¡Dame la roca!

Una nueva nota de nuestra querida colaboradora: Carla Medina. Divertida, espontánea, sincera, así es esta nota acerca de las relaciones, del compromiso, de las decisiones y la vida en pareja:

Las mujeres casi siempre queremos saber a dónde apunta esa relación que tenemos, no importa el tiempo que nos tomemos en concretar esos planes, lo único que exigimos es que exista una luz al final del túnel, ya sea la convivencia, el matrimonio o cualquier otra opción, lo que nos importa saber es hacia dónde vamos. De ser necesario lo conversamos, lo negociamos y hasta lo exigimos mientras que ellos ensayan los mejores movimientos de cintura para evadir lo inevitable.

Yo ya tenía buen tiempo en el trabajo incansable de concretar el siguiente paso, en mi caso era el matrimonio y el susodicho se había vuelto un especialista en los “Paciencia” “Poco a poco” o el insufrible “Pronto”. Basta de respuestas tibias!! Debíamos definir las cosas, ya no teníamos 18 años y… ¿Qué tal si luego me dice que ya no? ¿Cuántos años habré perdido? ¿Y si por esperar pierdo la oportunidad de conocer otra persona? Me volví un poco (solo un poco) insoportable con el tema. Él me dice ahora que cada una de sus canas es por culpa del “¿Cuándo nos casamos?” no dejo de reconocer que algo de verdad tiene, esas canas son mi obra.

Luego de probar varias estrategias, el momento llegó y fue mágico, fuimos a cenar y coordinó con los del restaurante todo, llevó un CD con nuestras canciones, llevó el anillo que debía estar en una copa de champagne y que debía llegar en el momento adecuado pero… el CD se atracó en una canción, él se emocionó, el mozo llegó llorando a la mesa con el champagne (también se emocionó) todos llorábamos y los demás comensales aplaudieron. Luego no recuerdo mucho más porque me tomé todo los champagnes y demás bebidas espirituosas del local, era momento de celebrar.

Cada declaración de amor es por sí sola maravillosa, no hay reglas y todo vale porque lo realmente importante no son los detalles que acompañan la ocasión sino la sinceridad con la que abres tu corazón. Hay pedidas de matrimonio simples que se deciden en un café y hay otras que llevan toda una producción acuestas, pedidas de matrimonio memorables como la de Mónica a Chandler en Friends o aquella que sucedió en un concierto de Kevin Johansen aquí en Perú, Enrique declaró su amor y le pidió la mano a Mariana con auditorio lleno, muy tierno.

Así que me encantaría saber de otras pedidas de mano, compartamos algunas o simplemente soñemos con aquella que nos gustaría tener…

Nos leemos! :o)

Carla.

PD: Solo como dato adicional les cuento que el origen de la entrega de los anillos de compromiso sería porque, tiempos atrás, los hombres se aseguraban que sus mujeres quedaran con alguna prenda de valor en caso ellos perdieran la vida en la guerra… y viéndolo desde ese punto de vista tiene mucho sentido.

Y ¿cómo fue tu pedida de matrimonio?

Hablamos,

Lu

7 comments

  1. Hasta que admitiste la razón de ser de mis canas!!!!!

    Definitivamente el 9/9/9 fue una de las mejores noches que vivimos…. y la primera del resto de nuestra vida juntos!

  2. Me encanta esta frase: “no importa el tiempo que nos tomemos en concretar esos planes, lo único que exigimos es que exista una luz al final del túnel”
    Porque es realmente cierto, es algo característico de nosotras las mujeres.

    Lindo, un post muy personal pero a la vez identificador!

    PD: Fui fan de FRIENDS en su época y lloré con la pedida de mano de Mónica y Chandler.

    1. Es un tema de compromiso y decisión sea cual fuere el camino a elegir! Gracias por tu comentario.

      PD: La pedida de mano de FRIENDS es una de las mejores que he visto.

Deja un comentario