30 marzo: Día de las y los trabajadores del hogar.

En el Perú, desde el año 2007 se celebra cada 30 de marzo el “Día Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras del Hogar”.

¿Tienes en casa una persona a la que llamas “socia”, “ahijada” y que te “ayuda” en las labores domésticas? ¿Tiene más de 18 años o es menor de edad? ¿Sabes que existe una ley que regula el trabajo doméstico? ¿Sabes si terminó el colegio? ¿Ese no es problema tuyo? ¿Es posible ser tan indiferente?

Sabías que en el Perú se estima que serían alrededor de 700 mil las/os trabajadores del hogar, de las cuales alrededor de 120 mil serían niños, niñas y adolescentes que ejercen este trabajo, a quienes se denomina trabajadores infantiles domésticos (TID).

Sí y en distritos no muy alejados de tu casa, de la comodidad de tu casa, existen niñas de 7 años que cuidan a otros niños. Niños de 8 años que cargan agua para su madrina, baldes de agua, cuando deberían cargar juguetes de la casa de un amigo a otro y disfrutar y aprovechar su niñez. Existen personas que se adjudican el título de benefactores y traen niños, familiares suyos de provincia, para “cuidarlos y darles educación” en Lima y lo que finalmente hacen es darles labores en casa, limitando todo opción de desarrollo saludable para estos ellos. Sí, esto pasa aquí, sólo abre un poco más los ojos.

Le pedí a Blanca Figueroa, psicóloga, activista y presidenta del consejo directivo de La Casa de Panchita que, como especialista en “Trabajo Infantil Doméstico”, nos comentara un poco más acerca de este día.  La Casa de Panchita es un lugar de encuentro al que las trabajadoras del hogar de todas las edades pueden llegar cuando lo desean y quedarse las horas que quieran y que fomenta el desarrollo de la autoestima de las trabajadoras del hogar, el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus responsabilidades; y promueve su empoderamiento e impulsa su autonomía para la mejor toma de decisiones en todos los aspectos de su vida.

Niña TID, un domingo en la Casa de Panchita.

1. ¿Qué es el trabajo infantil doméstico? ¿A qué se refiere?

Según la Ley 27986 se refiere a las tareas domésticas y atención de niños y/adultos mayores que realizan niñas y niños menores de 18 años, en hogares de terceros que no sean parientes. .En realidad, encontramos a niñas y niños sirviendo a cuñadas, hermanas, tíos, pero no se reconoce como trabajo infantil doméstico (TID). Asimismo, como la Ley 27986 señala que los menores de 14 años no deben estar en TID (como suele ocurrir en nuestro país, incluso desde los 7 años), estas niñas y niños son “invisibles” y están desprotegidos.

2. “Existe la presunción de que el trabajo doméstico es beneficioso para las niñas y la idea de que los empleadores aparecerían como “benefactores” que “están haciéndole un favor” al ofrecerles la oportunidad de dejar una vivienda pobre para ir a vivir en un “hogar superior” (…)”, dice un Informe de TID de la OIT. ¿Qué opinas?  Aquí aparecen las mal llamadas madrinas de las niñas TID, ¿cierto?

En el Perú existe la costumbre de recoger niñas/os que son parientes pobres, con frecuencia huérfanos: Quien lo hace se siente, o sólo se presenta ante los demás, como un benefactor. En la gran mayoría de casos estas personas “bondadosas” tratan a la niña o niño como un TID sin paga, muchas veces ni siquiera se le manda a la escuela. Esta situación de discriminación y explotación puede durar varios años hasta que la niña o niño logra irse de la casa de la “madrina”, con frecuencia huyendo.

3. ¿Cómo empleador de un TID cuáles son las consideraciones que debo tener en cuenta para un trato justo?

El Código del Niño y del Adolescente indica que sólo se debe trabajar en TID a partir de los 14 años (4 horas diarias y no más de 24 a la semana); y, si se tiene de 15 a 17 años, 6 horas diarias y no más de 36 a la semana. Las tareas a su cargo no deben incluir riesgos para su salud física ni emocional. La/el adolescente debe ir a la escuela y tener tiempo para hacer sus tareas escolares. Además, debe tener todos los beneficios que concede la Ley 27986.

