Acerca de los niños “malcriados”.

‎”Los niños malcriados no existen. Los reformatorios, las cárceles y los manicomios no están poblados de niños a los que cogieron demasiado en brazos o dieron el pecho a demanda. Más bien encontrará allí personas que fueron abandonadas, despreciadas, rechazadas o maltratadas por sus padres. El cariño nunca ha malcriado a nadie”.

Carlos Gonzalez
Pediatra – Presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna

Con inocente facilidad las mamás, los papás solemos ante un comportamiento específico -o el que sea- decir, suponer, asegurar que nuestros hijos pequeños son unos “malcriados”. Que si hizo o que si no hizo, que si habló fuerte o si lo hizo muy bajo, que si estuvo de acuerdo con nosotros o si se mostró totalmente en desacuerdo, que si está muy dependiente o que no.

by marion barraud

Si analizamos un poco las razones por las que decimos que nuestros hijos son malcriados, nos llevaremos más de una sorpresa. Decimos que son malcriados si es que:

  • Tienen iniciativa propia y deciden hacer algo. Lanzarse a la aventura, sin límites, creyendo que lo pueden todo.
  • Dicen lo que sienten, lo que piensan, con total y absoluta honestidad.
  • Demuestran sus afectos sin filtros, tal cual son. Si extrañan nos lo harán saber, si están molestos no lo harán saber.
  • Comportamientos específicos como no comer determinada comida, no querer dormir solos, querer que los carguen, entre otros.

Deténganse un segundo y piensen si todo lo antes mencionado es sinónimo de una dinámica de demostración de poder en la que alguien abusa, es malcriadez o es el normal comportamiento de un niño. “Pero es que le digo que se quede callado, le pido que se quede quieto, le digo que no es hora de jugar, le digo que los demás creen que lo que hace está mal, hablamos de niños pequeñitos, ¿realmente creemos que ellos le encuentran sentido a todo eso que les pedimos?. Son niños, no unos tontos, ni malas personitas. Los niños juegan, los niños saltan, tocan, hablan (sin parar), se van y vienen, no están quietos, sacan la lengua, pintan las paredes… No son unos vándalos, sólo tienen la energía y la fuerza que muchos adultos -sus padres- hemos perdido.

A diario recibo consultas de mamás y papás genuinamente preocupados por sus hijos, pequeños de 1, 2, 4 años, en quienes han identificado estos “comportamientos de malcriadez” y quieren saber qué hacer para eliminarlos. ¡NO LO HAGAN!, les ruego. De limitarlos, de quitarles la iniciativa se encargará la vida y ojalá que nosotros les hayamos enseñado a no permitirlo.

Los niños se van regulando, por nosotros, por su entorno, por otros niños. Aprenderán a esperar su turno al hablar, a respetar a los demás, a comer verduras, a ser asertivos, estas son cosas que también podemos y debemos enseñar con cariño. Pasarán por la etapa de morder a los demás, algunos sí, algunos no, esto no los hará malcriados, sólo están expresando algo. Hay que observar y buscar resolver, no alarmarnos. Nuestros hijos son buenos, son unos locos (como todos los niños), son adorables y a veces no tanto, pero son niños. Y en algún momento dejarán de serlo y quizás hagan cosas que no nos gusten, que realmente estén mal y van a aprender, van a madurar.

Mamás, papás, todo irá bien. Así como sus hijos pequeños, no se limiten a ustedes mismos en la entrega de cariño, abracen, expresen (lo bueno y lo malo). Si su deseo es que sus hijos sean asertivos, sean ustedes asertivos. Si su deseo es que sus hijos sean felices, sean ustedes felices.

Hablamos,

Lu

10 comments

  1. Es cierto que los padres tendemos a juzgar a nuestros hijos de malcriados. Muchas veces sin realizar el esfuerzo de comprender y verbalizar sus necesidades. Mecánicamente, si ellos no hacen lo que los padres queremos, se convierten en niños malos, desobedientes… o ese término que tanto me fastidia: niños tiranos.

    Es un trabajo arduo el que nos toca. Desaprender lo que aprendimos con los años, informarnos y construir nuestros propios pensamientos en favor de nosotros mismos y nuestros hijos.

    Justo en mi post de hoy abordo algo similar. Te dejo la liga por si te quieres pasar por allá.

    Abrazo de mamá a mamá 🙂
    Las Mariposas de Mamá

  2. Excelente artículo Lu! Gracias x compartirlo, en esas tareas ando con mi nena de 1 año y 10 meses, q la verdad tiene una energía q me sorprende… Cariños.

  3. Yo si creo que existen los niños malcriados. Todos aquellos niños a quienes se les da lo que ellos piden, a quienes no se les les niega nada, a quienes se les permite maltratar a otras personas (nanas) sin corregirlos (pq los papas hacen lo mismo). Todos aquellos niños a quienes llenan de juguetes y cosas en lugar de afecto, seran niños malcriados. Porque criar mal es no poner límites.

    1. Katya, qué tal.
      Creo que te refieres a padres malcriados y no a sus hijos. Todas las conductas que describes corresponden a los padres, a lo que ellos hacen y a la forma cómo afecta en el comportamiento de sus hijos.
      No existen los niños malcriados, reitero.
      Cariños,
      Lu

      1. Malcriados = Mal criados
        Los niños malcriados son niños que fueron mal criados por sus padres y que al final se convertiran en adultos malcriados y que repetiran las mismas conductas con sus hijos.
        Un niño no nace malcriado, en eso estamos de acuerdo. Los padres somos responsables de su crianza, y dependera de si les damos o no cariño, tiempo, valores y limites (y no solo cosas materiales) su formacion.
        Entiendo lo que quieres decir sin embargo.

  4. Gracias por el post. Me cae muy bien ahora que estoy criando a mi niña de 3, que es doce años menor que su hermana. Estoy volviendo a pasar todas las etapas de la niñez y ya me había olvidado de que al final, todo irá bien si yo me esmero en hacer las cosas bien, dar amor y seguridad.

Deja un comentario