Catarsis de una mamá chambera

Carla Medina, nuestra querida colaboradora, nos invita a leer su primero post del 2012. Ella comenta acerca de la disyuntiva por la que las madres que trabajamos pasamos día a día. ¿trabajar o quedarse en casa?, es la constante. Carla nos cuenta su historia, con la que seguramente se sentirán identificadas muchas:

Cuando comparo la cantidad de horas que paso con mi hija con aquellas que paso trabajando siento que quiero días de 48 horas solo para que mis tiempos sean equitativos. Es imposible no reconocer que al final del día me llena un sentimiento de culpa y a veces uno se pregunta ¿Estaré haciendo lo correcto o no?

383597_2293235384161_1647344948_1654208_116980860_n

Abril tiene 10 meses y los últimos 3 meses han sido de enorme aprendizaje para ella, soy consciente que la mayor parte de este  aprendizaje no fue de mi mano porque yo en esos momentos estaba trabajando. Lo hizo de la mano de quien me ayuda en casa, un ángel con mucha paciencia pero que al final de cuentas no soy yo. La princesa de mi casa ya gatea, ya puede pararse sola, ya hace hola y chau con su manito… ¿Quién le ha dado permiso para crecer tan rápido?

Con mi hijo mayor, trabajaba y estudiaba, era multitareas e incansable. Viajaba por todo Lima, dejando, estudiando, trabajando y recogiendo de nuevo. No sentía esto que ahora les cuento, esa pequeña culpa de no estar con él todo el tiempo necesario. Creo que en mi inmensa inmadurez era consciente que debía hacer ese sacrificio solo pensando en él y su bienestar pero no puedo dejar de reconocer que hubiera sido ideal para él tenerme más tiempo a su lado, la presencia de los padres es irremplazable.

DSC02368

Decidí escribirles este post porque necesitaba hacer un poco de catarsis y liberar emociones. Sé que esto lo deben sentir la mayoría de madres que trabajamos, no soy la primera ni seré la última que se sienta en deuda con el tiempo dedicado, es lo que nos toca vivir y hay que hacerlo con la mejor disposición posible. Algunos psicólogos consideran que hasta los cinco años nuestros hijos son unas esponjitas absorbiendo todo lo que les damos sea bueno o malo por lo que debemos darle mucha CALIDAD de tiempo, CALIDAD de escucha, CALIDAD de estar. La palabra clave ya saben cual es… ¡CALIDAD !

Abrazos,

Carla

A ustedes ¿cómo les va? Al final, recuerden siempre, la decisión es de la madre, y estas deben ser respetadas siempre.

Lu

16 comments

  1. Me encanto tu post y creo que es algo por lo que pasamos muchísimas mamas y mas aun cuando somos madres solteras… el hecho de tener que hacer de todo y no tener tiempo aveces ni para nosotras nos llena de culpa, pero al final del largo día cuando estamos en casa y derrepente una vocesita te dice…. mamita te quiero mucho hace que cualquier esfuerzo valga la pena…con mi hija mayor no trabajaba y estaba siempre para ella, pero ahora con la segunda si trabajo y muchísimo mas de lo que pensé que trabajaría al ser independiente…pero se que el tiempo que paso con ella vale oro..

    1. Definitivamente nuestros hijos hacen con sus pequeños gestos de cariño una enorme recompensa que nos ayuda a enfrentar nuestro trabajo día a día. Gracias por escribir!

  2. Muy lindo tu post,no siempre es bueno estar todo el tiempo con nuestros hijos,ya quea veces absorben no lo ideal que uno quisiera,yo estoy con mis tres hijas todo el dia,y ahy veces no sabes que da ganas de salir corriendo y mas en estos meses de una serie de actividades por las vacaciones para ellos,te felicito por que eres una mujer trabajadora y madre a la vez y para verlos bien hay que darles ejemplos ,yo realmente quisiera trabajar tambien pero por el momento me toco estar con ellas,cuidate mucho y a darles a tus hijos CALIDAD!!.de tiempo.,como tu lo señalas en tu post.

    1. Gracias Ivonne, súper importante lo que cuentas porque te toca estar del otro lado y valoro mucho tu sinceridad! Suerte!

