jarabe, sí, a veces probamos los jarabes para que Ale se los pueda tomar)
  • Ale: ¡No quiero tomar ese jarabe!

Y la locura comenzó. Llanto y gritos: ¡NO QUIERO TOMAR ESE JARABE, NO VOY A TOMAR ESE JARABE, NO CONOZCO ESE JARABE, YO NO TOMO JARABES! Mientras se tapaba la boca y mientras nosotros ya estábamos desesperados y sudando.

  • Yo: Ale vas a tener que tomar el jarabe ¿o prefieres una inyección? (sí, muy mala persuasión 🙁 )
  • Ale gritaba más: NO QUIERO INYECCIÓN, NOOOOO, NO QUIERO JARABE.

Su cabeza comenzó a girar 360 grados, no mentira, pero sentíamos que faltaba poco. Lo que sí hizo fue correr, corrió por la sala tapándose la boca y gritando: ¡NO VOY A TOMAR JARABES QUE NO CONOZCO! Nosotros corríamos detrás de su boca, tratando de agarrarla y hacer que tome el jarabe.

De repente nos dijo/gritó: DÉJENME SOLA, ME VOY A MI CUARTO, QUIERO ESTAR SOLA, NO QUIERO JARABES. Con la cara más molesta -creo que fue la primera vez- que la hemos visto jamás, llorando, rabiando. Y desde su cuarto gritaba: ¡NO VOY A TOMAR JARABES, QUIERO ESTAR SOLA, SOLA, SOLA, NO QUIERO ESTAR CON NADIE, ENTIENDAN!.

Fuimos hasta su cuarto y más firmes le pedimos que se lo tome, el resultado: ¡ganas de vomitar! Su papá la llevaba al baño y ella gritaba: ¡NO QUIERO VOMITAR, YO NO VOMITO EN EL BAÑO, YA VES QUÉ PASA CUANDO TOMO TU JARABE, NO QUIERO VOMITAR EN EL BAÑO! Finalmente no vomitó, se calmó, todos nos calmamos y entre sollozos -y con la voz más dramática del mundo- nos dijo: no se preocupen por mi, padres. Estaré bien, los quiero mucho.

Qué miedo, ¿no?

Hablamos,

Lu

PD: Aquí les dejo algunas técnicas que sí nos funcionaban a la hora de dar algún jarabe. ¡Suerte!

7 comments

  1. Buuuu… yo también pasé por eso la semana pasada. Mi dulce y obediente hija se transformó y no paro de llorar, patear y gritar cada vez que veía alguno de los jarabes que le debíamos dar. Los vecinos estaban a punto de llamar a la demuna más cercana porque parecía que la estábamos torturando. Cuando al fin lográbamos hacer que lo tomara e incluso pasará, venía la provocación al vómito con el respectivo ustedes son malos!

  2. que horrible, a mi hija todavia la engaño con su biberon y antes de la leche..pero cuando hable y grite no me quiero imaginar 🙁

  3. Lu!! jaja que tal transformacion de tu pequeña, espero que ya este mejor, aveces le da sus crisis a nuestras niñas, mi hijita igual se pone a correr y tapa su cara para no darle y eso que tiene 1 añito no me imagino como sera despues, pero increiblemente me hace verrinche cuando lo pongo en la jeringa, cuando lo pongo en la cucharita, pero cuando se lo doy de la misma tapita del jarabe lo toma sin protestar y a cada rato viene por mas, porque lo va tomando de poco en poco.

  4. Se lo leí a Ignacio y dice “que se tome su jarabe que son ricos”

    Se río y todo. Lástima que no hay vídeo. En un punto dijo “hace como yo”

  5. Aajajajaja, que mate de risa, lo siento, pero que risa. Mi Mikita tiene cuatro y a ella no le gusta ningún jarabe, sea amargo, fuerte, dulce, mentolado, de fresas, etc, etc, todo es feo para ella y naaada quiere, con la tapada de boca por supuesto y la escapada y todo eso. Mi Rodriguito si es un angel, él se toma todos los jarabes sin decir nada 🙂

  6. Lu te comprendo, creo que en los empaques de los jarabes también deberían indicar las reacciones antes del jarabe jajajaja…
    Mi hijo (también de 4 años) algunas veces también se ha transformado, sobretodo cuando es un jarabe que no conoce.
    Lo que nos ha funcionado la mayoría de veces es contarle una historia, sobre como se hizo el jarabe, claro que es algo inventadísimo. Como la mayoría de jarabes tiene el sabor a fresa, es la historia del campesino que tiene su huerto de fresas, y de ahi toda la historia desde que la fresa era una semillita hasta que el señor recoge las fresas y se las llevan a la fabrica de jarabes.
    Me ha funcionado y hasta a veces el mismo me pide que se la cuente a la hora que toma el jarabe 😀
    Suerte a todas!

Deja un comentario