Rebelión contra los deberes(tareas) para la casa.

Leo en un nota de ayer en “El País” que “Los padres franceses se declaran en huelga de tareas escolares contra la degradación de la escuela públicas”. Esto, en nuestro país, sería una locura. Puedo ver a miles de madres y padres reclamando más tareas para sus hijos, aceptémoslo, así es aquí. Ese es el pensamiento educativo en el que actualmente creen muchos padres: “más tareas, más repetición, más tiempo en la escuela = niños más inteligentes, niños exitosos”.

La nota dice:

Los deberes están prohibidos en la escuela primaria francesa (de 6 a 11 años, igual que en España) desde 1956, cuando el Ministerio de Educación aprobó una circular en ese sentido. Pero los profesores siguen imponiendo a los alumnos más pequeños que realicen tareas en casa. Desde el 26 de marzo, decenas de miles de padres y colegiales franceses han dicho basta. La Federación de Consejos de Padres de Alumnos de Francia (FCPE) ha convocado una huelga de deberes de dos semanas para protestar contra los “trabajos forzosos” fuera del horario lectivo. Los deberes, argumentan, no sirven para nada, son antipedagógicos, causan tensiones en la familia obligando a los padres a ejercer de profesores, alargan innecesariamente la jornada de seis horas diarias, impiden a los niños dedicar el tiempo a la lectura, y aumentan las desigualdades entre los alumnos que pueden beneficiarse de la ayuda de su familia y los que no.

Leo 6 horas de jornada escolar y comparo con la propuesta de algunos colegios aquí de “no tareas para la casa, todas las hacen en el colegio”, lo que significa que ingresan a las 7:45am y salen entre las 4 y las 5pm (¡!).

La asociación de padres española Ceapa dice que la escuela se ve obligada a sobrecargar a niños y niñas de unas tareas que, en realidad, “deberían haber trabajado en la escuela”, se quejan de que es una práctica “poco motivadora y alejada de la cultura audiovisual en la que han crecido” y que provocan desigualdades sociales: “Mientras unos padres intentan ayudar a sus hijos, otros recurren a clases particulares o academias, otros muchos no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos”.

Jean Jacques Hazan, presidente de la FCPE, explica a este diario que “muchos profesores, sindicatos e inspectores de educación se han sumado a la protesta y a la discusión porque los deberes son uno de los síntomas de la degradación que vive la escuela pública en Francia”. Según Hazan, “el tiempo lectivo está muy mal organizado, y los deberes solo añaden un trabajo suplementario de repetición que no ayuda a los alumnos a entender las materias. Si uno no ha entendido la lección en clase con el profesor, será un milagro que la aprenda en casa solo o con sus padres. Hace falta que los niños enseñen en casa lo que han aprendido en el colegio y no que enseñen en clase lo que han hecho en casa”.

Si se consulta a uno de los especialistas que más han estudiado la eficacia de hacer deberes para conseguir mejores notas, el profesor de la Universidad de Duke Harris Cooper, a pesar de que los detractores de las tareas le citan constantemente, lo cierto es que no habla de eliminarlos, sino de limitarlos. “Los alumnos que hacen deberes parecen tener mejores resultados que los que no, pero solo en cantidades apropiadas a su desarrollo”, dice Cooper, aunque advierte que tampoco hay que poner demasiada fe en que los resultados mejoren espectacularmente.

Cooper ha repasado las investigaciones hechas sobre el tema y explica que, según parece, los deberes son más eficaces en la secundaria que en la primaria porque los pequeños tienen más dificultades para vencer todas las distracciones que tienen alrededor en casa; mientras los mayores, además, son capaces de dedicarle más tiempo a las tareas más difíciles (los pequeños lo dejan).

Una de las quejas de los padres de Ceapa es precisamente la lucha y el conflicto que supone en las familias perseguir a los chavales para que hagan los deberes. “Crean tensiones entre padres e hijos. Muchas veces, para poder hacer los deberes se quedan sin jugar, por lo que generan rechazo. Es cierto que los niños y niñas tienen que saber cuáles son sus obligaciones, pero también deberían tener tiempo para jugar”.

Precisamente a esto se refiere la profesora de Educación de la Universidad de Nueva York Diane Ravitch: “Las tareas no deben ser excesivas. Los niños necesitan tiempo para jugar y socializar con los amigos. Para los niños en los primeros cursos, no más de 10 minutos al día. En ningún caso debe exceder las dos horas diarias al final de la primaria”. Pero Ravitch añade además por correo electrónico una firme defensa de ciertos tipos de tareas: “Algunos deberes pueden ser buenos, como leer libros, escribir ensayos y también ficción o elaborar proyectos de ciencias”.

