Como dos extraños.

¡cómo cambian las cosas los años!
Angustia de saber muertas ya
la ilusión y la fe
Perdón si me ves lagrimear
¡Son los recuerdos, me han hecho mal!
Como dos extraños.

Cómo cambian las cosas los años, repito la canción mil veces y no lo creo, no en mi. Yo no cambié, ese fue el error. Sí, sí, me volví más hábil, más viva, menos lenta, pero la esencia -esa parte desubicada, impulsiva, intensa- no se movió, fue muy poco para uno.

Las familias perfectas no existen y por una premisa básica, porque las personas que la conforman no son perfectas. Y sé que no buscabas perfección, sino comprensión. Lo siento.

Hoy andaba entre mis pensamientos, mi pena, manejando, sola, con algo de música que no ayudaba y de repente me vi perdida en el camino (literalmente perdida), estaba por la ruta equivocada y me di cuenta que no puedo seguir así. Cómo se me ocurre perderme en un lugar que conozco y mientras pensaba esto y seguía manejando, casi me vuelvo a desviar.

Lamento no tener la fuerza para cambiar las cosas, ni la fuerza ni la emoción. Es injusto, para ti. Lo siento de nuevo. Pero ya es mejor que no, no? Ellas entenderán, lo sabemos. Tengo que empezar mi duelo, cerrar mi círculo, seguir para adelante. Estaremos más sanos, más vivos y más lejos, pero en paz. Lo siento sinceramente. Me la perdí, te perdí.

Lu

10 comments

  1. Me identifico totalmente con el momento que estás pasando. Yo estuve ahí hace casi 2 años. Es súper difícil, pero al final, el tiempo nos da la razón y si, era lo más sano.

  2. Lu, todas hemos pasado por lo mismo en algun momento de nuestro matrimonio. Pero creo firmemente que no se puede perder la guerra sin haber quemado el último cartucho. El amor, es DECISION, más que una emoción, que una pasión que con los años muere, es decidir amar a pesar “de”.
    Hagamos todo nuestro esfuerzo por salvar nuestra familia, recordemos el pacto que hicimos una vez frente al altar, frente a nuestra pareja pero sobretodo delante de DIOS.
    Fuerza Lu, verás que Él está allí para darte esa fuerza y decisión que necesitas.
    Te queremos mucho!! y para eso estamos aquí también, para animarte

  3. Hay decisiones tan difíciles de tomar, pero muy en el fondo (y a veces no tanto) una siempre sabe. Hay que dejar que el tiempo haga lo suyo mientras nosotras seguimos haciendo lo nuestro. Muchas buenas vibras!!!

  4. Los momentos duros, de tormenta, cuando sientes que has perdido la ilusión y la fe, no son los mejores para tomar decisiones que te definirán el resto de tu vida. Tranquila, como dice una genial amiga: “respira la flor y sopla la vela” y verás las cosas con claridad. Si ya te tomaste tu “tiempo fuera” pues, qué decirte, sólo que aqui tienes una amiga, como alguna vez te lo ofrecí, siempre agradecida de lo mucho que has hecho por mí. Ora, ora mucho Lu, y sobretodo busca un espacio para ti, te lo mereces. Te abrazo como quisieras en este momento 🙂

  5. Solo hay alguien a quien puedes confiar todas tus penas y sufrimientos, El siempre esta alli para consolarnos nuestro Padre nos ama tanto que siempre acude al llamado de sus hijos, si es que nunca se separa de nosotros
    ten fe querida amiga, que esto pronto pasara

Deja un comentario