Receta del fin de semana: El mágico “trigo”

En mi casa siempre que regresábamos del colegio todos preguntabamos: ¿mamá que hay de comer? y la reacción ante la respuesta variaba según lo que habían cocinado ese día. Si decía ají de gallina todos deciamos ¡que rico!, si decía arroz con pollo todos decíamos ¡otra vez!, pero si decía trigo la gran mayoría decia ¡pero por qué has hecho eso! y mi hermana Katy saltaba y decía ¡trigo, trigo, que rico, yo quiero!.

Nunca de pequeña me gustó mucho el trigo, lo comía pero no muy contenta, ahora que ya crecí y que cocino, me di cuenta que todo depende de cómo lo preparemos. Miren esta práctica receta Jimena de Agoisfoto y miren las fotos, sólo verlas provoca tener el plato cerca para probarlo. Acerca del trigo Jimena nos cuenta que:

… aunque el trigo no es exactamente una menestra, sino más bien un grano como el arroz, este plato entra en la categoria de las menestras de los lunes o martes. por lo general, suele haber gente a la que le encanta este tipo de comida y otra que las odia, yo personalmente estoy en la categoría de los que les gusta y bastante.

IMG_5983

Ingredientes:

  • 1tz de trigo
  • 1 cebolla blanca
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de pasta de ají mirasol
  • 1 cucharada de palillo
  • 500ml de caldo de pollo o verduras
  • 1 chorrito de leche fresca
  • sal y pimienta
  • queso fresco al gusto
  • cilantro para decorar

Preparación:

Lavar el trigo por al menos 1/2 hora. Luego enjuagar bajo el caño unas tres veces. En una olla con agua, darle un hervor. Eliminar el agua y reservar.

A parte, en otra olla, agregar la cebolla y el ajo finamente picados. Dorar hasta que estén transparentes y luego agregar el ají y el palillo. Incorporar el trigo y cubrir con el caldo. Cocinar hasta que el trigo este tierno. Luego agregar un chorrito de leche y decorar con queso fresco y cilantro picado. Servir con arroz y ensalada.

IMG_6014

Además sepan ustedes que el trigo es considerado en muchos países un alimento básico debido a sus múltiples nutrientes y propiedades y la extraordinaria calidad de su harina.

Cariños,

Marisa

Deja un comentario