Niños sin tiempo para jugar, el juego visto como una pérdida de tiempo no como una herramienta que apoya y construye el aprendizaje. Más actividades extracurriculares, más presión, más estrés, menos tiempo. Buscamos asegurar un futuro que tenemos preconcebido como ideal para nuestros hijos y no podemos disfrutar del día a día que es real.

Hablamos,

Lu

La nota completa de El País: sociedad.elpais.com

6 comments

  1. Siempre controversial el tema de las tareas, sobre todo aquí. Escucho a mamás que se quejan porque hay muchas tareas, luego las escucho diciendo que el colegio no es exigente y que deber´pian mandar más tareas. No soy pedagoga y en verdad sería poco ético decir por mi lado si es bueno o no darle tareas a los chicos, hablando sobre método de enseñanza. Como madre a veces prefiero que tengan algunas responsabilidades extra en la casa, pero no comparto la idea que los niños se pasen horas haciendo tarea en lugar de jugar, después de todo, después del colegio es su tiempo libre y a nadie le gusta “trabajar” horas extras verdad…

  2. Yo opino que no deberían dejar tareas para la casa. Muchos maestros se aprovechan de esto y no dan una buena clase
    Tampoco estoy de acuerdo en que estudien hasta tan tarde, en el nido de mi hija escuche a una madre decir que en el colegio donde pondria a su hijo habian talleres hasta las 5 pm …todos los dias, y para ella mejor por que asi hiba ha estar mas relajada… Que!!!! dije yo (dentro de mi) si tanto la agota criar a su hijo quien la obligo a que fuera madre
    para tal caso mejor que lo de en adopcion.
    Definitamente si hubiera una marcha en Perú, yo estaría ahí encabezandola…

  3. En si, no estoy totalemente en desacuerdo en que les manden tareas a los niños; pero creo que debe de ser de acuerdo a sus años. En este momento tengo a una sobrina que está en primer grado de primaria y la profesora le deja hojas para escribir. Y yo me pregunto, cómo es posible que una profesora deje esas exorbitantes tareas, cuando recién ha salido del jardin y se está adaptando al colegio. En verdad, mi sobrina se cansa y lo peor de todo es que si ella no hace la tarea, la profesora le pone una mala nota. Por supuesto que mi prima no quiere que eso pase; es por eso que la presiona un poco para que avance con su tarea. Y es aqui donde digo, que aveces los maestros hacen que los momentos que uno pasa con sus hijos sea de contaste tensión y discusión. No digo que todos sean así, pero aveces sucede.

    1. Totalmente de acuerdo yo me encuentro en la misma situación que su prima la profesora de mi hijo deja tareas que hasta a mi me asustan, es imperdonable lo que hacen con estos pobres niños les cortan su tiempo y espacio…Creo que tiempo para estresarse y preocuparse van a tener de sobra cuando crezcan ya que la niñez se va volando…

  4. Hola!
    si que es una controversia, yo como peruana que soy evidentemente he mamado la escuela a la antigua, lo tipico mas tareas, mas intelgente eres. Recuerdo especialmente a mi hermana la pecha de horas que se hechaba haciendo deberes, casi lloraba porque hasta bien entrada la noche no terminaba y teniamos que hecharle una mano.QUE TORTURA! , ERA DE UN COLE PRIVADO y religioso. pop
    Yo vivo en francia, y aquí es comprensible, el ritmo de vida es agotador y llegas con apenas fuerzas a casa, aqui no se goza de casas precisamente taan grandes comoalli, asi que los niños es mejor tenerles en actividades extra escolares que le agraden, mi niña me lo pide a gritos tiene mucha energía.Pracica deporte y ballet.No me trae deberes en casa, y yo personalmente aprovecho ese tiempo para charlar con ella, me relaja preparar la cena . elpoco tiempo lo tenemos solo para nosotras.
    Así que cambié el chip de las tareas. Lo justo es bueno pero exederse como hacian con mi hermana es pesaado.
    Las matemáticas, madre mia menos mal, porque sé que estoy desfazada,normalmente en peru muchas personas pagan clases privadas , para suplir las carencias de los maestros, yo recuerdo yo nos dejaban ejercicios super complejos, que ni habiamos hecho en clase, y no habia idea para resolverlos, resultado: mi madre llamando a un profe, porque la pobre tampoco podia ayudarme.Y el que no tiene recursos? menuda desigualdad! no es justo!

  5. Yo padezco por la misma razon con mi hija, si es dificil lograr que un nino de 9 o 10 anios terminen con la tarea imaginense con una de 4 anios?? Me vuelvo loca tratando de que acabe y la verdad al final siempre le doy una mano pero no estoy segura que sea lo mejor. A ti Lu como te va con Ale?? Se que tiene la misma edad de mi hija y no se si esto es cosa de todos los nidos o solo de en la que esta mi nina :S

Deja un comentario