Alitas al sillao, mi receta.

Porque recetas de lo mismo hay varias, y yo tengo la mía, la que fui modificando hasta encontrar el punto exacto de sabor y que de oriental sólo tiene la cebolla china. Y este domingo que estoy organizando un almuerzo en casa por el cumpleaños de mi mamá y que irá ella, mi papá, mis hermanos, mis tíos, mis sobrinos y… sólo a mi se me ocurre chambear tanto ahora que necesito descansar, pero todo sea por el cumple de mi querida Luz María Nananina que tantas veces nos recibe en su casa con un almuerzo buenazo. Bueno para ese día preparé de entrada HUMITAS, sí, las que Marisa nos enseñó cómo preparar la semana pasada. De plato de fondo las ALITAS AL SILLAO, aunque dudo que sea una buena combinación igual preparé ambas. Y de postre: CREMA VOLTEADA, sí, la receta  de Marisa también 😀

Alitas al Sillao:

Ingredientes:
Para 4 personas

  • ½ kilo de Alitas de pollo. También puede ser medallones de pavita u otras presas de pollo.
  • Una botella de sillao
  • 2 o 3 pimientos de diferentes colores cortados en hilos delgados, no tan delgados. No los necesitarán todos, sólo tomen la cuarta parte de cada uno para que haya color en el plato
  • Un atado de cebolla china (bien verde y fresco). También pueden ponerle algunos “arbolitos” de brócoli.
  • Limón
  • Sal, pimienta y comino al gusto.
  • Aceite

Preparación:

A las presas ya lavadas ponerles sal al gusto, pimienta y comino. Hay que sazonarlas, remover y “sellarlas” en una olla con un chorrito de aceite caliente. Cuando estén doraditas, no fritas, ni cocidas, sólo doradas, echar el sillao hasta cubrir a la mitad todas las presas. Para medio kilo de alitas usen hasta un cuarto y un poco más de la botella más pequeña de sillao que hay en el mercado. Terminar de cubrir las presas con agua.

Sobre esta preparación echar el jugo de un limón, como notarán hasta ahora no hemos agregado nada de sal, salvo sobre las presa antes de sellarlas. Luego echar el pimiento cortado en tiras delgadas, recuerden que tienen pimiento verde, amarillo y rojo y que si le pones los tres quedará un plato lleno de color y muy divertido. Luego echar la cebolla china cortada en tiras largas también.

Comprobar la sazón y SÓLO SI ES NECESARIO agregar un poco más de sillao o sal. Mi mamá le pone un poco de chuño para que no quede tan suelto el jugo, pero a mi me gusta tal cual. Escojan ustedes. Lo dejan cocinar a fuego lento y en unos minutos estará listo y de ¡rechupete!

Acompáñenlo con arroz blanco, papas amarillas sancochadas y sobre ellas tiras de palta fresca con unas gotas de limón.

Disfruten este fin de semana y cuéntennos si se animaron a preparar la receta o si tienen alguna otra versión.

Hablamos,

Lu

Deja un comentario