La mudanza nº 6

“La vida es cambio permanente
por eso siempre te da revancha…”
Facundo Cabral

Sé qué número de mudanza es porque en esta casa virtual las he ido registrando todas. Me mudo otra vez, la carga será distinta y no me refiero a las cajas. He ido viendo qué me llevaré y he notado que no es mucho, ¿he perdido?, bastante es la respuesta y no me refiero a objetos.

“Relojeo el espejo sin miramientos y encuentro mi bosquejo sin remordimiento…”, así, sin remordimientos. ¿De qué sirven? Más que la mudanza a una casa, siento que me mudo de cuerpo, de vida, de destino. No, no ando mística ni mágica, sólo hago mi balance ¿qué me llevo, qué dejo? Decido sobre lo que me llevo, decido llevarme lo mejor, los recuerdos, los momentos, las ilusiones, las sábanas, la máquina del café, a ellas. Decido llevarme el aprendizaje también.

Lamento no haber plantado una sola planta en la casa que dejo, no haber pintando una sola pared, lamento dejarla en la forma que lo hago. Lamento y no me lamento más, no puedo, no se puede, no quiero. Quiero estar bien, quiero flores en mi casa nueva, color, harta vida, buena onda, risas, muchas risas, nuevos sueños, mucha esperanza, lágrimas pero sólo de felicidad, quiero perdón, comprensión, paciencia… todo eso vas a encontrar en mi casa nueva.

Esta mudanza no es como las de antes, como ninguna de las 5 anteriores. Tengo miedo y también confío, confío en mí. Necesito agradecer la acogida, el cariño y el calientito que se siente sólo en una casa en la que te quieren. Agradecer profundamente los sábados y los domingos, los lunes y los miércoles, todos los días de la semana durante los último dos años que ahí pasé. También todos los días de la semana de los últimos 11 años.

Y ya me voy, ya no regreso atrás, miro hacia adelante, voy hacia adelante, voy en busca de bienestar, voy a inundar mi casa nueva de olor a café pasado, de témperas de colores, de niñas que hablan todo el tiempo, de flores, de muchas flores de colores, de comprensión, de esperanza.

Tengo cajas que cerrar y cajas por abrir. Me voy a armar un nuevo castillo.

Hablamos.

Lu

3 comments

  1. Lu, te conocí hace un tiempo en una entrega de premios de cumpleaños feliz. Y una de las cosas que más noté y me llamaron la atención, fue tu fuerza. Y esas ganas de ayudar, de ser feliz haciendo feliz a las demás personas. Intuyo la mudanza, las palabras, los sentimientos, que vaya coincidencia, me sucedieron también por estas épocas, pero tu entereza me gana…dicen que hay que tomar lo bueno de cada persona y esto yo lo tomo, prestadito, de ti. En persona, sentí tu “ki”, y vi que eres una mujer valiente, y cada día lo compruebo. Y eso también noté de tus bellas hijas. Que vaya que hay cosas que se heredan y con ganas. Dicen que todo cambio es para mejorar, y ganas hay de pintar paredes, llenar la casa de flores, de fuerza, de alegría, de impregnar nuevos recuerdos, fotos, anécdotas.
    Se te admira. Y mucho.
    Un abrazo enorme.

  2. Lu,
    Todo lo que sucede, sucede por algo mejor… sin q ello signifique q no fue lindo lo que viviste estos últimos 11 años.
    Sin embargo es bueno renovarse por varias razones; para retomar varias experiencias que a veces olvidamos en el camino y aprender otras tantas en el que emprendes ahora.
    Fuerza y mucha luz.

  3. Tu post me emocionó mucho, tu escribes de una forma en la que una parece estar conversando contigo o escuchándote frente a frente. Deseo de corazón que tus deseos para esta nueva etapa, para este nuevo año que comienza se cumplan y se que así será porque eres de las personas que aunque una no las conozca, se ve, se siente y se sabe que busca y logra cumplir sus sueños, rápido, lento, no se pero los cumple y da mucho gusto, satisfacción y alegría saberlo. Un fuerte abrazo, mucha fuerza, mucha buena vibra, mucho olor a café y muchas muchas risas para tí y tu familia….

Deja un comentario