¿Por qué algunos niños no comen?

Ale sólo come con Tere (su nana), se demora en comer y hay cosas que definitivamente no le gustan. Ana, desde que cumplió un año comía todo y sola. Desde de los 5 años hasta los 7, yo no comía nada de nada. ¿Por qué hay algunos niños a quienes les cuesta, más que a otros, comer?

Los motivos puedes ser distintos para cada niño. Existen condiciones psicológicas como los celos generados por el nuevo hermanito, angustia, empezar la guardería, entre otros. O puede deberse a condiciones orgánicas como una gripe, enfermedades digestivas, entre otros. También podemos decir que uno de los condicionantes de la inapentencia puede ser la personalidad, tal como lo dice el Dr. Julián Lirio Casero: “Así podemos observar cómo los niños más inteligentes o aquellos “movidos” a los que los médicos llamamos hiperkinéticos tienden a comer poco. En unos y en otros porque el hecho mismo de la comida representa una pérdida de tiempo, un período durante el cual no pueden disfrutar de su insaciable actividad exploradora del medio; bien por su afán de aprendizaje en el primero de los casos; bien por su incapacidad manifiesta para concentrarse en una tarea, siquiera unos minutos, en el segundo supuesto”.

Es necesario tener en cuenta también que durante los primeros meses de vida los niños duplican su peso de nacimiento y luego, al año, lo triplican, pero luego el aumento ya no va a ser tan drástico. Es decir, su ritmo de crecimiento se hace más lento, tal como lo indica el Dr. Julián Lirio Casero en su libro “Niños…¡A comer!”.

El momento mismo de comer es básico ya que la forma cómo se desarrolle puede generar rechazo o no a las comida. Comer no puede ser una obligación, no puede generar recuerdos desagradables porque luego terminarán aborreciendo la comida. Por ejemplo, ¿cuáles son las comidas que más les gustan a muchos niños? Las que contienen dulce o las grasas, cierto? Y es que además de tener sabores agradables al paladar, solemos ofrecerles a nuestros hijos una porción de torta, una hamburguesa o una pizza durante un cumpleaños, una salida en familia o cualquier celebración y el ambiente es de placer, disfrute y tranquilidad. Entonces comen sin mayores problemas porque el ambiente facilita, de alguna manera, que esto suceda. Es importante saber que el gusto por los sabores dulces y las sustancias grasas es innato en la especie humana, venimos “programados” para que nos gusten las golosinas.

Después de descartar alguna enfermedad en nuestros hijos que genere la falta de apetito, hay que establecer una estrategia para que comer no sea más un martirio para nadie. Podríamos, por ejemplo, “estimular el apetito” haciendo la comida más vistosa, es decir, más agradable a la vista. Podemos usar platos, vasos y cubiertos de sus personajes favoritos y si ya están grandecitos podemos promover el que empiecen a comer solos. Les damos, en un plato pequeño, unas cuantas cucharadas de la comida y dejamos que vayan haciendo de esta actividad una que pronto desarrollarán solos. Claro está que terminarán con mucha comida en el piso, pero es parte del aprendizaje así que a tener mucha paciencia.

Algo más para estimular el apetito es estableciendo horas para comer, no comer entre comidas platos que harán que a la hora de almuerzo ya no quieran nada. Estimular que los niños hagan ejercicios resulta útil también y, algo muy importante, es que son ellos los que regulan la cantidad de comida que comerán, no podemos obligarlos a comer más de lo que necesitan.

Para este tema hay mucho más de qué hablar, pero lo dejaré para otro post.

¿Cómo les va a ustedes? ¿Es un campo de batalla la hora de la comida?

Hablamos,

Lu

Fuente: Libro “Niños…¡A comer!”, Dr. Julián Lirio Casero.

18 comments

  1. yo no soy padre todavía pero he visto la diferencia con mis dos grupos de sobrinos -es decir, los hijos de cada una de mis hermanas- y puedo decir que mientras los hijos de una de mis hermanas comían mucho los hijos de mi otra hermana sufren para comer y se les hace más que complicado… cosas de la vida ¿no?

  2. Yo no soy madre, pero recuerdo que durante la infancia también me costaba comer, en la adolescencia no, y ahora va por temporadas, a veces como más y otras mucho menos, y eso que cocino yo. Nunca me entusiasmó la comida, no sé por qué.

    ¡Saludos!

  3. Con el Nico he aprendido que mientras mas show hacemos porque no come … menos come … si no lo tomamos en cuenta, es decir cuando el dice “Mami no me gusta” yo simplemente le digo “Lo siento hijo, esa es la comida de hoy” y sin decir nada mas empieza a comer.

    Hemos tenido episodios de aquellos tambien, una vez que hice una sopa de verduras y no la queria probar porque se veia fea … lo obligue y se comio 3 cucharadas a la fuerza, mi idea era que supiera que siempre tenia que probar algo. Obviamente nunca mas me di el trabajo de prepararle una sopa de verduras porque fue mucho el tiempo invertido para que no se la comiera. Todos aprendemos de nuestras experiencias … jajajajaja.

