Acerca del teatro, lo niños y la edad apropiada para disfrutar de una obra.

La primera vez que Anita fue al teatro tenía 4 años. Fuimos a ver una obra en la que actuaba su tía actriz: La caravana del Arco Iris“. Hasta ahora cantamos: “rueda, rueda, carreta”. La pasamos genial, a pesar de la oscuridad del teatro ella no se asustó, se conectó con los personajes y disfrutó de la historia. Pero no a todos los niños les pasa lo mismo.

Recibo consultas de mamás y papás preguntando cuál es la edad apropiada para llevar a sus niños al teatro y/o al cine y la verdad es que “depende”. Se dice que a partir de los 3 años ellos ya pueden “engancharse” con una historia y seguirla hasta el final, pero va a depender de cada niño. El teatro, a diferencia del cine, permite que tanto actores como espectadores puedan interactuar, intercambiar emociones, llevarlas muy lejos y llegar al final de la historia. Esto, a los niños, los anima.

Es importante cultivar el arte en nuestros hijos, no necesariamente para que resulten siendo actores, pintores o poetas sino porque es necesario apreciarlo, sentirlo, difundirlo, que buena falta le hace a nuestra sociedad. Y es ideal estimularlos desde que son pequeños, llevarlos a los museos, al teatro, a exposiciones, brindarles una mirada más amplia del mundo y de la vida.

Encontré en esta interesante página algunas respuestas a las preguntas acerca de los niños y el teatro que seguramente todos nos hemos hecho alguna vez.

Cuándo ir por primera vez:
Ten en cuenta que una obra de teatro para niños dura de una hora a hora y media. Por lo tanto, si tu hijo no es capaz de ver una película para niños en tu casa, será muy difícil que logre soportar una obra entera. Yo diría que en la mayoría de los casos, los pequeños deben tener al rededor de 3 años para poder disfrutar de una obra completa en un teatro cerrado. Para obras al aire libre, podemos comenzar a los 2 años y medio

Comienza por actuaciones al aire libre:
E
l teatro puede ser un poco intimidante para los niños pequeños. Piensa que es un ambiente ajeno, cerrado, lleno de gente desconocida; y probablemente en algún momento quede totalmente a oscuras. Por esta razón, te recomendamos que la primera obra a la que el pequeño asista sea, de ser posible, una actuación al aire libre diurna, donde las normas de buena conducta son más relajadas (los pequeños pueden moverse, correr, caminar) y siempre contarás con la luz del sol para evitar que se atemorice.

Las obras con música son ideales para los niños:
A los pequeñitos les gusta mucho intervenir, participar. Las obras de teatro que tienen canciones son ideales para ellos. Podrán cantar y aplaudir, eso los relajará y les permitirá disfrutar aún más del evento. A veces la banda musical de la obra está a la venta. De ser así, si la puedes comprar de antemano, sería muy divertido escuchar las canciones juntos, así cuando en la obra las canten, ellos podrán cantar al unísono.

Revivan la experiencia en casa:
El que les guste una actuación es importante para que deseen volver al teatro. Por tanto, haz que la experiencia dure en su memoria. Si puedes, saca alguna foto de la obra. Luego en casa, podrán ver las fotos juntos, cantar las canciones, leer el cuento o mirar la película. Tan importante como hacer estas actividades antes de ir a la obra para prepararlos, lo es hacerlo después, para que el sentimiento de satisfacción perdure en su memoria.

Entonces ¿los llevamos al teatro? En Lima hay una movida cultural importantísima, hay obras para niños que puedes encontrar en diversos auditorios y salas de teatro en varios distritos. Sólo busca un poco y pasen un buen rato.

Hablamos,

Lu

Fuente:
mundoconfamilia.com

Deja un comentario