Haciendo tareas. Actividades que realizan los domingo en LCP

4. ¿Qué podemos hacer para combatir el TID. ¿Qué puedo hacer yo mamá, que trabaja fuera de casa y que está de alguna manera ajena a esta realidad? ¿Cuál podría ser mi aporte?

Ofreciendo un trabajo adecuado a la trabajadora del hogar adulta, con respeto a la Ley 27986, se contribuye a evitar el TID ya que muchas veces niñas y niños en TID se encuentran en esta ocupación por la falta de ingresos de sus padres. Y también porque sus padres piensan que puede ser formativo para su hijas/os; por eso, se puede conversar con la trabajadora del hogar de cómo este trabajo hace que los niños pierdan oportunidades, que lo más importante para ellas/os es estudiar.

5. ¿Por qué conmemoramos el 30 de marzo como el día Internacional de las Trabajadores del Hogar?

En el Perú es también el Día Nacional de las y los Trabajadores del Hogar. Se trata de una fecha en la que se reflexiona sobre la situación del trabajo en servicio doméstico y suele recibir cobertura de los medios. Como muchas fechas conmemorativas es sólo “flor de un día” ya que no suele conducir a cambios. En realidad debería hacernos avanzar para que en el Perú el trabajo en servicio doméstico avance cada vez más hacia un trabajo realizado con eficiencia y retribución justa, lo que la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) llama “trabajo decente”. Al mismo tiempo, debería ser un espacio para comprometernos a apoyar para prevenir que niñas y niños sin la edad legal para trabajar ingresen a esta ocupación y para proteger a niñas/os y adolescentes que todavía siguen en este trabajo.

Trabajadoras del hogar aprendiendo diferentes oficios en LCP
Estimulando la lectura en niñas TID. LCP

Hoy puedes dejar de ser indiferente ante lo que sucede delante de tus ojos. No se trata de darle unas monedas a quien menos tiene, se trata de ¡hacer algo ya!, de promover un trato justo para tu trabajadora del hogar, de pagarle CTS, de darle vacaciones, de contarle que puede estudiar de noche, que puede ser lo que ella quiera. Se trata de no hacer diferencias entre tus hijos y otros niños, de promover la educación para todos. Se trata de no olvidar, de poder hacer trabajo voluntario una día, una vez junto a estos niños que -lamentablemente- dejaron los juguetes, que pierden las esperanzas, que pierden.

Tu trabajadora del hogar también puede entrar a la misma playa que tus hijos, no debe usar uniforme, puede compartir la misma mesa contigo, con todos.

En casa Ale vive esperando que llegue Tere a las 7am, que la cambie y la acompañe al nido. Anita, a la hora del almuerzo pregunta: ¿Tere que me has preparado hoy?. Es incalculable el sueldo para una persona que cuida a tus hijos mientras tú no estás en casa. Si Ale sabe todos los colores es porque Tere se dedicó día a día a enseñárselos. Tere también le ha enseñado la canción de “Al fondo hay sitio”. Tere quiere a mis hijas y nosotros a ella, además, la respetamos y valoramos su trabajo.

¿Tú qué harás?

Lu

Datos de La Casa de Panchita (LCP)
Puedes participar como voluntario en LCP acompañando a niños y niñas trabajadoras de hogar los días domingo en diversas actividades.
Avenida República de Chile 566. Jesús María
Teléfono: 424 5282 – 424 8665
Página web: www.gruporedes.org
Página en Facebook.

2 comments

  1. En mi casa Diana es la encargada de cuidar a mi preciosa Sitka, y la verdad es que hace una labor super.

    Lu tienes mucha razón al mencionar que es incalculable el sueldo por toda la labor que Tere, Diana y muchas mujeres más realizan. Ya no estamos en los tiempos de explotación, creo que cada persona debe ser remunerada y considerada de acuerdo al servicio que brinda.

    Saludos,

    Mireya

Deja un comentario