    Hay cosas que si le encantan, los porotos verdes, el pure y el arroz, los tallarines, los colados de verduras (pero no mi sopa de verduras), el pollo y obviamente las papas fritas. Gracias a Dios los dulces no le vuelven loco, deber ser porque nunca le hemos dado grandes cantidades, para el las pasas son su golosina … algunos tipos de galletas. El chocolate y los helados no son algo que no le llame la atencion, a veces esto me hace dudas que sea mio … jajajajajajaja

    Quien sabe como ira a ser con mi 2da.

  4. Lo más importante sin duda es el tema de la organización, los chicos necesitan horarios para cada una de sus actividads, incluido el tema de las comidas y por supuesto el aspecto y el sabor ayudan a que tomen el gusto por comer. Con mis dos hijos mayores fue una lucha porque no comían casi nada, eran muy delgaditos, pero con el tiempo, como en casa se cocina de todo, aprendieron a comer verduras, pescados, todo sin freir y hos siguen siendo delgados pero de de buen comer. Besotes tía Elsa.

  5. Que te digo la hora de comer para Nina es, como dices arriba, una total perdida de su valioso tiempo aunque ella come de todo y hace lo posible por digerir lo que no le gusta, para ella la hora de comer es algo asi como un descanso, al inicio era una trajedia sobre todo porque no teniamos lan”sillita de comer” asi que la niña se fugaba por todo sitio yo me paraba y la sentaba de nuevo, yo he visto a madres que siguen a sus hijo hasta el fin del mundo con la cuchara para que coma, no soy de esa idea y mi suegra tambien me decia “siguela que coma” (alo???) o “ya si no quiere comer le das mas tarde”(ni loca) poco a poco comprendio que hay una hora para comer aunque aveces se escapa (aprendio a bajarse de la silla)

    besitos

  6. Darle de comer a Ximena se volvió con el tiempo algo complicado, cuando comencé a darle otras comidas (no la clásica sopita de pollo que ya comía acompañada de las canciones de la abuela) comenzó a protestar, así que fui probando muchas cosas como ponerle los vídeos de Discovery (funcionó un tiempo)luego sentarla en la mesa (toda una experiencia) luego con su platito de dibujitos (funcionó un par de días) ahora colorea mientras come, o le hace comer a sus juguetes y si parece que para ella comer no es lo más importante, le basta con dos cucharadas y luego a jugar!… ya esta comiendo mejor, pero igual hay que conversarle del clima o imitar a los animalitos, algo tengo que hacer para que no se aburra.

  7. muy interesante el post.. a mi la Cami siempre me hace dificil la hora de la comida, se demora un montón y por lo general tanto Kari como yo terminamos renegando.. siempre ha sido así mi ñaña 🙁

  8. Hola Lu
    Como mamà de 6 niños he aprendido que cuando màs nos desesperamos menos comen los niños. El momento de la comida debe ser un momento tranquilo, de disfrute y charla familiar. El televisor debe estar apagado y debemos estar dispuestos a escuchar lo que nuestros hijos tienen para contarnos. Si no les gusta lo que hay no debemos desesperarnos. La pròxima comida tendrà hambre y comerà, por supuesto si no los dejamos comer otras cosas entre medio! Siempre hay algo que a los niños no les gusta, pero tb hay formas de prepar los alimentos disfrazàndolos para q ellos coman verduras, pescado, etc. Es responsabilidad nuestra enseñarles a comer y a comer de todo y a respetar horarios.
    Cariños
    Mariana mamà x 6
    http://www.loszorzienalgeciras.blogspot.com

  9. Lu, querida!!! Me encanta este tema.

    Mi hijo come, pero nunca ha sido de esos niños que se comen lo que les pongan por delante y con ganas. Y ahora último ha estado un poco peor para comer.

    Lo que yo hago es preocuparme mentalmente jajaja (¿por eso estrá como estoy?) y ver alguna manera para que coma lo que le hace bien. Trato de no hacer show en la mesa y si no quiere todo, negociamos las cucharadas que sí debe comer que al final son casi todo el plato, pero de esa manera no sufre.

    Creo que al final, lo peor es hacer drama y enojarse.
    Muchos cariños.

  10. Me río sola de lo que leo. Mi hijo cuando era pequeño comía muy poquito. Recuerdo que no le permitía tomar gaseosa entre comidas para que no ingiriera calorías vacías de nutrientes.

    ¡Ahora tiene 13 años y no para de comer! Siempre fue muy menudito y lo sigue siendo, pero creo que la importancia está en asimilar bien lo que come, más que en la cantidad.
    Después de todo, que los niños coman mucho, no significa que estén bien alimentados.

    LU: Quiero dejarte mis mejores deseos para estas fiestas. Se que no ha sido un buen año para vos, por eso lo mejor que puedo decirte es que puedas hacer realidad todos tus sueños.

