Las vacaciones “útiles”.

¿Jugar es algo útil? Estoy convencida que sí.

Esta es, desde hace muchísimo tiempo, la época de vacaciones útiles. Talleres, cursos, clases, deporte, danza, ciencia, lunes, miércoles y viernes (¿en qué los ponemos los jueves y los viernes?, piensan muchos papás). Y mientras en más actividades participen nuestros hijos mucho mejor será aprovechado este tiempo, que -obvio- no está para perderse.

Los niños pasan alrededor de 10 meses al año en clases en el colegio, muchos desde los 2 años de edad. Las vacaciones resultan extensiones, en muchos casos, del colegio. Sometemos (sí, sometemos) a los niños a más actividades de las que en realidad deberían participar. Parece, repito parece, que el juego está prohibido, que la diversión debe aparecer en cada actividad en la que los inscribamos, no importa si a ellos le guste o no.

Razones como: “para que no se aburra”, “para que no de vueltas en la casa”, “para que aproveche el tiempo”, abundan y cada mamá y papá tendrá una razón adiconal. La verdad es que los niños necesitan tiempo para no hacer nada (como nosotros, como tú y como yo), necesitan -y esto es vital- tiempo para jugar juegos no estructurados. Para jugar TODA la tarde con sus amigos, solos, en el parque, en algún lugar de la casa.

OJO, los talleres no me parecen malos, todo lo contrario. Mis hijas -en efecto- están en estos días participando de los talleres de verano que brindan en el Okinawa. Son los martes y jueves los que van a estos talleres, los demás días son de ellas, de nosotros, de ellas y Fito (su perro), de ellas y pintar, hacer pulseras, dormir por la tarde, ver una película… no están perdiendo el tiempo, estoy convencida de eso. Lo sé cuando llego y Ale me cuenta las mil historias que inventó durante el día entre sus Ponys, sus Legos y la Señora Patata. Lo sé cuando Anita me muestra las fotos que tomó (el ciento de fotos de ese día).

Incentivar el deporte, el baile, la pintura es genial, es ideal, todos los padres deberían hacerlo siempre. Someter a nuestros hijos a que  carguen con responsabilidades como mantenerse atento, activo e igual de interesado por todas las actividades a los que -con buena intención- los ponemos no es lo ideal. A veces no comprendo el apuro que muchos papás tenemos porque nuestros hijos “avancen”, ¿hacia dónde? ¿tenemos claro eso?

La mayoría de padres estamos haciendo algo, trabajando en una oficina, en casa, en un negocio propio. No todos tenemos el tiempo que quisiéramos, pero esa no es razón para que nuestros hijos pasen por algo parecido: “no tener el tiempo que quisieran”. No pasará nada malo si en estas vacaciones no los ponen en 3 talleres y sólo en uno. No pasará nada si esta vez no quiere entrar a la piscina (como Ale), ya lo harán, quizás no. No pasará nada si dejamos de correr y vamos a su ritmo, al ritmo de niños de 6 meses, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8… años.

Hablamos,

Lu

 

7 comments

  1. es bello verlos jugar y armas sus propias historias, que se desplacen por toda la casa jugando,escuchando musica….linda nota lu.

  2. Querida Lu en eso tienes la razon justo una amiga matriculo a su hijito de 3 años a clases de marinera sin consultarle bien y luego que pago y fue al primer dia de clases el niño ni queria entrar al local asi que ya aprendio la leccion a pesar de que son pequeños ellos tienen su eleccion y no debemos obligarles a meterse en talleres que a nosotros nos gusten sino a los que ellos elijan por su propia iniciativa, ahora ella es la que lleva la clase de marinera jejejje, caballero … por mi parte mi pequeño de 4 años no esta en ningun taller el quiere jugar y divertirse al maximo este verano ir a la piscina cuando quiere e ir al parque casi todos los dias por que le encanta jugar con sus amiguitos del parque creo que es algo que debemos hacer los padres, respetar sus decisiones y no obligarles
    besos

  3. Hay las vacaciones, las vacaciones…se han vuelto ajetreadas para los niños, ahora espero no tomar malas decisiones con mi hijo (2 años,10 meses), pero he decidio solo que esté en el futboll porque le encanta jugarlo,,,pero quisiera probar si resiste el curso de dos horas tres veces por semana…ahi les cuento un beso….bye bye….

  4. Lu,
    Excelente punto de vista, el cual comparto, a veces no entiendo cuando oigo a las mamas o papas super preocupados por inscribir a sus hijos en talleres y cursos que ocupen todo el tiempo posible cuando los niños lo que mas disfrutan es jugar, en mi caso me decidi por que mi hija solo lleve un curso de baile 2 veces por semana y que disfrute sus vacaciones jugando por algo se llaman vacaciones…
    Son valiosas las actividades pero creo no es bueno abusar de ello.
    Saludos y besitos,
    Carmen

  5. No se si allá sonó aquella canción de “los niños de jugar y también gozar, dejar que la imaginación se ponga a volar”

    Hay que dejarlos y dejarlas ser niños y niñas.

    Me encanta el post!

  6. Me encanta!!! estoy de acuerdo Lu! ahora estamos felices disfrutando juntos las vacaciones!!, el año pasado me estrese pensando que tenían que hacer algo! los matricule en el colegio, se supone que se divertirían pero no fue así a la mitad los tuve que sacar ! ellos solo querían quedarse a jugar conmigo en la casa!!, la verdad es que se esfuerzan tanto cuando están en clases!! merecen jugar , ver dibujos y estar metidos todo el día en su piscinita!! ademas descubrí que les encanta cocinar conmigo!, estas son las mejores vacaciones útiles que hemos tenido! sin el stress de salir para nada!

  7. Lu, que bien me hizo leer lo que escribiste. Justo este verano no inscribí a mis nenas en el Summer School (de su nido). Solo Fernanda está yendo dos veces por semana a unos talleres de verano. Me sentí mal por no meterlas en nada más.

    Pero veo que la están pasando ¡¡¡súper!!! Se van al parque, juegan con su amiguitos del edificio todas las tardes. Se van donde la abuelita y otros días vienen sus amiguitas del nido o van a la casa de ellas.

    Cuando llego del trabajo me siento con ellas y me cuentan que hicieron contentas. Uffff…. que bueno haberte leído, ya me había olvidado que ser normal está bien!.

Deja un comentario