Hamburguesas hechas en casa

Nunca me gustaron esas hamburguesas que compras en los supermecados listas para freír, ni tampoco las que venden en los sitios de comida rápida, no niego haberlas comido pero no son algo que yo elegiría para ir a comer y menos algo que compraría para el almuerzo en casa.

Mi mami nos preparaba las hamburguesas en casa, con carne recién molida, ¡eran muy buenas!, y siempre hacia de más entonces quedaban para comer con pancito en el desayuno o en el lonche.

Son bastante fáciles de hacer y lo mejor de todo es que las puedes guardar en la refri listas para freír.

Hamburguesas
Ingredientes:
(aprox. 15 porciones)

1/2 kilo de carne molida (si no te gusta comprarla ya molida puedes comprar el pedazo de carne que desees y pedir que te lo muelan).
1/2 kilo de cebolla picada en cubos  muy finitos.
2 dientes de ajos molidos
1cubito maggi de pollo (yo siempre uso de pollo pues para mi tiene mejor sabor que el de carne).
Sal y pimienta la gusto
2 huevos
150grs de harina (la que tengas en casa).
Perejil picadito muy finito
Aceite

Preparación:
Primero haremos el aderezo. En una sartén ponemos un poco de aceite y dejamos calentar, luego incorporamos la cebolla picada y doramos (hay un truco que me enseño mi papá: la cebolla siempre debe dorarse primero a fuego alto moviendo constantemente y luego debemos bajar el fuego y dejar que la cebolla se cocine hasta que tome un color marroncito y prácticamente esté deshecha. Así no sentiremos los trozos de cebolla medios crudos en la comida y tampoco nos caerá mal). Entonces dejamos que la cebolla tomo un tono marrón, cuando esté así echamos el cubito de maggy, la sal y la pimienta. Mezclamos y dejamos enfriar y escurrir (podemos escurrirla simplemente poniendo la sartén inclinada hacia un lado y separamos el aderezo hacia arriba con una cuchara).

Mientras se escurre en un bowl ponemos la carne molida, los huevos y el perejil y con nuestras manos muy limpias procedemos a mezclar. Luego ponemos el aderezo y hacemos lo mismo. Es aquí que empezaremos a echar harina pero de a pocos, pues tenemos que irnos dando cuenta de la consistencia de las hamburguesas, la masa no debe quedar pegajosa, es por ello que es importante hacerlo con las manos, tampoco debe estar seca ¡ojo! sólo debe separase fácil de las manos. Entonces vamos echando por cucharadas de 1 en 1 hasta obtener una masa pareja. Una manera de comprobar es tratando de hacer una bolita con la masa si esta se deja trabajar es que ya esta lista.

Ahora nos toca armar las hamburguesas, para ello colocamos en un plato harina y empezamos hacer bolitas de la masa del tamaño que ustedes deseen y luego las aplastamos y las ponemos harina por un lado y por el otro y ya estarían listas para freír, si lo que deseas es guardarlas, puedes poner cuadrados de papel manteca entre cada una de ellas y luego las pones en un taper y las guardas en la refrigeradora.

Puedes servirlas con arroz y una rica ensalada fresca, o puré, también puedes servirlas en la tardecita para tomar lonche con pan y algo que le encantará a los chicos es ponerle tomate, lechuga y ketchup. Esto es ideal para una tarde con los amigos, a todos les encanta.

Ojala se animen a probarlas y a contarnos que tal les quedaron.

¡Bonito fin de semana!

Besos,

Marisa

6 comments

Deja un comentario