Hay lugares que no voy a olvidar.

Son casi las 8:30am, el sol me acompaña enorme y brillante. No quema, al contrario, siento frío. Frío helado, frío rico. Estoy en el Cusco y siento que aquí me quiero quedar, que este es mi lugar.

Todo comenzó hace 7 años cuando llegué a vivir aquí por trabajo, hoy vuelvo por las mismas razones. Pero desde aquella última vez sentí que aquí quería vivir mi vida, aquí quería que estuviera Anita. Es mi lugar preferido en el mundo, aunque el mundo aun no lo he recorrido.

Cusco3


Cusco5

Llegué después de pasar entre nubes de algodón durante la madrugada. Extraña y rica sensación la de volar. Bajé del avión y la sentí de inmediato, eso que no puedes ver pero entra por tus huesos, se va hacia tus músculos, te hincha el pecho, te cambia la piel y te abre los ojos: “la energía de este lugar”. Oh sí, la estoy sintiendo y la respiro y absorbo. ¡Me la llevo toda!

Cusco2

Lloré al llegar. Lo siento, no es cursilería, es amor puro. Aquí me quiero quedar, por aquí quiero caminar, este aire quiero respirar. No duermo desde las 3am, pero no lo siento. Creo que estoy “adrenalínica”, si es que la palabra existe. En este momento traería a mis hijas y nos quedaríamos a vivir aquí, cerca de San Blas. Sólo una razón no me deja hacerlo, es una razón fuerte y suficiente, pero pronto, pronto…

Me decían: ¿por qué te vas tantos días, y tus niñas? (es que estaré de viaje 3 semanas) y mi respuesta era, entre sorprendida y orgullosa: “se quedan con su papá”. Quién mejor que él para verlas, como siempre, como todos los días. TODAS, señoras, señoritas, necesitamos algo de aire de TODOS los temas, del trabajo, de la maternidad, del matrimonio. Yo no busqué este viaje, pero no sabes lo bien que me está haciendo. Era necesario.

Y mientras me tomo un rico café cusqueño, veo esto:

Cusco1

Que todos tengan una genial semana. La mía empezó de lo mejor 🙂

Hablamos,

Lu

3 comments

  1.  ¡Qué lindo post, Lu! Has descrito a nuestro querido Cusco de la mejor forma. Aunque solo he estado en esta increíble ciudad dos veces, estando allí también he sentido una energía muy especial, diferente, como en ningún otro lugar. ¡Disfruta al máximo de estas semanas! 

Deja un comentario