¿Puedo dar de lactar si estoy embarazada?

Sí, sí y todas las veces sí.

Soy una convencida de que dar de lactar es una decisión de la madre y que ella tomará la mejor decisión en cuanto esté bien informada, apoyada y segura de lo que hace. Ahora, si estás dando de lactar y además estás embarazada nuevamente es necesario que sepas que ciertos cambios sucederán en tu cuerpo y que dependerá de ti y de tu bebé si siguen con la lactancia.

Primero debes saber que si bien la lactancia es un método anticonceptivo natural (la succión del bebé inhibe la ovulación), esta no es 100% efectiva y podrías quedar embarazada. Para que sea un método efectivo debes alimentar a tu bebé exclusivamente de leche materna y no deben haber pausas de más de 6 horas. Además la regla debe estar ausente. Si no se cumplen estos 3 requisitos o se cumplen a media, podrías quedar embarazada, consulta siempre con tu ginecólogo/a.

Existen muchos mitos en torno a la lactancia, somos una sociedad “mitopoyética”, nos encanta encontrar las supuestas causas y/o consecuencias de algo que después no podemos probar, pero es tan fuerte la presión social que aquello que decimos y oímos termina siendo aceptado. Sucede con la lactancia, sucede con miles de temas.

Acerca de dar lactar si estás embarazada debes saber que podría producirse un destete natural en tu bebé, que no es necesario dejar de darle de lactar, que todo puede suceder naturalmente ya que:

  • Las hormonas presentes en el embarazo pueden causar una disminución en la producción de leche, esto podría generar que el bebé pierda interés por la leche de mamá y comience el destete natural.
  • Aproximadamente al 5to mes de embarazo la leche materna cambia de sabor, porque comienza a salir el calostro. Esto puede no gustarle a tu bebé y pueda también ser motivo para un destete natural.
  • Uno de los síntomas del embarazo es la sensibilidad de los pezones, antes la succión a dar de lactar a tu bebé podrías sentir algo de dolor.
  • La succión puede causar contracciones, pero éstas se cortan apenas el niño deja de mamar, por lo que salvo indicación médica por amenaza de aborto o parto prematuro no es necesario dejar el amamantamiento. Estas contracciones se dan también cuando la madre embarazada tiene relaciones sexuales, debido a la segregación de oxitocina.

En BebésyMás nos cuentan que “de hecho, el 60% de los niños se destetan solos, aunque algunos vuelven a reengancharse más adelante una vez que el bebé ha nacido”.

A la pregunta de si ¿le hago algún daño al bebé que estoy gestando dando de lactar a mi bebé ya nacido?, pues es importante que lean esto:

  • Los estudios muestran que no hay diferencia de peso al nacer entre los bebés que nacieron de una madre que amamantó a su hermano durante el embarazo, y los bebés cuyos hermanos fueron destetados más de 6 meses antes de ser concebidos. (Merchant 1990)
  • Si la mamá esta bien alimentada, y su embarazo es normal, puede continuar con la lactancia (American Academy of Family Physicians, 2002).
  • La hormonas que mantienen el embarazo, no dañan al hijo lactante. El bebé en el útero esta expuesto a estas hormonas en mayor grado y no le afectan en lo absoluto.
  • Si la mamá esta extremadamente delgada durante el embarazo, debe hacer un esfuerzo consciente en alimentarse mejor, para mejorar sus reservas, y las del bebé que se gesta independientemente de si amamanta a otro hijo.
  • Si la mamá siente dolor en los pezones, puede tratar de cambiar la posición en la que mama su hijo, o negociar que la toma dure menos tiempo, por ejemplo, lo que dure el tiempo de una corta canción.

Espero aportar un poco en la toma de buenas decisiones. ¡Mucha suerte y paciencia mamás!

Hablamos,

Lu

Fuentes:

Bebés y Más: Amamantar estando embarazada
Bebés y Más: Sí puedes quedar embarazada mientras das el pecho
Para el bebé: Amamantar estando embarazada (en tandem)

Deja un comentario