¡Muchos regalos!

¿Cuáles son los peligros de darles a los niños demasiadas cosas materiales?

Muchos de nosotros quisimos, en esta Navidad, que nuestros hijos tuvieran los mejores regalos. No uno, sino varios. No pequeños sino gigantes, mientras más grandes mejor. ¿Pero cuántos de nosotros dedicamos parte de nuestro tiempo a jugar con nuestros hijos y con todititos esos nuevos juguetes?

Regalar no está mal. Lo que podría generar un problema es no acompañar, no explicar, no lograr trasmitir que las cosas se ganan con esfuerzo, que hay que cuidarlas y que hay que agradecer. Hay que darles espacio a los niños para que puedan desear algo, algún juguete por ejemplo, hoy en día sólo los estamos llenado de cosas.

¿Pero por qué queremos darles tantas cosas materiales?

  1. Muchos nos repetimos la frase: “Quiero que me hijo tenga todo lo que yo no tuve”, pero ¿qué fue lo que no tuviste?. Juguetes, quizás, pero ¿es necesario comprar tanto?
  2. Compramos porque ya no queremos que nos “atormenten” pidiendo”. Pido, pido, pido. Me compran, me compran, me compran.
  3. Los llenamos de cosas porque sentimos culpa de no estar con ellos todo el tiempo que quisiéramos. Sí, a veces es inconsciente pero la culpa puede motivar algunas de nuestras conductas.

Es importante que paremos antes de comprar y reflexionemos acerca de si realmente nuestros hijos necesitan lo que estamos por llevarles, es mejor parar y pensar acerca de si necesita esto o aquello. Es mejor parar y pensar ¿qué necesitan mis hijos?.

Coge todo lo que regalaron a tu hijo esta navidad y juega con él, con ella, con ellos. Comparte tu tiempo, aunque sea poco está bien. No compres mucho y ofrece más de ti, quizás eso que nunca tuviste se lo puedas dar a tu hijo convertido en tiempo, en momentos para que recuerde siempre. Formemos niños orientados a las personas, no a las cosas. Enseñémosles a comprar, si quieren algo no se lo compren en el momento que lo pidan, díganle que es mejor esperar un poco para que puedan ver algo que quizás le guste más o algo mejor. Al educarlos a ellos, nos educamos nosotros mismos.

Hablamos,

Lu

Datos:
No olviden que hemos hecho para ustedes una “Guía para Vacaciones divertidas” con muchas actividades para sus pequeños durante este verano. No se la pierdan.

 

Deja un comentario