  3. hola, es muy cierto lo que dice este post… yo en este momento estoy trabajando, y recien llegare a mi casa a las 6pm, cuando llego a casa muy cansada, mi bebe me espera en la ventana, cargado por mi abuelita o mi mama, gracias a Dios tengo la dicha de contar con ellas y ellas cuidan de el, asi que por esa parte no me preocupo pq se que ellas lo cuidaran mucho mejor, y cuando mi bebe me ve da un grito, bueno yo asumo q me dice, por fin llegaste!!! y se lanza a mis brazos, el recien este sabado cumplira 7 meses y ya esta intentando gatear, no quiere estar quieto ni un momento. a veces tambien pienso si sera bueno dejarlo tanto tiempo solito, si me extraña, si me necesita… pq yo estoy a cada momento pensando en el y llamando a casa para saber como esta y escuchar su grito pq el aun no sabe hacer otra cosa que dar sus gritos, el poco tiempo que paso con el trato q sea el mejor y dedicarselo solo a el, a veces no quiero que termine el fin de semana pq solo esos dias los paso completitos con el, pero al llegar el domingo por la noche se que al dia siguiente todo sera igual, pero bueno tambien que el me esperara de nuevo como todos los dias mirando por la ventana…

    1. Ericka que lindo lo que escribes. Definitivamente sientes como yo. Mi enana también me ve llegar y lanza un grito de emoción y mi corazón explota!
      Un beso,

  4. Me siento identificadisima con el post de Carla, es indescriptible ese sentimiento de madre cuando te vas de la casa dejando a tu gorda dormida y llegas ese mismo dia en la noche y ya volvio a dormir,lamentablemente es muy amenudo,lo bueno es que existe un lazo mas fuerte que lsa horas de chamba y el trabajo agotador,que recompensa aquellos dias que nos ausentamos con ellos. Mi Lu a pesar de no veme todos los dias sabe como devolverme la alegri con tan solo una rpta al preguntarle “quien soy yo?”….y decirme “Mamà”t

    1. Que lindo! No imagino mi emoción cuando la escuche a Abril decirme Mamá, ya me veo llamándola a cada rato solo para escuchar que sabe quien soy! Que emoción!!!
      Besote Wen,

  5. Hola Carla.. Me siento muy identificada con lo que escribes.Y tú beba está lindisima!! Y también me indetifico con Erika Giovana…buu me dan ganas de llorar cada vez que saco cuentas y veo que sólo paso 3 horas al día a mi beba. Llego un poco más de las 7 a mi casa, ella ya comió y casi sin energías trato de jugar con ella, cocino mientras ella me acompaña y luego bañarla. Trato de disfrutar al máximo el baño y el ponerle la pijamita, ella se entretiene mucho con eso.Y claro..los fines de semana hago mil cosas y no me quiero despegar de ella ni por un segundo..La llevo a todos lados. No quiero que se termine el domingo..quiero que sea eternoooo, y los lunes me cuesta tanto trabajar 🙁 A veces no puedo creer que tenga que ser así. Qué paso con esas epocas en las que los hijos nos quedábamos felices con nuestras mamis en casa??
    En las mañanas salgo casi sin que escuche mis pasos y cuando cierro la puerta ella ya se dió cuenta que nuevo “mamá se fue”… Entro al ascensor escuchando su llanto..Y la verdad que ni sé como hago para manejar hacia el trabajo :'( Aitana ya tiene 1 año y medio (hoy justo los cumple) y cada día sabe algo más.. cada día me sorprende más..es muy hábil gracias a su nana que la han cuidado, gracias a su papi que tiene horario flexible y se queda más horas con ella en el día y gracias a mi mami que por temporadas la ha cuidado.
    En 2 semanas saldré de vacaciones y gozaré..y gozaré al lado de mi hija..para mí la más bella..la más astuta, el mejor regalo que me dio la vida… Y luego cuando vuelva al trabajo me preguntaré… qué pasó con la época de las mamis en casa con los hijos?
    Un beso a todas..fuerzas… las epocas han cambiado

    1. Feliz cumpleaños Aitana!!! Rosa que alucinante como han cambiado los tiempos no? Hacemos cosas similares con nuestras hijas, yo tampoco perdono la hora del baño, es nuestroi momento y trato en la medida de lo posible hacerlo, mirarnos mucho y reir! Disfruta tus vacaciones!!!

  6. Este es el eterno dilema, la causa de mis dolores de cabeza y atracones de dulces por la culpa!! no podemos partirnos en dos!? ni modo, los tiempos han cambiado y solo nos queda dar lo mejor de nosotras.

  7. Yesenia reconozco que también es mi motivo de los atracones de comida ¿estaré llenando mis vacios? mmm … Deberiamos clonarnos, dejar un clon en el trabajo y volar a casa a ver a nuestros hijos.

