1er día de clases

Desde las 5am de hoy ya no pude dormir más. Decía: “¿y si se me pasa la hora, y si me quedo dormida?”. Mi día empezó muy temprano pero no fue una locura como años anteriores, como cuando había que cambiar a mi niña, peinarla, ayudarla a lavarse, pedirle: “por fa, toma la leche”. Hoy no. La niña se cambia sola, no necesita ayuda, se sirve la leche sola y a veces no toma.

Y bueno ya mejor no sigo con esto de que la pequeña se me hizo grande, que no vi cómo sucedió, que cómo pasó, que devuélvanme a mi niña. No, porque ya parezco disco rayado, pero deben saber que sigo sufriendo por dentro (y que soy recontra dramática 😛 )

Hoy mientras la llevaba al colegio la noté súper tranquila, según mi experiencia pasar a secundaria es todo un evento, ¿no? Y pensé que estaría, quizás algo inquieta. Pero nada, muy relax ella.  Y me dieron muchas ganas de contarle, como si estuviera escribiendo por aquí, mi primer día en secundaria… Y me dijo: “No me contarás algo feo para traumarme, no?”. “No”, le dije, “te contaré como mi mamá saboteó mi 1er día en secundaria”.

Aún estábamos en Javier Prado y faltaba largo camino para su colegio, asi que había tiempo para contarle de aquella vez que prefiero olvidar pero que no puedo 🙁

Una semana antes de empezar el colegio y pasar a primero de secundaria, en el año 1993, mi mamá me dijo (como siempre ella toda alborotada): “Vamos a la peluquería  a que te hagan un lindo peinado para que empieces bella el colegio“. “Sí mami, sí mami“, dije (inocente e ilusa yo). Aquella vez aprendí que si tienes puros rulos, miles, como canutos y los cortas muy muy corto, pues terminarás pareciéndote -como en los 80’s- a Michael Jackson, o uno de sus hermanos, cuando formaban The Jackson 5. Pero yo no estaba en los 80’s, no cantaba y empezaba la secundaria 🙁

Me cortaron el cabello y quedé como uno de ellos. Pero eso no fue todo. No me cortó todo el cabello así, sólo arriba, todo lo demás lo dejó largo. ¡PEOR! Tenía el mismo look de la foto de arriba MÁS el cabello largo que seguía por mi cuello hasta llegar a mi cintura. No puede hacer nada, así fui el primer día al colegio.

Para evitar que alguien me molestaran, molesté al mundo primero. Sí, me defendí mucho eso día. Y al entrar al colegio mi mamá me tomó una foto (a veces creo que ella se divertía mucho conmigo y sus travesuras, ¡pero me vengaré mamita!). Al día siguiente, me puse todos los ganchos que pude para bajarle a la esponja y hacer como que si tuviera una cola, pensé en que no más iría al colegio así, no más.

Hasta que -como todo- pasó. Mi cabello creció y jamás dejé que mi mamá me llevará a la peluquería de nuevo. Esto le conté a Anita hoy mientras la llevaba al colegio, lloró de la risa, nos reímos juntas (y sí mami, rajamos). Y ahí estaba su colegio, bajamos del carro, me dijo: “¿me acompañas?” (y salté de emoción). Llegamos a la puerta y me dio un besito y me abrazó. No la solté, no la solté, no la solté. Hasta que entre que se ahogaba me dijo: “Basta, mami”. Y se fue.

Hablamos,

Lu


8 comments

  1. Te adoro, simplementennYo tuve ese corte, o uno muy parecido. Era moda por aquellos au00f1os, horrible de verdadnnAle tiene suerte, yo que vos me vengo de tu madre!

  2. A mi me encanta el Afro, a principio de los 80 mi tu00eda lo usaba y yo me MORIA de envidia porque soy super lacia y me era imposible. Uno siempre se queja de lo que no tiene y quiere lo opuesto, asi somos. Ahora se estu00e1 poniendo de moda otra vez el afro altu00edsimo pero su00f3lo en los hombres, no veo chicas con afro.

  3. Que gracioso, pero mi 1er dia de secundaria fue muy distinto al tuyo, como habia hecho primaria en otro colegio, al nuevo no podia ir de la mano con mi mamu00e1, yo casi todo una seu00f1orita ( pero aun me ponia medias cubanas con mis zapataos de charol negro y mi ganchito de costado 🙂 no iba a permitir que mi mamu00e1 me llevara), todas mis amigas ya iban al colegio solas, pero yo no, ademas era mi independizaciu00f3n ya que mi hermana menor se quedaba en el colegio antiguo, asi que mi mamu00e1 me dijo ESTAS SEGURA? si mamu00e1 que ROCHE!!!!, ademas tienes que llevar a Giovana al colegio ( mi hnita) y como vas a hacer no te preocupes. Ahora que soy mamu00e1 recordando aquellos tiempos, pienzo y me digo que habra sentido mi mamu00e1 la habre herido? creo que no, x desde ahi yo solo hice mis cosas, pero ahora con mi hija que va al 3er grado el 1er dia nos dejan entrar a todos los papu00e1s y la dejo que busque la file que le corresponde, aprovechare hasta cuando me digan HAY MAMu00c4 QUE ROCHE!!!. Un beso y gracias por hacernos recordar los VIEJOS TIEMPOS, ahi conoci a mis mejores amigas.

  4. Mi cole era el mismo de primaria asu00ed que no habu00eda mayor novedad. Lo que me emocionaba era que ya no tenu00eda movilidad!! Era un reto para mu00ed. Me emocionu00e9 muchu00edsimo… hasta que a nuestra salu00f3n, y como a todos los que pasaban de primaria (con mis amigas desde los 6 au00f1os) nos separaron en diferentes salones. Fue un trauma. Todas lloru00e1bamos como Magdalenas. Aawww C’est la vienBTW, cuando vamos a la peluqueru00eda, es un reto, pues debemos escoger cortes segu00fan el cabello de cada chancle. A la peque le asienta casi todo porque tiene el cabello lacio, la mayor (y adolescente…) es un problema, pues tiene el cabello bien ondeado y abundante. si le corto chico, pareceru00eda tu clon 😛 y cuando lo deja largo le fastidia… njjajajaj nadie estu00e1 contenta con su cabello XD

    1. jajajajajajajaj. Gigi, eres demasiado divertida.
      Y pobre de ti cuando estabas en el cole, que te separaran de tus amigos y todo. En mi caso usé movilidad hasta 2do de secundaria y sí pues, se sentía súper independiente caminando hasta mi casa 🙂

      Cariños,
      Lu

  5. te escribo con la lu00e1grima en el ojo, cual anime, ja! y no por tu fatu00eddica historia de los pelos a lo M. Jackson (ki bueeeenaa!!) sino por lo u00faltimo: la despedida en la puerta del cole… quu00e9 lindo, y quu00e9 dificil ver cu00f3mo crece tu bebu00e9, buaaaa!! Mu00edralo por el lado amable, como diru00eda el buen Chompiras, la cosa es que tienes una nena adolescente lindisima y sigues cumpliendo 24 😉 Besos, mi querida Lu!

Deja un comentario