Aprendiendo en “La Casita”

¿No es un problema, tanto para mamás como papás, el escoger una buena guardería, nido y luego colegio para nuestros pequeños? Y buscamos información, y preguntamos y nos llenamos de tantos datos que la decisión se hace más difícil de tomar aún. Todos buscamos lo mejor, pero ¿qué dirían nuestros hijos -a los dos años, por ejemplo- si pudieran tomar decisiones y opinar acerca de su inicio en la vida educativa?

Yo: ¿Ale quieres ir al nido?
Ale: Yeeeeeeee
Yo: ¿Y conocer otros niños?
Ale: Yeeeeeeee
Yo: ¿Y qué quieres hacer en el nido?
Ale: ¡Fubar! Yeeeeee

Entonces eso es lo que quisiera encontrar, un lugar en el que ella pueda jugar, en el que respeten su proceso individual de aprendizaje y se le acompañe y guíe para estimular que todos sus procesos internos se desarrollen de tal manera que, cuando comience la etapa de aprender el “2+2=4” y el “a, e, i, o, u”, quiera y disfrute aprendiendo.

Y gracias a esta casa virtual llegó a mi lo que buscaba, se trata de La Casita -genial nombre, no?- un proyecto educativo distinto, pensado para niños por adultos que acompañan y ofrecen seguridad. Aquí les cuento un poco más acerca de su interesante propuesta:

La Casita es un proyecto que nace en Barcelona en el año 2000 de la mano de Anna Bachs y Pere Joan, ambos psicomotricistas y formados en psicología y educación, con la idea de ofrecer un espacio que pudiera respetar el ritmo propio y la capacidad innata que tienen los niños y las niñas de guiar sus propios aprendizajes. Un lugar donde pudieran mantener la conexión con su interior desde el reconocimiento de sus necesidades y deseos, lo que suele perderse si los niños están acostumbrados a responder y seguir la voluntad del adulto. Creemos que si el niño o la niña se sienten libres para ser como son, sin que nadie lo juzgue, sabrá lo que quiere. No perderá la capacidad de escucharse a sí mismo y podrá desarrollar la capacidad de escuchar a los otros. Si un niño o una niña se siente aceptado tal como es, desarrollará la confianza en sí mismo, base de la confianza en los otros y en la vida en general.

La Casita es un lugar donde no se obliga a nadie a hacer algo que no quiera. Partimos de lo que cada niño/a trae dentro, desde sus deseos e intereses. Dejamos que vayan encontrando su lugar dentro del espacio, que poco a poco surjan las necesidades, iniciativas, ganas de compartir, ganas de soledad, de juego, y que se vayan entretejiendo las redes que conectan niños y niñas y educadores.

Para nuestra intervención en el día a día contamos con dos ejes centrales:

La Práctica Psicomotriz Aucouturier que es un pilar fundamental del Proyecto, ya que ofrece a los niños y las niñas la posibilidad de vivenciar y expresar su mundo interno por la vía motriz, en un clima de seguridad física y afectiva que permitan esta expresión. Y los lenguajes expresivos: Cualquier lenguaje expresivo conecta los mundos internos y externos de la persona, siendo de gran riqueza y autenticidad para los niños. En la Casita ponemos especial atención a la expresión plástica, musical, corporal, verbal y la danza.

La Casita abre ahora un espacio en Lima para continuar con la filosofía del proyecto, con el apoyo y promoción de KAYPI, Centro para el desarrollo del niño y su entorno. El proyecto educativo está dirigido a niños y niñas entre 2 y 4 años, en horario de lunes a viernes de 8:30 a 12:30. El máximo es de 12 niños, acompañados por dos educadoras – psicomotricistas.

Si desean mayor información escriban a: lacasetaperu@gmail.com o comuníquense al 993 120 295 ó al 2470109, amablemente los atenderán y explicarán mucho más acerca del proyecto.

¿Qué les parece?

Hablamos,

Lu

PD: Pueden visitar la web del proyecto en Barcelona- España: www.la-caseta.com

12 comments

  1. Hola EBP!!

    Soy Gabriela, quien coordina aquí en Perú el proyecto La Casita.