  8. Leer este post me ha hecho soltar unas lágrimas, pero me ayuda el saber que hay varias personas que pasan por esta situación y salen adelante con sus hijos. Yo en pocas semanas volveré a trabajar y me angustia la idea de dejar a mi bebé de 6 meses, justo pensando en que era mejor que yo debía cuidarlo fue que decidí dejar de trabajar incluso antes de que nazca para así disfrutar un poco más de mi embarazo y dedicarme a él aún desde mi vientre, conté con el apoyo de mi esposo en esto, porque aunque no se quiera afecta económicamente el que sólo haya un ingreso, pero él también quiso que nuestro bebé tenga el mejor cuidado, de mamá, el mayor tiempo posible. Desde hace unos meses me han venido llamando ofreciéndome trabajo, gracias a dios, pero los rechazé pues consideraba que aún no era el momento, hace unas semanas surgió un trabajo interesante, una buena oportunidad, así que decidí que era hora de volver a trabajar en lo que me gusta y en lo que he estudiado tanto, pero el hecho de separarme de mi bebé tantas horas me angustia, se quedará en buenas manos, pero igual me entristece la idea, me consuelo pensando en que será por darle mejores cosas a mi bebé, espero que sea la decisión correcta.

  9. Hola coleguitas en este oficio tan sacrificado y gratificante de ser mamá.
    Me doy un tiempito para leer este post. Yo también trabajo y la angustia/ culpabilidad/ dolor de dejar a mi hijita de 1 año y 10 meses en casa de sus abuelos es diaria. Por un lado me gusta lo que hacía y de un tiempo a esta parte ya no. Pienso en renunciar constantemente y no saben cómo envidio a aquellas que no trabajan en oficina pero sí en casa al cuidado de sus retoños. La situación actual no me da el privilegio de elegir entre trabajar o no por lo que cada vez es más tormentosa la culpa que siento de dejarla en una edad donde ya aprende de todo y que no esté con ella para atender a otros chicos y adultos que no valoran lo que aprenden. Porqué tengo que cuidar de que ellos aprendan si ni si quiera puedo cuidar a mi propia hija? Todos los días son enfrentar cosas así así que no lelvo una vida muy feliz que digamos. Mi momento feliz es verla sonreir y jugar con ella desde las 08:00 p.m. en que llego a casa.
    Espero que todo mejore y que algún día mi hijita me sepa comprender cuando llego más que estresada y no puedo darle ese tiempo calidad que debo.
    Cariños,
    Vilma

  10. Hola yo tambien me siento identificada con el post, tengo un hijo que esta por cumplir 15 y un bebe de 7 meses. Con el primero era muy chica tenia 17 y estaba terminando el secundario, y era lo que tenia que hacer, no tuve culpa igual estaba mucho tiempo con el y cuando sus abuelos no lo podian cuidar lo llevaba a la escuela, con la cabeza que tengo hoy pienso que no deberia haberlo dejado y tendria que haber rendido libre, pero uno hace lo que puede con las circunstancias que le tocan y lo importante es que en ese momento estaba convencida que era lo correcto dejar el bebe unas horas para poder brindarle algo mejor, aunque lo unico que necesitan los bebes es la presencia de la mama. Con mi segundo bebe ya estaba trabajando en relacion de dependecia y el volver a trabajar me angustio tanto que me agarro angina, casi cuarenta de fiebre el dia que tenia que regresar, asi que falte 3 dias mas por enfermedad y llego el dia, tuve que volver, molestando a toda mi familia, amigos, compañeros de trabajo, es que hasta el dia de hoy que tiene 7 meses no probo una mamadera, es sacrificado, lo llevo al trabajo y esta media hora hasta que una amiga me lo cuida 3 horas, lo llevo al trabajo (mi jefe es una capo) le doy la teta, viene mi papa y se lo lleva hasta las dos de la tarde que salgo de trabajar, moleste a todos, y sigo molestandolos, pero es una cuestion social los hijos, que se sientan amados y que todos colaboren, mi jefe sabe que yo doy lomejor de mi en el trabajo pero para eso tengo que estar feliz, y eso que trabajo en la administracion publica, pero si lo plantea aveces se puede hacer esto, es un tiempo el primer año que es fundacional, terminas de cama seguro, algunos dias llorando pensando que no se puede todo, pero al otro dia, todo se acomoda, y si no se puede, no se puede, y la culpa al final no nos hace disfrutar ni el trabajo, ni a los hijos, asi que empecemos a dejar de ser culposas y ponernos orgullosas de poder dar a luz una vida, y entregarles nuestro cuerpo y nuestra alma para hacerlos mejores personas que nosotras, besos

  11. Lindo Post, yo también siento lo mismo. Sandra y yo tenemos una nena que recién está por cumplir 3 meses y a ella ya le toca regresar al trabajo en Marzo, no me imagino como se va a sentir, pero seguiré demostrándole que yo puedo ocupar parte del tiempo que a ella le falta. en casa también tenemos a un ángel que nos ayuda.

    Bendiciones.

Deja un comentario