Aprendiendo sobre vacunas. ¿Contra qué me vacuno?

La información acerca de las vacunas a veces es escasa, a veces no es la adecuada, a veces generar angustia en vez de brindar seguridad. Esta vez invitamos a Maria Verónica Petrozzi, médico pediatra, para que pueda brindarnos información acerca de una enfermedad que felizmente puede prevenirse con la vacunación, esta es: la meningitis.

En esta oportunidad, les contaré sobre tres bacterias muy peligrosas que pueden producir meningitis y septicemia entre otras, y que gracias a la ciencia pueden ser prevenidas a través de las vacunas.

La meningitis es una enfermedad muy grave que consiste en la inflamación e infección de las capas que cubren el cerebro (meninges). Esta inflamación produce un importante daño en el cerebro causando graves secuelas (sordera, ceguera, déficit motor o cognitivo, etc.) e incluso la muerte.

La septicemia (infección generalizada de la sangre) , es una forma grave de enfermedad en la que el microorganismo invade la sangre en forma generalizada, que conlleva a daño en muchos órganos (corazón, riñones, pulmones, etc.) ocasionando la muerte en un porcentaje muy alto.

Las bacterias más comunes que causan meningitis y septicemia son: el Neumococo, el Haemophilus influenza y el Meningococo. Los tres gérmenes inician el cuadro de una forma inespecífica, con malestar general y fiebre que puede confundir con cualquier enfermedad viral. Rápidamente se van añadiendo síntomas como dolor de cabeza intenso, vómitos y estado de la conciencia alterado (síntomas de meningitis) o de lo contrario síntomas relacionados con la infección de la sangre (hipotensión, fiebre, alteraciones en la respiración, en la coagulación, etc.). La evolución es rápida y muchas veces es demasiado tarde para que el tratamiento con antibióticos sea efectivo, o la bacteria ha generado una resistencia al antibiótico que o permite que sea eliminado.

La buena noticia es que para las tres bacterias se han desarrollado vacunas eficaces y seguras, que se colocan en el niño durante el primer año de vida en diferentes esquemas, para evitar que se infecten, enfermen o mueran.

Hasta hace algunos años, existía únicamente vacunas para dos de los tres gérmenes: la vacuna contra el neumococo y la vacuna contra el Haemofilus influenza. Actualmente ya existe una nueva vacuna que previene también la infección por meningococo, que se aplica a los 9 y 12 meses de edad y se puede utilizar en niños, adolescentes y adultos hasta los 55 años que no fueron vacunados previamente.

Infórmate y consúltale a tu pediatra sobre las vacunas que existen para la protección contra el Meningococo, Neumococo y Haemophilus influenza. No permitas que una infección que puede ser prevenida con vacuna termine con la vida de tu hijo.

Dra. Maria Verónica Petrozzi

Puedes encontrar más información y experiencias en www.voicesofmeningitis.com. Recuerda que la vacunación es responsabilidad de todos.

Hablamos,

Lu

Datos de Contacto:
Dra. Maria Verónica Petrozzi
Médico Pediatra, con Maestría en Bioquímica y Nutrición. Diplomado en Neurodesarrollo
Profesora de la Universidad de Ciencias Aplicadas
Gerente médico de Sanofi Pasteur para Perú, Ecuador y Bolivia.

Deja un comentario