    ¡Y que sigas criando con salud a esos bomboncitos preciosos!

    ¡Felicidades!

  11. quisiera saber como hacer que mi hija de 8 años coma,lleva cosa de unos meses que a la hora de sentarnos a comer empieza con el mismo pretesto,me duele la barriga,tengo fatiga etc.no se si pasar de ella u obligarla a comer.quisiera sus opiniones.estoy jarta.

    Manoli, gracias por pasar por aquí. La inapentencia en los niños puede tener muchas causas y debe ser tratada con mucha paciencia. Obligándola lograrás muy poco, no se trata de que coma nada más, se trata de que se alimente y nutra y una de las maneras para que esto pase tiene que ver con la forma cómo se desarrolla “la hora de comer” (¿Hay tensión, hay peleas, hay conversación, distractores?)
    Es importante que puedas indagar, primero, si lo que tiene tu niña no es algo fisiológico (parásitos, y demás temas relacionados a la salud). Después de descartar eso, indaga acerca de otras causas: miedos, angustias, preocupaciones. Sí, los niños también se preocupan y se angustian. Y una de las formas de demostrarlo es dejando de comer.
    Cuéntame cómo les va, sólo se paciente y busca más allá de lo que puedes ver que es “que no quiere comer”, averigua por qué es que esto sucede. Espero haberte ayudado, cuenta conmigo.
    Un fuerte abrazo,
    Lu.

  12. Bueno ya la paciencia se acabo, tengo una niña de 1 año con 5 meses, solamente come 4 a 5 cucharadita de comida, eso me desespera, tanto así que le saque examen de parásitos salio negativo, anemia tiene 11… el doctor me dice que eso es normal. Tengo una suegra entrometida, debe darme soluciones solamente me enferma… cada vez que la ve comer a mi niña se horroriza con la cantidad que consume…Me dice esta bien la bebe come así… Dame paciencia Dios con mi querida suegra

  13. yyy… q te puedo decir, como te comentu00e9 en el Twitter reciu00e9n estamos teniendo ese problema con nuestro hijo de un au00f1o y 3 meses, y su00ed pues, es movido, activo, en la cuna anda de aquu00ed para allu00e1… y hace unas semanas que estu00e1 en plan de “guerrear” a la hora de la comida, ayer intentamos jugar con u00e9l mientras comu00eda y resultu00f3 pero en la guarderu00eda no podru00e1n hacer lo mismo toda la vida… en fin, seguimos probando y compartiendo

  14. uy que te puedo decir hay días y días, uno puede estar con un apetito voraz y se come toda la comida, otros días se pone pesadito, y rechaza cualquier cosa que le pongas en la mesa, ahora se le ha dado por comer en movimiento, y solo pollo!! a veces papa, pero la cuestión principal es el pollo, no quiere otra cosa, serán los celos de su nueva hermanita que esta por venir, ya no sé, pero estamos dando lo mejor de nosotros para que coma variado y rico.  Ojala que todo mejore pronto, porque nosotros ya estamos a punto de volvernos locos.
    Gracias por tu post Lu.
    Besotes!

  15. Este tema siempre sera interesante para todos los padres, en mi caso mi hijo de 4 años se le da por venir del colegio diciendome que se muere de hambre pero cuando se sienta me pregunta que es lo que voy a comer? despues de saberlo me dice eso no me gusta aunque no sepa ni que es, otras veces mira el yogurt (que le encanta) y me dice: “Mamá cuando acabe mi comida puedo comer mi yogurt no?” despues de unas cucharadas me dice que esta lleno y cuando estoy tentada a decirle que si esta lleno ya no coma mas, me sale con que le queda espacio para el yogurt.

    No puedo negar que eso me hace enojar porque quiero que coma, eso a causado malestar en la mesa y de seguro eso la hora de comer para mi hijo se puede volver traumatico porque no es agradable que te esten diciendo “come, come” aveces lo evito dejo que coma en 1 hora sino come le quito el plato y le digo:” Te puedes bajar de la silla, pero cuando tengas hambre este plato te va a estar esperando” y me dice ya mamá. Mas tarde cuando me pide alguna cosa le digo te doy tu comida ya que tienes hambre y me dice que SI (que bonito es escuchar eso) y se lo termina todo, hasta ahora me funciona bien y espero que siga asi.

  16. Mi bb tiene 1 año. Al principio tenia un serio problema para comer… y la verdad es q terminaba super estresada. Actualmente estoy leyendo el libro del Dr Gonzales “Mi niño no me come” y me ha dado una persperctiva diferente de como sebiera ser el momento de alimentar a nuestros bbs. Gracias a Dios esta comiendo mejor, no lo q talvez pienso q deba, pero esta sano y eso es buen indicador para nosotros. El come solo en su silla, la mitad termina en el suelo pero veo como se hace indipendiente al comer solo.

Deja un comentario