Un cuento para niños enamorados: “Fonchito y la luna”

Tenía 9 años, estaba en 4to grado de primaria y además estaba enamorada ♥

Un día, un compañero de clase me confesó que le gustaba mi mejor amiga. Yo le confesé que estaba perdidamente enamorada de su mejor amigo. Ambos quedamos que ese día buscaríamos a nuestros mejores amigos y les contaríamos todo, y además los motivaríamos para que al día siguiente ambos nos declararán su amor, osea se nos “manden”.

Toda la noche imaginé qué me diría mi gran amor: ¿Quieres ser mi novia? ¿Quieres ser mi chica? ¿Quieres estar conmigo?. Ensayé todas las respuestas posibles a esas preguntas, al final me quedé con una: “Si te digo que sí, ¿qué pasa?”. Claro tenía que contestarle con otra pregunta, hacerlo sufrir un ratito, hacer que ruegue por mi amor… Sí, de chiquita veía muchas novelas :S

Llegó el día y ahí estaba, sentado al lado mío en clase de Arte, con esos ojototes negros. Me miró y lanzó la esperada pregunta: “Me gustas”. ¡NO ERA UNA PREGUNTA! ¡Por las puras ensayé mi respuesta! ¿Qué le digo? ¿Qué le digo? ¿Qué le digo?, me dije muerta de angustia. No pude más y le respondí: “Si te digo que sí, ¿qué pasa?”. Su cara de circunstancia duró toda la clase, su cara de “¿ah?”. No le hablé más, no me habló más. Así empezó y terminó nuestra historia de amor.

Recordé esta anécdota, entiéndase “roche”, cuando descubrí el primer cuento infantil de Mario Vargas Llosa: “Fonchito y la luna” que junto a “El pequeño hoplita” de Arturo Pérez Reverte, inauguraron la colección “Mi primer…”, de Alfaguara en el 2010. Esta colección, tal como nos cuentan aquí, “pretende iniciar a los niños en la lectura con textos firmados por grandes autores en lengua española”.

Fonchito

Fonchito y la luna. Mario Vargas Llosa
Ilustraciones de Marta Chicote Juiz
Alfaguara (México, 2010)
Para niños entre 5 y 8 años.

El cuento comienza así:

“Fonchito se moría de ganas por besar las mejillas de Nereida, la niña más bonita de su clase. Nereida tenía unos ojos grandes y muy vivos, una naricilla respingada, unos cabellos negrísimos y una tez blanca como la nieve…”

by krenecito

No lo he leído aún, me cuentan que se habla del primer enamoramiento, del primer beso, de todo lo que un corazón enamorado (e inocente) puede hacer por amor, incluso si el pedido es ¡la luna!.

“A la eterna petición de “tráeme la luna” Fonchito encuentra una forma de hacerlo, una forma tan simple y tan sencilla que no se le ocurriría a la mayoría de la gente, aunque claro, después de leerlo el 99% diga, claro claro, si es muy sencillo y a partir de ahí surjan mil y una variantes”, comenta por aquí Eduardo Collado

Las ilustraciones son de Marta Chicote Juiz:

fonchito2
Un libro que hay que comprar, que hay que leer, un libro para disfrutar y recordar el primer amor.

Hablamos,

Lu

1 comment

  1. ese libro es realmente genial…mi enamorado me lo compró el año pasado en la feria del libro…(yo de antemano ya lo quería) tons hasta ahora no me canso de leerlo.  Yo soy profesora de primaria y el año pasado trabajé como capacitadora de maestros en colegio estatales en el Callao y a cada rato llevaba el cuento a los colegios y les decía a los profesores que se los mostraran a los niños, les decía que les digan a sus niños que Mario Vargas Llosa, no sólo ha escrito Conversación en la Catedral o la Guerra del Fin del Mundo jeje e, sino esta obra linda para niños (un profesor me mencionó que había leído una historia similar de la época de la Perricholi, en donde el virrey Amat le pregunta a su amada qué deseaba y ella le dijo “la luna” y el virrey la llevó hasta una laguna en donde se reflejaba la luna je jeje)…..  Es un gran intento del Nobel por escribir para niños.  Él mismo ha admitido que es difícil.  Fonchito sale en otra obra suya (creo que es Los Cuadernos de Don Rigoberto o Elogio a la Madrastra).
     

Deja un comentario