Enseñando a comer a mi hijo/a

Lo admito, tengo un conflicto personal con Ale (mi hija de 3 años), a la hora de comer.  De lunes a viernes no estoy con ella a la hora del almuerzo, sólo está Tere y según me cuenta ella (y dan fe otras personas), “Ale se come todo, y lo hace comiendo solita, agarra muy bien los cubiertos“. Los fines de semana dudo mucho de lo que me dicen, ambas empezamos una cuasi guerra.

Lo sé, siempre digo “cero tensión” a la hora de comer, pero a veces mis propios consejos no funcionan para mi. Es que hay muchas cosas que tenemos ya grabadas en la cabeza, muchas “formas correctas” de hacer las cosas y éstas solo pueden ser de una manera. ¡ERROR! Ahí está el error.

Para comer, como para criar, no hay manuales sólo sentido común y guías básicas que hay que seguir. Es necesario saber que un niño no se alimenta como un adulto, que hay niños que comen poco y que están bien alimentados, que hay niños que comen súper lento, otros súper rápido, hay niños que comen y se mueven incanzablemente, niños que no comen si están solos, cada niño es distinto. No se tienen que terminar todo lo que está en el plato, no hay que darles un plato gigante como si fuera la última cena, es importante invitarlos a comer por sus propios medios, a probar por sí mismos los nuevos sabores y texturas.

Y en medio del conflicto, del “Ale por fa, por fa, come, pasa la comida, no hagas bolitas con ella, pareces un hamster, Ale, comeeeeee”, llega a mi la entrevista que hace poco le hicieron a nuestra ya querida Dra. Paola Arrús, peditra, máster en nutrición y ahora salvadora. Como ya muchos sabemos Paola tiene un blog de lo más interesante, se trata de “Enseñando a comer a mi hijo” y ese fue justamente el tema de su última entrevista, aunque -como bien concluye ella- lo ideal sería “enseñarle a los padres a darle de comer a sus hijos”.

Aquí está la entrevista, además la Dra. Paola responderá hoy todas tus preguntas y/o dudas acerca del tema, acerca de qué hacer con respecto a la hora de comer, qué darles de acuerdo a su edad, qué cantidades… sólo deja tu comentario en esta nota y en la brevedad será respondido.

Te recomiendo ver toda la entrevista primero, Paola es súper clara y didáctica, además de encantadora.

Y a ti cómo te va, ¿cómo le enseñas a comer a tus hijos?

Hablamos,

Lu

Datos:
Dra. Paola Arrús Ackermann
Médico Pediatra
dra.arrus@ensenandoacomeramihijo.com
www.ensenandoacomeramihijo.com

7 comments

  1. mi hijita tiene 18 meses y aún no logro que coma la carne de vacuno o pollo sin que esté procesada (tipo puré). El pediatra me recomendo que debe comer 100 grs diarios de carne. Por su puesto si se la doy entera o en trocitos solo recibe una mordida que demora en masticar media hora, leugo la escupe. ¿qué hago? . Cómo balanceo sus alimentos?

  2. hola lu q maravilla de tema… justo tengo problemas con mi enana, tiene 9 meses y solo come mazamorras d fruta sin azucar, noqurie cpomer otra cosa! y yo debo volver al trabajo y no quiere agarrar biberon, ya me la han rechazado dos personas porq dicen q es muy dificil de cuidar, pues extraña mi pecho  y no quire otra leche, incluso no toma mi propia leche en biberon… mide 75cm y pesa 8.300, esta baja de peso, lo q si come es cuando le invitamos de la comida q preparamos en casa, esta bien que le demos asi? es la unica forma en que come!
    saludos y gracias

  3. Carolina, tu bebé tiene muy buena talla y no está baja de peso. Qué bueno que le sigas dando pecho, puedes seguirte sancando leche en el trabajo. Prueba preparándole un puré de 1 verdura (no mezcles) y agrégale tu leche. Así el olor y sabor familiar de tu leche la ayudará a incorporar los nuevos sabores. Si no te lo acepta y sólo te recibe la comida de la casa pues a cocinar sano y bajo en ajíes y picantes y que coma lo mismo que ustedes. También puedes darle pequenos pedacitos de vegetales picados como zanahoria, vainitas, arvejas o granos de choclo. 

  4. querida Lu es un tema buenisimo! , Gracias doctora Paola  me encanto la entrevista , super clara!, felicitaciones compartire su video  por que me parece que muchisimas mamas padecemos alguna vez con nuestros niños al comer, y de verdad sus palabras son super tranquilizadoras, con mis hijitos estamos en una buena fase gracias a Dios!, tienen ahora mucha hambre!8 por que tienen sus fases en que como dice la doctora comen solo una alverjita  y unos granos de arroz) jamas los obligo a terminar todo el plato , cuando me dicen que se llenan ahi queda, y he ido aprendiendo con mis hijos , el menor que tiene 10 meses, ya esta comiendo igual que nosotros pero un poquito chancado, pero es lo maximo masticando con sus dos dientes!, cosa que con el mayor que tienen 5 no hice tanto, le di todo demasiado aplastado, ahora es de los que no puede sentir ni un grumo en la leche! :S, con el segundo de 3 años hice mejor las cosas, pero ultimamente me esta haciendo algunas escenitas para comer, cosa rara por que el comia todo siempre de buen humor, solito , pero hace unos dias que se puso con la cantaleta de esto nome gusta es feo, sin probarlo…bueno despues de no hacerle caso un rato me pide disculpas y se lo come  ( bueno despues de como una hora y cuando ya todos nos estamos parando de la mesa…creo que mas tiene que ver con que su hermanito menor ya se esta sentando con nosotros a comer… lo habra afectado eso?

    1. Lucy te felicito, la experiencia va haciendo que uno se relaje y disfrute más a sus hijos. Como lo dices, los chicos tienen etapas, por ratos comen regio y por otros están un poco relajados. Lo estas haciendo super. Cuando les ofrezcas cosas nuevas es recomendable que vayan al supermercado juntos, escojan los ingredientes y si pueden prepararlas todos juntos mejor, les fascinara comer lo que ellos mismos prepararon.

  5. Que hay de esos niños que tienen 10 años ahora y no quieren ni oler las alcachofas y hace 4 años si se las comian. Y esos chicos que solo comen papas fritas y fideos con queso….Hay que dejarlos con esa comida…¿Qué Hacer????..

    1. Lo ideal sería no llegar a eso, el niño come lo que los padres comen, lamentablemente hoy la comida chatarra está muy de moda pero si tratamos de evitarla en la medida de lo posible y fomentamos buenos hábitos alimenticios, nuestros hijos comerán mejor. El ejemplo comienza en casa.

Deja un comentario