Embarazada. ¿Qué me pongo?

Primero, antes de que comiencen las especulaciones, NO estoy embarazada, NO pienso estarlo, NO voy a estarlo en por lo menos décadas de décadas… bueno, hasta dentro de varios años. Soy feliz con mis dos chancletas, para qué más (por ahora).

Ahora, vamos al tema que nos reúne en sana lectura (¿?). Te enteraste que estás embarazada, probablemente al mes o mes y medio, mientras vas gritando: “¡oh por dios, oh por dios, oh por dios!”, otras cosas irán pasando. Una de ellas es que tu cuerpo comenzará a crecer, tu panza especialmente. Para algunas escogidas (como yo), seguramente los siguientes serán meses de gloria, para quien toda la vida ha sido 32B en sostén pasar a un 36C por obra de un pequeño bebé que va creciendo, pues es como ponerte siliconas sin dolor, sin gastar y con mucho amor (y este fue mi momento material 😛 ). En fin, todo crecerá, algunas más, algunas menos.

No soy de la idea de comprar mucha ropa sólo para el embarazo, habría que buscar entre lo que tenemos, habría que llevar algunas prendas a la costurera, habría que crear un poco y disfrutar -orgullosas- de la panza.

¿Qué no debería faltar?

Ya se nos viene el invierno y quien está embarazada en esta época del año creo que debe hacer uso y abuso de los leggins, los de algodón principalmente. También de las medias de nylon, hay tantas y con tantos diseños tan “monos” que las combinaciones serán infinitas. Entonces ponte leggins y un polo encima, o un vestido. Si los vestidos te comienzan a quedar muy cortos porque la panza va creciendo, los leggins te ayudarán a llevarlos sin temor a que se te vea nada demás. Compra leggins de colores, floreados, estampados, aún cuando hayas dado a luz podrás seguir usándolos. Mira:

leggins

Todos los vestidos que usaste en el verano podrás usarlos en invierno, ponle leggins, una chompa o una casaca y listo. Agrégale accesorios como un lindo collar, una gran cartera, botas, recoge tu cabello en un coqueto moño y verás la magia. Mira estos vestidos, son súper sencillos, cómodos y hasta podrías usarlos para un evento especial, y también después de dar a luz:

vestidos1

Si notas hay un detalle en los tres vestidos anteriores, todos marcan la parte del pecho y luego son completamente sueltos. Este corte le da caída al vestido y a nosotras una forma bonita de llevar la panza y concentrar el crecimiento del cuerpo sólo ahí. Es que a algunas nos crecen bastante las caderas y el trasero, entonces con este tipo de corte se disimula (si quieres disimularlo, sino usa algo apretadito). Aquí el mismo corte otra vez, mira qué bien se ve con los accesorios:

vestido

Los jeans serán siempre LA prenda para todas las etapas de la vida, incluido el embarazo. Hay muchas opciones en el mercado, no te compres muchos, creo que con uno será suficiente. Aquí te enseño distintos cortes, no tiene que ser un jean grueso y de corte tradicional:

jeans

Y si no encuentras el jean que realmente te guste modifica uno que ya tengas, es súper fácil y ahorrarás dinero:

jeans1

Rock Me Mama. Para las mamás rockerasas estos polos serán ideales para llevar la panza:

polos

El de “Ramones”, ¡mi favorito!. Los puedes comprar por aquí.

polos1

Y para quienes aún embarazadas parecen unas barbies (¡las odio!, mentiiira), aquí algunas combinaciones usando la ropa de siempre:

vestidos2

Y casi me olvido de los zapatos, mi consejo: cuando ya no puedan más con la panza (o cuando quieran), usen ¡ballerinas!. Hay con punta, sin punta, de colores, de rayas, con moños, sin moños. Son versátiles, combinan con casi todo y son muy cómodas:

ballerinas

¿Ya vieron? No hay de qué preocuparse, no hay que cambiar el guardaropas, ni ponerse ropa gigante y llena de lazos. Embarazada y churrísima, es la consigna. Embarazada y llena de ideas. Embarazada que se pone lo que quiere porque lo importante no es cómo se ve, sino cómo se siente.

Hablamos,

Lu

Deja un comentario