¿En casa o en la oficina?

Hablo de trabajo, de dónde escoges estar, de hacia dónde las circunstancias cambian nuestros planes.

Trabajar desde casa representa, para mí, una tremenda ventaja en cuanto se tiene hijos por el tiempo que podemos dedicarles. Será sólo nuestro tiempo y podemos organizarlo de tal manera que podamos llevarlos al colegio, al parque, compartir en general. Pero creo también que no es tan ventajoso para el trabajo en sí, si es que no nos organizamos de manera eficiente.

No te ha pasado que trabajas desde casa y son las 11am y sigues en pijama?. O que te levantas, envías a los niños al colegio y luego dices “antes de empezar a trabajar voy a poner la ropa en la lavadora” y lo haces y luego dices: “y antes de empezar voy a avanzar el almuerzo” y lo haces, y cada vez sale algo más qué hacer. Al final, medio día y no empezaste a trabajar jamás.

Organizar, planificar, delegar, son actividades CLAVES para no caer en el caos. También saber que NO podrás hacerlo todo, porque por más “mujer maravilla” que nos creamos, no hay forma de hacerlo todo a la vez, ni en un sol día. Y si es que sí lo haces terminarás tan cansada que el estrés podría convertirse en tu amigo personal, tu humor cambiará, tu estado físico decaerá y al final ya no rendirás. Levántate, prioriza, quítate el pijama y disfruta de la posibilidad de manejar tu tiempo.

Creo que la mayoría de mujeres, aún estando en una oficina no nos desconectamos de la casa (habilidad que no tienen los hombres, su capacidad de desconexión es ¡asombrosa!). Y estamos en el celular hablando con la señora de la movilidad, con la trabajadora del hogar coordinando el almuerzo de hoy, con la suegra para que nos haga el favor de ver a los niños más tarde y -además- estamos redactando informes, gestionando, creando.

by Blancucha - graphic designer & illustrator.

Trabajar en una oficina -para mí- resulta a veces limitante ante mis actividades de madre, no puedo estar en ciertos momentos, pero tampoco me torturo con eso. He trabajado desde casa también y me vuelto loca entre dar la teta, preparar el almuerzo, recoger a Ani del colegio y preparar un taller de capacitación.

He pasado por ambas experiencias y ambas tienen ventajas increibles y desventajas notables, pero la clave para ambas es, considero, sentirnos a gusto con lo que hacemos, cómodos, tomarlo y disfrutarlo. Si las circunstancias hicieron que tus planes de vida cambiarán pues hay que asumirlo y seguir de la manera más efectiva. La tortura y la culpa de “por qué no estoy haciendo tal cosa, en vez de esto” genera arrugas, te limita, te pone de mal humor y realmente no ayuda a que logres lo que te propusiste como meta.

Trabajes donde trabajes, usa una agenda, delega, prioriza, vuélvete loca y componte de inmediato.

¿Trabajas desde casa o en una oficina?

Cariños,

Lu

21 comments

  1. Curioso! El sentimiento de culpa nos abate. Y a veces quisiéramos ni trabajar en casa y menos en una oficina.
    Personalmente prefiero trabajar en la oficina porque sé que dedico tiempos límite y al volver a casa nada me distrae. Pero para compensar me ocupo personalmente de todo lo que pueda y mientras estoy fuera las chicas me llaman y yo las llamo a ver como va su día y ellas preguntan por el mio.

  2. Pues yo adoró trabajar fuera, mi horario es sumamente accesible. Desconectarme de casa para hacer mis actividades, ver otras gentes que no sean las mismas de todos los días. Es reinventarte el trabajar fuera, claro desde mi prespectiva. Yo jamás trabajaría en casa, definitivamente.

    1. Eso!
      Muchas nos olvidamos de nosotras mismas, nos olvidamos que antes de ser mamás somos mujeres, que lo seguimos siendo, la maternidad nos afirma no nos limita 🙂
      Lu
      PD: qué genial tenerte por aquí guapa.

  3. Bueno, yo trabajo en casa, y como dices tiene sus ventajas, ya que puedes estar mas pendiente de tus niñas, pero a veces me gustaria salir a trabajar fuera, pero estoy SEGURA que no estaria tranquila, llamaria cada 5 minutos para saber como estan las chicas. Bueno a mi se pone dificil en epoca de inicio de clases ya que se me junta con el balance de fin de año, pasando lo ultimo , estoy mas tranquila ademas ayudo a mi esposo a administrar el pequeño negocio que empezamos hace 8 años, gracias a Dios, no nos sobra pero no nos falta tampco. Aun sin salir de casa mis hijas me preguntas ” Y COMO TE FUE HOY MAMI?”, me hace sentir como si hubiera salido a trabajar fuera =).

