¿A tus hijos no les gustan las verduras?

Con Ana y con Ale no hemos tenido mayores problemas con las verduras. Hasta he llegado a creer que este par de niñas son algo raras, pueden comer tomate crudo, brócoli sin aliño, el pepino igual. Bueno raras para mi que no soy amiga de las verduras, que de pequeña no pasaba el locro ni el pepián y le tenía terror al brócoli y a la zanahoria.

Recuerdo a mi mamá a mi costado, horas de horas, rogando, suplicando, renegando, dándose por vencida porque yo no habría la boca para comer el bendito locro. Años, muchos años después fue que le agarré el gusto a este plato y ahora se prepara en casa  más de una vez al mes, con un huevo bien frito encima ummm, ¡deli!

Pero seguramente ustedes mamás, papás, deben tener a una niña o niño como yo en casa, con quien pasan horas suplicando por favor coman las verduras, y recitan sus beneficios: “si comes zanahoria tus ojos lo verán todos, si comes espinaca serás como Popeye, el tomate es rico, rico”. Y sus niños no abren la boca ni para decir ¡no! ¿no les ha pasado?

Busquemos formas creativas que nos permitan introducir las verduras en la dieta de nuestros hijos, es un hecho, se las tienen que comer, mientras más mejor. Entonces pensando en ustedes tengo un par de recetas con verduras riquísimas que todo niño querrá comer, ya verán.

La primera receta viene de Francia oui oui 🙂 y se llama Ratatuoille, sí como la película y me la pasó una amiga colombiana que vive en Francia hace muchísimo tiempo. Es una receta tradicional elaborada con varias verduras y hierbas aromáticas, es como un estofado de verduras. Lo que más me gusta de esta receta es que lleva berenjena, que no se destaca por su aporte de energías, proteínas o calorías sino más bien por su composición acuosa que lo hace un excelente diurético. Y su contenido en potasio, importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Y aquí la receta:

Ratatouille:

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 Berenjena grande
  • 5 tomates
  • 2 Calabacines pequeños (zapallo loche)
  • 1 Pimentón Rojo
  • 1 Cebolla cabezona grande
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y Pimienta, comino y hierbas aromáticas (orégano, hierba buena)
  • Aceite de Oliva, 1/2 taza aproximadamente.

Si bien la preparación es muy rápida, la cocción sí es un poco lenta, pero lo que comerán al final habrá valido la pena la espera. Es una receta sana, rica en verduras y no tengan reparos con el aceite de oliva porque no hay nada más sano que ponerle aceite de oliva a nuestros alimentos. Entonces, hay que lavar la berenjena y el zapallo loche, secarlos y quitarles los extremos. Luego cortarla en cuadritos. Lavar el pimiento, quitarle las semillas y cortarlo en tiras. Pelar y machacar el ajo. Pelar y cortar la cebolla en tiras finas. Lavar los tomates, pelarlos y picarlos en cuadrados también.

Poner en una sartén alta o wok la berenjena, el zapallo, el pimiento, la cebolla, el ajo y los tomates. Cubrir con el aceite y salpimentar al gusto. Agregar las hierbas, 1 taza de agua (si así lo desean, aunque es bastante jugoso), tapar y cocer a fuego muy bajo durante 1,1/2 horas, hasta que estén las verduras muy suaves. Se puede servir caliente o frío, acompañado con pan tostado o como guarnición de carne, pescado o pollo a la plancha.

A este segundo plato le llamo “engaña muchacho”, es que a muchos niños no les gustan las espinacas y en esta receta viene espinaca, pero al comerla ni cuenta se darán qué es. Se trata del puré de espinacas.

Puré de espinacas:

Ingredientes

  • Papas amarillas (o alguna que se pueda hacer puré fácilmente) (siempre cuento una por persona)
  • Agua
  • Leche
  • Sal
  • Espinacas (varias hojas)
Foto tomada de Cocina Simple

Pelar las papas y cortarlas en rodajas (ni gruesas, ni delgadas), y ponerlas a sancochar con un poco de agua. Revisar constantemente, hasta que estén casi sancochadas. El agua casi casi se habrá evaporado, en ese momento con un tenedor aplastar las papas hasta hacerlas puré. Esto pueden cambiarlo por poner a sancochar las papas (sin pelar), en abundante agua con una pizca de sal. Cuando ya estén sancochadas las pelan y las pasan por el prensapapas hasta que esté puré.

Cuando ya tengan el puré, sin apagar la olla, echan aproximadamante medio tarro de leche evaporada (esto dependerá de la consistencia, quizás sea necesario poner un poco más. Seguír aplastando con el tenedor, incorporar media taza de agua y al final un pizca de sal. La consistencia va a depender del gusto de los comensales.

Aparte, sacar las hojas de las espinacas y pasarlas por agua caliente. Luego licuarlas con un poco de agua. Esta preparación incorporarla al puré y mezclar. No saben qué rico queda, no tiene sabor amargo y pueden acompañarlo con pollo, arroz y hacer un plato además de nutritivo, muy divertido.

¿Qué otra receta con verduras le gusta a sus pequeños? Ah y además de recetas de cocina tenemos una pequeña clase de francés, sólo da clic aquí y aprenderás a pronunciar Ratatouille 🙂

Hablamos,

Lu
mamá, psicóloga, pulpo

4 comments

  1. Yo siempre le doy puru00e9 de espinaca.. aunque Erika no tiene idea quiu00e9n es Popeye 😛 Probaru00e9 el Ratatoulille, porque desde que vi la pelu00edcula se me antoju00f3 comerlo XD

  2. Si quieres que tus hijos disfruten de las verduras, tienen que conocer el sabor ncada una de ellas.nHay que evitar hacerles de pequeu00f1os esas nSOPAS que tienen TODO y mas bien cadandu00eda darles a probar un nuevo sabor.

  3. este fue el que se perdiu00f3?nnhttp://clippingmedia.com/lucero.wmvnnmi correo es otro, igual que el de antes pero con un “2” antes de @gmail.comnnslds

Deja un comentario