¿Cómo explicar a los hijos el divorcio o la separación de sus padres?

Este post no lo escribí yo, lo acabo de leer y se los comparto porque me parece que es bastante acertado. Quizás no tan profundo pero sí establece cuestiones básicas que deberíamos saber y sobre las que deberíamos manejar nuestras acciones con los niños ante una situación de divorcio. Fuente de la nota KINDETZA, UIC/UAO, KidsHealth.

Cómo explicar a los hijos el divorcio o la separación de sus padres:

Cada niño reacciona de manera distinta ante la separación o el divorcio de sus padres según su edad, personalidad y circunstancias, pero hay maneras de ayudarles a pasar por esta situación.

Por norma general, los hijos experimentan una sensación general de desconcierto ante la noticia de la separación o el divorcio de sus padres. Sin embargo, la reacción posterior suele ser diferente en cada niño, ya que no existe un mismo patrón sintomático para todos.

¿Qué reacciones de tus hijos puedes esperar en estos casos?

  • La conmoción, la tristeza, la frustración, el enfado o la preocupación son los sentimientos que más afloran en los niños en los procesos de divorcio.
  • La ansiedad, las dificultades en la escuela o con los amigos y los cambios en el humor, en el apetito o en el sueño pueden indicar la presencia de problemas.
  • Cuanto más pequeño sea tu hijo, más dificultad experimentará para entender la situación.
  • Puede cambiar su comportamiento, volverse rebelde o deprimirse. Hay que estar especialmente atento ante estos posibles cambios.

Los adolescentes, en una franja de edad en que cambia drásticamente la relación entre progenitores e hijos, también reaccionan de distintas maneras a la separación de sus padres:

  • Aflora, sobre todo, el sentimiento de enfado o de rabia contenida hacia los padres o hacia él o ella misma por la impotencia que siente ante la situación.
  • Puede experimentar una sensación de sacudida de su identidad: hasta ahora su punto de referencia había sido el modelo de sus padres.
  • Otro sentimiento habitual es el de pérdida. La sensación de vacío, las dificultades para concentrarse, la fatiga, los pensamientos recurrentes o incluso las pesadillas son algo común.
  • Suele establecer una alianza con uno de los progenitores.

Dar la noticia de la separación o el divorcio es algo complicado para los padres, sea cual sea la etapa del desarrollo en la que se encuentren los hijos. Guíate por estos consejos:

  • Intenta que ambos padres estéis presentes durante la conversación.
  • Debes adaptarte a la edad, grado de madurez y temperamento del niño.
  • Transmítele un mensaje fundamental: lo que ha ocurrido es un asunto entre la madre y el padre, y el niño o niña no es culpable en absoluto.
  • Si es pequeño, explícaselo con palabras muy sencillas.
  • Infórmale sobre lo que cambiará en su vida cotidiana y sobre lo que no cambiará.

Ante todo, ofrece a tu hijo tu apoyo, y ayúdale a expresar con palabras sus sentimientos antes que ofrecerle otras formas materiales de sentirse mejor. Otras buenas ideas para superar la separación o el divorcio pueden ser:

  • Mantén los conflictos, riñas y discusiones, así como los comentarios de los aspectos legales del divorcio, al margen de los niños.
  • Reduce al mínimo la alteración de las rutinas cotidianas del niño.
  • Restringe la negatividad contra la otra parte de la pareja, el resentimiento y la tendencia a echarle la culpa, muy especialmente si está el niño delante.
  • Asegúrate de que los dos padres continuáis implicados en la vida del niño.
  • No busques apoyo en tu hijo, sino en otros familiares adultos, amigos y, si es necesario, en profesionales de la salud mental.

Debes tener paciencia contigo y con tu/s hijo/s si estás pasando por este proceso. Los problemas emocionales, las pérdidas y el dolor que ocasiona una separación o un divorcio requieren cierto tiempo para sanar. Ten en cuenta que la gran mayoría de niños superan la crisis familiar y salen de ella reforzados y más maduros. Estos trances, aunque dolorosos, al cabo del tiempo les suele hacer más flexibles y tolerantes.

Seguramente esta nota les será muy útil. Paciencia y tranquilidad, al final todo estará bien.

Hablamos,

Lu

FUENTE: KINDETZA, UIC/UAO, KidsHealth.

1 comment

  1. aunque mi pequeña solo tienes dos años siempre piso en que ma adelant m preguntara porque su papa y yo no vivimos juntos pero nos llevamos bien…d alguna manera esto me orienta un poco..

Deja un comentario