    1. Qué genial Janette.
      Yo ando conectada a mi casa la mayor parte del tiempo, estoy a punto de pedirle a la nana de mis hijas que tenga una cuenta de correo para comunicarnos más veces 😛
      Lu

      1. Pues no es mala idea, siempre es bueno tener a nuestro lado personas actualizadas (CIBERNETICAMENTE), ademas te instalas el SKYPE y puedes hasta tener video conferencia jejejeje.

  4. Trabajo en oficina y dentro de todo llego temprano a casa, lo que me permite compartir con mis niñas. Pero a veces quisiera tener un trabajo más cerca de casa y con horario flexible, porque me desespera no poder arreglar las cosas por teléfono.

    Creo que es importante desarrollarte personal y profesionalmente, pero si se pudiera me gustaría estar más tiempo en casa. Hay días que no logro desconectarme del todo y estoy pensando si ya fueron a recoger a mis hijas del nido, si le toca clase de ballet, que algún cumple, que los remedios, etc.

    Definitivamente me falta organizarme más y apuntar mis cosas. Por qué queda tan corto el día??

  5. Yo trabajo desde casa, y también he trabajado fuera, en un horario de oficina, cuando mi hijo mayor (hoy de 5 años) tenia 3 meses tuve que dejarlo para cumplir con mis ocupaciones, ya desde el año pasado estoy en casa pero si de hecho se hace difícil, pero creo que el disfrutar verlos a los dos (Gabriel y Matías de 3 años) crecer y formar parte de sus actividades aunque sea escuchando, como ahorita, al escribir esto, me piden Gabito que le saque el zapato y se va a su cuarto a jugar con su hermano, eso es gratificante para mi, y el ajuste que significa quedarse en casa a trabajar se compensa con formar parte de sus días, Y lo que decias de ordenarse, es importante!!! es crearse una estrategia, y después de casi dos años, lo estoy logrando, y lo de la pijama es verdad!!!, pero cuando pasa el tiempo y uno voleta a ver, es bueno, porque una crece como mujer, madre y profesional, y creo que con eso estamos más que entrenadas para cualquier cargo bajo presión y hacerlo de manera eficiente.
    Es mi apreciación, saludos.

    1. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices.
      Se trata de encontrar y aplicar la estrategia correcta para que el día a día, desde casa o desde la oficina, no nos tome de sorpresa y estresadas.
      Cariños,
      Lu

    2. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices.
      Se trata de encontrar y aplicar la estrategia correcta para que el día a día, desde casa o desde la oficina, no nos tome de sorpresa y estresadas.
      Cariños,
      Lu

  6. Gracias por este post, me cae como anillo al dedo. Decidí dejar la oficina y trabajar en casa para estar más cerca de mi hija y creo que la clave para no caer en el caos es tener disciplina y cumplir con un horario para dedicarle al trabajo.
    Es reconfortante leer las experiencias de mamás que pasaron por lo mismo. Gracias nuevamente.

  7. Estar en casa en la etapa post natal fue, personalmente, fatal para mí. Todos los días y tooooodo el día en mi casa fue asfixiante. No sé qué me depare la vida, pero creo que soy chica de oficina. Levantarme, ver a Mara, alistarme, jugar con ella, despedirnos en el nido y volvernos a ver por la tarde para seguir jugando. Creo q esa rutina es la que, por ahora, me acomoda bastante bien.

    1. Genial Lili.
      Las razones de quienes eligen trabajar desde casa son válidas, como lo son las de quienes deciden estar en una oficina.
      Muchas veces no se trata de lugar dónde estemos, sino de cómo somos cuando estamos con nuestros hijos 🙂
      Cariños,
      Lu

  8. Yo trabajo desde casa y es cierto que es difícil manejar adecuadamente el tiempo. Curiosamente, siento que me canso más ahora que trabajo en mi casa que cuando lo hacía en una oficina, pero no lo cambiaría, al menos ahora que mis hijos están pequeños. El poder manejar “libremente” nuestro tiempo es un asunto delicado, porque caemos en la tentación de hacer otras cosas; hay que tener mucha voluntad 😉 Y siempre hay cosas que hacer en la casa, aun si los niños no están. Hay que organizarse muy bien y creo que la clave, como decía el artículo, es pensar en que no puedes hacer todo sola, delegar y no estresarse. Otra cuestión clave es salir de la casa a despejarse y relajarse un ratito cada día, sino ahí sí se vuelven locas! jajaja. Gracias por el artículo 🙂

