¿Cómo escoger el colegio para nuestros hijos?

Hace una semana una mamá me escribió y me hizo la siguiente consulta:

Necesito hacerte una pregunta y pedirte si puedes publicar algún articulo donde nos ayudes a los papis a elegir el mejor colegio para nuestro niños. Mi chiquitín ya tiene 3 años y estamos en esa búsqueda. La pregunta es: ¿tú qué colegios crees que sean los mejores?

Empiezo diciendo que el “colegio ideal” no existe, que lo que para mi es bueno quizás para otras personas no lo sea. Y que hay características básicas que -en general- deberían tener los colegios para garantizar la seguridad de nuestros niños. La cercanía del colegio a casa es una ventaja que todos buscamos, es mejor tener a los niños cerca cuando están muy pequeños aún. Que el colegio cuente con espacio suficiente para poder realizar diversas actividades: ejercicios, jugar, el recreo, entre otros. Que las aulas no tengan una cantidad numerosa de niños, sino que asegure una eficiente relación niño-maestra.

Y para ver la parte de desarrollo de capacidades, de procesos de aprendizaje a la hora de buscar un colegio para nuestros niños le pedimos a Gabriela Zavala, directora de La Casita que nos diera su opinión acerca de la consulta. Entusiasta y comprometida con la educación y el respeto al desarrollo individual de los niños nos dijo lo siguiente, léanla que su opinión es muy interesante:

Creo profundamente que si un niño crece en un entorno donde se sienta respetado en sus necesidades y ritmos, desarrollando la conexión con sus emociones e ideas y la confianza en sí mismo, podrá adaptarse a partir de cierta edad, a un ambiente más exigente y que demande rutinas y quehaceres de mayor presión (como por ejemplo, menos tiempo de movimiento, grupos más grandes llevados por uno o dos adultos como máximo, más tiempo de permanencia fuera de la casa, etc.) En teoría cuando los niños comienzan el colegio, deberían haber pasado estos primeros años inmersos en situaciones que les permita implicarse en una vivencia, tocar, resolver, experimentar, sentir con todo el cuerpo. No deberían estar “preparándose para el colegio”, imitando quehaceres que corresponden a una edad posterior, porque justamente es desde la intensidad del juego donde podrán desarrollar todo lo que necesitan para los futuros aprendizajes.

Para nosotros es importante además recordar que no existe el colegio perfecto, que reúna todas las condiciones anheladas para que nuestros hijos crezcan y aprendan, así como conservar la idea de que sigue siendo el hogar, el espacio donde podamos atender de cerca y a nuestra total manera ese camino de desarrollo que ellos hacen. Nadie puede suplirnos en la tarea de acompañar a nuestros hijos, desde la intimidad del vínculo y el amor que les tenemos.

Conociendo a nuestros hijos, observando y sintiendo cúales son las áreas que le cuestan más y las que menos, dependiendo si es más emocional o más pragmático, si necesita más movimiento o por el contrario disfruta mucho de juegos más tranquilos, sabremos si un colegio con una rutina estricta y con un alto número de niños por aula será una opción en la que se adaptará con más o menos facilidad; o por el contrario, necesita de un espacio algo más libre, con una metodología por proyectos, por ejemplo, y con clases menos numerosas.

A partir de los 5 años aproximadamente (algunos un poco antes, otros después) la mayoría de niños y niñas desarrollan un interés espontáneo y auténtico por los aprendizajes más “formales”, es decir los que tienen que ver con una simbolización más abstracta como pueden ser los números y las letras… y su deseo por manejarse en esos códigos nuevos se manifiesta con claridad. Desde ese deseo y esa ilusión de aprender es que los talentos se desarrollan. No desde la imposición y el aceleramiento de capacidades que todavía no estás preparadas.
Esa sería, en nuestro criterio, la edad y las condiciones ideales para iniciar un espacio escolar… abriéndonos más posibilidades y opciones como mamás y papás de escoger con mayor tranquilidad y sin tanta presión como existen actualmente. Muchos ánimos y energía a todos los que están en este momento!!

GABRIELA ZAVALA GIANELLA
Directora de La Casita- Perú

Menos presión para ustedes mismos mamás y papás, escoger el colegio es importante y para hacerlo tengamos en cuenta a nuestros niños y su desarrollo más allá de lo que nos ofrecen podrán llegar a lograr.

Hablamos,

Lu

2 comments

  1. gracias Lu por el articulo, interesante!!!!!! mi nena aun tiene 2 au00f1os pero desde ya estoy en la busqueda del nido porque a veces ya no hay vacantes jejejeje, 100pre tan acertada en las necesidades de nosotras las mamis, Dios te bendiga!!!!!!!!!

  2. Luuu, mil gracias por responder mi pregunta, no sabes cuanto me sirve escuchar opiniones de personas como ustedes! GRACIASSSSS!!!

Deja un comentario