Vacuna contra la influenza.

Hace unas semanas casi todos en casa fuimos vacunados contra la influenza, casi todos porque Ale estaba con tremenda gripe y así no se le podía vacunar. En cuanto comentamos que nos vacunaríamos contra la influenza, más de una persona trató de disuadirnos para que no lo hiciéramos, entre que era una pérdida de plata y que hasta podíamos tener una grave enfermedad a partir de la vacuna.

Lo cierto es que hay mucha desinformación acerca de dos temas específicos:

  • La influenza (qué es, síntomas, prevención).
  • La vacuna contra la influenza (por qué ponerla, a quiénes, beneficios y restricciones).

En esta nota no pretendo defender a la vacuna contra la influenza, pero sí dejo clara mi posición acerca de que las vacunas significan prevención, son necesarias y definitivamente protegen.

Acerca de la influenza:

La influenza es una infección respiratoria causada por un virus (influenza 1, 2, 3) cuyo comportamiento es como una gripa, se presenta con un cuadro de leve a moderada intensidad, con fiebre, escalofríos, ataque al estado general, falta de apetito, dolor faríngeo, congestión nasal, fluido nasal claro, dolor de cabeza y de cuerpo, accesos de tos seca, vómito y dolor abdominal. Se presenta predominantemente en los meses de invierno; se transmite de persona a persona, por contacto directo, gotitas de saliva, secreciones nasales, o juguetes contaminados. Es por eso que en lugares como las guarderías pueden ser lugares de epidemias, Dra. Magdalena Cerón Rodriguez.

Se recomienda la vacunación contra la influenza en los niños a partir de los 6 meses, y en personas de riesgo, es decir, niños y adultos mayores. En general, adultos y niños deberíamos vacunarnos.

La influenza no es igual a un resfriado común, aquí algunas diferencias para que todos podamos identificarlas:

¿Existe alguna forma de prevenir la influenza?

Sí existe la forma de prevenir la influenza, esto va desde evitar contacto con personas enfermas, medidas higiénicas como mantener los juguetes limpios, educar a los niños a cubrirse al toser o estornudar con un pañuelo facial y desecharlos en un bote de basura tapado, de tal forma que eviten la diseminación, aislar a la gente enferma de los lugares concurridos como guarderías o escuelas y además la utilidad de la vacuna, Dra. Magdalena Cerón Rodríguez

La aguja con la que nos pusieron la vacuna no era como agujas que hayamos visto antes, era pequeñita y al contacto no se siente. Duele un poco cuando el líquido ingresa al cuerpo, pero es todo tan rápido que casi no sientes nada. Después de la vacuna NO se produce gripe, puede haber fiebre y un poco de dolor en la zona donde se aplicó la inyección pero nada más. Amablemente nos explicó todo esto la señorita que nos atendió en Suiza Lab. Y aquí les paso un video de ese día, sí pues tenía que filmarlo para que vieran que realmente me puse la vacuna, para invitarlos a que se la pongan ustedes y sus hijos (principalmente), porque vacunarse es prevenir:

Hablamos,

Lu

1 comment

Deja un comentario