    1. Yo ando pensando en volver a casa y trabajar desde ahí, pero no me decido. El tema es que hago más dinero desde fuera (¡una injusticia!) y la verdad es que las reuniones, mis tacos 12, gestionar el talento y más es lo que me gusta hacer.
      Extraño que el tiempo sea sólo mio 🙁
      “Salir de casa de cuando en vez”, ¡tip básico!
      Cariños,
      Lu

  9. Hola Lu, por coincidencia a mi bebe también la llamamos Lu,
    pero ella se llama Luciana,
    y actualmente me dedicó exclusivamente a su crianza,
    y debo decir que es lo más gratificante que he hecho,
    aunque claro en ocasiones me gustaría contar con los ingresos de antes,
    te cuento que me ha dejado muy admirada lo que estas haciendo,
    y es verdad lo importante que es disfrutar de ser mamá,
    justo ahora me llama mi pequeña, dice mamamamama.. interminablemente,
    y bueno te cuento que yo también soy psicóloga,
    he trabajado en recursos humanos,
    y es mi deseo encontrar nuevamente mi camino,
    en lo laboral y profesional,
    ya que estando aquí, en mi casa,
    descubro que hay otras áreas que también me gustan y me llenan,
    y en vez de regresar al horario de oficina,
    en alguna empresa x,
    haré algo que nos de satisfacción a las dos,
    pues gracias a mi pequeña me voy dando cuenta
    lo valioso que es darle tiempo, amor y paciencia.

    Felicitaciones siempre por la linda web
    y mis deseos de éxito a todas las supermamás.

    Eva y Luciana.

  10. Lu, gracias por el post es justamente lo q nos sucede a casi todas las mamas….yo trabajo dsde casa y nunca paro =( tengo un principe d 1 año y 9 meses q me a enseñado a tan corta edad q lo mas importante no es cuanto tiempo estas en casa con él SINO cuanta calidad d tiempo le das a tu nene, antes mi rutina era organizar todo en casa, la universidad, tiempo para mi espso, trabajar en casa y pensaba bueno estoy en casa con Thiago (mi principito) hasta q una tarde él mismo me dijo “Mama ya tas libre pa mi” desde esa vez entendi cuan importante es la calidad d tiempo q les a tus hijos. Ahora sigo trbajando, estudiando, organizando la casa pero con mi nene todo a mejorado
    Cariños a todas las mamas!!!
    besos Lu

  11. Hola Lu, bueno yo trabaje 8 años en oficina, fue genial aprendi mucho de mis compañeros de trabajo, pero decidí trabajar independiente y no, no volvería a una oficina, yo tengo mi empresa y al inicio trabajaba en casa (es necesario por costos) en esta etapa es importante contar igual con el apoyo de algun familiar o persona que apoye con los quehaceres de casa si no una se vuelve loca y no desarrolla los potenciales de su empresa al máximo.

    Por lo general cuando te independizas vienen cambios de adpatación fuertes: No controlas tu tiempo, ya no tienes tantos compñaeros con quien distraerte o tomar un cafe, tu tienes la culpa de todo (no hay a quien culpar algo falla 🙂 ) tu sala se vuelve tu oficina, papeles por aca, mercadería por alla etc es cuestion de paciencia, calma y pensar muy bien si eso es lo que quieres, si te llena y te hace feliz, entonces se planifica como llegar a equilibrarse, la familia cumple un rol de apoyo sumamente importante… ah!! y un esposo con mucha dosis de paciencia <3.

    Ahora luego de un periodo de acomodarme a mi nueva vida, a mi me llevo 4 años aprox!! si bien "trabajo en casa" por mi salud familiar tengo una pequeña oficina cerca de mi propia casa, donde mis colaboradores pueden trabajar también cómodamente… aunque trabajo en oficina propia, a veces me quedo en casa a pesar que no hay niños (como ahora) salgo, visito clientes, ando como loca todo el dia e igual me estreso como cuando trabajaba para otra empresa, PERO ya tengo horarios religiosos y no, no cambiaría este trabajo que Dios me regaló por que para mi sus ventajas inclinan mucho la balanza comparado a cuando trabajaba para otra empresa con horarios y vacaciones fijas 😉

    Besos y a disfrutra de nuestras labores, en casa en oficina, con empresa sin ella, lo importante es sentirse bien 🙂

Deja un comentario