    A lo largo de estos años que me encuentro inmersa en espacios educativos donde los niños son protagonistas, es común escuchar inquietudes como la que tú planteas.
    Como dice el texto del proyecto, confiamos en la gran capacidad que tienen los niños de guiar sus aprendizajes. Creemos que si un niño o niña se encuentran en un espacio donde se sienta seguro, respetado y con las condiciones materiales adaptadas al proceso evolutivo en el que se encuentran, el impulso que le surja o la acción que elija realizar, responderá a una necesidad o a un deseo que la llevará a lo que el constructivismo llama “aprendizaje significativo”, es decir, el aprendizaje que deja huella y permanece a lo largo de los años. Esto en un espacio de convivencia con otros, donde la seguridad y comodidad en el ambiente debe garantizarse para todos, implica establecer un diálogo constante de dónde acaba mi libertad y dónde empieza el espacio de los demás. En los niños pequeños, de 2 y 3 años donde prima naturalmente el egocentrismo y la sensación de que “el mundo es suyo”, representa una oportunidad maravillosa de poder poco a poco ir entendiendo que existen otros deseos, otros intereses y diferentes maneras de ponerlos en marcha…

    Nuestro sistema educativo está basado en la “transmisión de saberes”, partiendo de un adulto que ofrece a niños y niñas lo que considera oportuno aprender. Estos niños y niñas crecen y cuando llega el momento de tener que elegir una profesión, nos sorprendemos ante la gran inseguridad y el sinfín de dudas que aparecen… ¿qué hubiera pasado si a estos ahora jóvenes se les hubieran ofrecido la confianza en sus elecciones y la posibilidad de ejercitarlas cotidianamente desde la temprana infancia??

    Seguiremos compartiendo y debatiendo las diversas inquietudes y cuestionamientos que generan proyectos de este tipo,

    Saludos!!!

    GABRIELA

  2. Y donde queda la Casita??? espero que tengan una sucursal en Los Olivos!!

    Aquí la info July:
    lacasetaperu@gmail.com
    993120295- 2470109
    La Merced 609 Surco en KAYPI, Centro para el desarrollo del niño y su entorno
    El proyecto educativo está dirigido a niños y niñas entre 2 y 4 años, en horario de lunes a viernes de 8:30 a 12:30.

    Abrazos, Lu

  3. Que importante es para nuestros hijos que se les eduque para vivir y no reprimirles el entusiasmo propio de su inocencia.
    … no han pensado en una venir a Arequipa?…
    Un excelente articulo… felicitaciones.

    ¡Eso mismo Lili!
    Y claro que me gustaría ir a Arequipa, el papá de mi esposo es de allá y más de una vez hemos ido a disfrutar de esa genial ciudad.
    Abrazos, Lu

  4. Apostaria por esta educacion porque mi experiencia me dice que el sistema educativo que tenemos es obsoleto, no fuciona. y aunque tengo hijos de 6 y 11 , me gustaria ser parte de este proyecto.

    Mas allá de que sea obsoleto, no promueve un real proceso de aprendizaje y un posterior entendimiento e introyección de conceptos y eso es grave!
    Y seguramente Gabriela, coordinadora del proyecto en el Perú, leerá tu comentario y lo tomará en cuenta.
    Abrazos, Lu

  5. Me parece genial la perspectiva desde la cual llevan adelante este programa y los felicito por lanzarse a la piscina e implementarlo acá, pero que alcance me pueden dar sabes sobre la normativa de que debe haber un adulto por cada 5 niños cuando son pequeños (2,3 años) . Muchas gracias LU!!! iluminas nuestros días y caminos de la maternidad.. Qdtb. Celia

  6. Me olvidaba, Como manejan el tema de la adaptación? porque mi enano de 2 años todavía no comparte la idea de una separación total de buenas a primeras con personas y lugares extraños 🙁

  7. Hola Celia!!
    Es completamente natural a mi entender que tu hijo de dos años no comparta en lo más mínimo la idea de despedirse de ustedes y quedarse rápidamente en un nuevo lugar. Cuánta prisa tenemos para todo en la sociedad en que vivimos!!
    En La Casita creemos que el proceso de adaptación es un proceso para todos, incluyendo a los padres, los educadores y por supuesto, los niñ@s. Intentamos que sea un tiempo para que se construya la confianza absolutamente necesaria para compartir un espacio que pretendemos que sea educativo y donde tengan lugar aprendizajes y sucesos que puedan ser significativos para la vida de los niñ@s.

    No nos atrevemos a poner un tiempo determinado para que la adaptación al nuevo espacio se consolide, vamos acompañando el ritmo propio y las maneras propias que cada niñ@ y su familia tienen para hacerlo, en un diálogo constante que nos permita compartir las sensaciones y emociones que se van presentando.

    En relación a esta normativa Celia, sólo espero que no signifique el aumento desproporcionado de personas sin formación, que aunque seguramente con buena intención muchas veces dificultan que los niñ@s puedan conectarse con sus deseos e intereses más profundos y auténticos,
    tan importante en esta etapa.

    sigamos compartiendo las ganas de hacer de los espacios educativos lugares más llenos de disfrute, tolerancia y humanidad!!

    saludos!

    GABRIELA

  8. POr fin apareció lo que todos los papas buscamos…q a esa tierna edad, les den su tiempo para jugar, ser ellos y ser felices, pues ya vendran epocas donde solo sera exigencias y estudios…para q presionarlos antes…por fa dame mas datos…cuando inician clases…mensualidad…etc.etc…besos…..!!!

Deja un comentario