¿Qué es la parotiditis o paperas?

Hace algunas semanas Marisa comenzó a sentirse mal, fiebre y dolor en el cuello fueron algunos de los síntomas. En cuanto fue al doctor, luego de algunos análisis, el diagnóstico fue paperas. Su primera reacción fue ¡uy mis hijos!, pero después de informarse correctamente acerca de qué es la papera, cómo se trata y contagia, regresó la calma. Y nos dimos cuenta de algo, hay muchísima gente desinformada, que al instante de oir: “paperas”, entra en pánico y reacciona de manera errada.

Buscamos a nuestra querida Dra. Paolla Arrús, del blog “Enseñando a comer a mi hijo y le pedimos nos cuente más a detalle todo acerca de la papera, en un lenguaje claro para que todas comprendamos qué hacer y que la mejor manera manera de estar bien de salud es previniendo. Ella, además, responderá todas tus preguntas acercas del tema, sólo deja tu comentario en esta nota.

La “Parotiditis” o más comúnmente conocida como “Paperas”, es una enfermedad infecciosa aguda producida por un virus, muy contagiosa y que se presenta sobre todo al final del invierno y principios de primavera. Es mucho más frecuente en niños no inmunizados, pero puede dar a adultos si es que no están vacunados y es mucho más severa que en los niños. Es usualmente benigna, incluso asintomática en un tercio de los casos.

¿En qué consiste y cómo se contagia?

El cuadro empieza con fiebre (que puede durar de dos a tres días) y un día después se produce una inflamación y agrandamiento de las glándulas parótidas (glándulas salivales), lo que da ese aumento del volumen de los cachetes característico. Esta inflamación es muy dolorosa. El crecimiento dura de dos a tres días para luego tomar de tres a cuatro días para retornar a su tamaño habitual. El contagio es como el de los resfríos, por esas pequeñas gotitas que uno expulsa al hablar toser o estornudar o por el contacto con la saliva. Es posible contagiar incluso desde unos días antes de la inflamación hasta una semana después de la enfermedad. Cuando el virus ingresa a tu cuerpo se multiplica en las vías respiratorias y en los ganglios del cuerpo durante dos semanas (periodo de incubación) luego del cual afecta una o ambas glándulas parótidas. A veces puede afectar otras glándulas como las salivales submaxilares o sublinguales, y los testículos, ocasionalmente también pueden ser afectadas las meninges, la tiroides, los ovarios u otros. Para el diagnóstico el examen clínico es fundamental y generalmente no son necesarios exámenes auxiliares. El contacto quince días antes con una persona enferma es un dato importante.

¿Cómo se cura?

Al ser un virus debemos esperar su proceso y manejar sólo los síntomas como la fiebre y el dolor. No existe un tratamiento, sólo análgésicos y antipiréticos, aunque el reposo juega un rol importante en la recuperación. Sin embargo lo más importante es la prevención. Existe la vacuna que está incluida en el Programa Nacional de Vacunación (Perú) y se coloca la primera dosis al año y el refuerzo a los cuatro años.

La orquitis (inflamación de los testículos) es la complicación más frecuente, ocurre en el 30% de los niños púberes o adolescentes con parotiditis. El testículo afectado podría atrofiarse ocasionando infertilidad. La mastitis (inflamación de la mama) también se presenta en el 30% de los casos de mujeres púberes que padecen la enfermedad. Si la parotiditis ocurre en gestantes durante el primer trimestre de embarazo está asociado a mayor riesgo de abortos.

La prevención sigue siendo una de las medidas más efectivas para conservar la salud.

Dra. Paola Arrús Ackermann
Médico Pediatra
dra.arrus@ensenandoacomeramihijo.com
www.ensenandoacomeramihijo.com 

Prevenir, vacunar, no te olvides.

Hablamos.

Lu

 

 

Deja un comentario