El perro, los peces y mis hijas.

Peces: 2, Wanda y Cosmo (goldfish pezus)
Perros: 1, Fito (beagle perrus)
Hijas: 2, Ana y Ale (pequeños demonius)

Sí, en casa somos 7!

Bueno, Fito ha sido repatriado a casa de mis papás por un tiempo porque él y sus travesuras no entraban en nuestra pequeña casa. Los peces están en su pecera sobre el refrigerador, llenos de stickers y con un nuevo filtro.

Fito, cuando era un cachorro.
Fito, cuando era un cachorro.

¿Mascotas e hijos?

En el caso de los niños, la experiencia de tener una mascota en casa suele ser muy positiva. Se involucran temas como la responsabilidad y el afecto, básicos en la educación de todo niño. Cuidar a una mascota puede ayudarlos a desarrollar destrezas sociales. Sin embargo, como indica la AACAP, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Ya que los niños pequeños (menores de 3-4 años) no tienen la madurez para controlar sus impulsos de agresividad e irritabilidad, hay que observarlos cuando están con las mascotas. Hay mascotas muy dóciles, pero muchas otras no y, al igual que los niños, no controlan sus impulsos, mucho menos si no han sido domesticados.
  • Los niños pre-adolescentes (menores de 10 años) en muy raras ocasiones pueden ser capaces de cuidar por su propia cuenta a un animal grande como un gato o un perro.
  • Los padres tienen que supervisar el cuidado del animal aunque ellos crean que su niño sea suficientemente maduro para cuidar del animal.
  • A los niños hay que recordarles suavemente, no como regaño, que los animales, al igual que las personas, necesitan alimento, agua y ejercicio.
  • Los padres son los modelos por excelencia. Los niños aprenden a ser los dueños responsables de una mascota al observar el comportamiento de sus padres.

Los animales domesticados  pueden servir diferentes propósitos con los niños:

  • Ellos pueden proveer lecciones acerca de la vida: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo.
  • Ellos pueden ayudar a desarrollar un comportamiento responsable en los niños que los cuidan.
  • Ellos proveen un enlace con la naturaleza.
  • Ellos le pueden enseñar al niño el respeto hacia otros seres vivientes.

Todo esto con respecto a las mascotas y los niños, pero ¿qué pasa cuando se tiene una mascota y un bebé?. Según un estudio publicado en la revista Allergy, estar cerca de una mascota los primeros tres meses de vida le ofrecería al bebé protección contra la alergia a los ácaros del polvo y al polen más adelante en la vida.

Más allá de si es bueno o no para nuestros hijos el tener mascotas, está el asumir que el animalito que se tenga en casa es un ser vivo, que necesita espacio y cuidados. No es un peluche, no es un payaso que sirve para alegrar a nuestros hijos. Es un ser que puede sentir cuando llega un nuevo bebé a casa y puede deprimirse porque ya no le dedican tiempo.  Antes de tener una mascota debemos preguntarnos: ¿tenemos tiempo, espacio y dinero para poder mantenerla adecuadamente?

¿Cómo ha resultado su experiencia con las mascotas y sus hijos?

Hablamos,

Lu

PD: No estoy embarazada, no por ahora. Ya llegará el momento de un nuevo bebé. Gracias por la preocupación y emoción compartida.

Las Ventajas de Tener un Animal Domesticado (Pet)

Los niños que se crían junto a animales domesticados (pets) muestran muchos beneficios. El desarrollar sentimientos positivos hacia el animal puede contribuir a la autoestima y la autoconfianza del niño. Las relaciones positivas con los animales domesticados (pets) pueden ayudar en el desarrollo de relaciones de confianza en otros. Una buena relación con un animal domesticado (pet) puede también ayudar a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía. Los animales domesticados (pets) pueden servir diferentes propósitos con los niños:

  • Ellos pueden ser los recipientes garantizados de los secretos y pensamientos privados—los niños con frecuencia le hablan a sus animales domesticados (pets), al igual que lo hacen con sus animales de peluche.
  • Ellos pueden proveer lecciones acerca de la vida: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo.
  • Ellos pueden ayudar a desarrollar un comportamiento responsable en los niños que los cuidan.
  • Ellos proveen un enlace con la naturaleza.
  • Ellos le pueden enseñar al niño el respeto hacia otros seres vivientes.

29 comments

  1. Maravillosas las mascotas
    Algunos de mis más caros recuerdos de infancia tienen precisamente que ver con los ánimales, con la solidaridad, la compañía y creo que con otra cosa fundamental el desarrollo de capacidades de cuidar a alguien más
    Lindo post!

  2. Pues que decir, en casa hay 2 perros: Mota que es algo parecido a un Tibetan Terrier solo que con mas altura pero es muy linda y obediente Tambien esta Diavolo que es un Yorkshire Terrier al cual le tengo una tirria espectacular, por ultimo tenemos una gato (raza?? techero jajaj) que un dia se aparecio en la casa y nunca se fue, es la adoracion de Reggina lo caricia, lo sigue para todo lado y cuando la bebe duerme el hace guardia en la puerta de su cuarto es bien lindo 🙂

  3. En casa es imposible tener mascotas. Hablamos de un perro, porque no les gustan ni hamsters o peces pq “obviamente” quieren mis hijos quieren algo para abrazar y que les mueva la cola…. XD)
    1. Alergia ¡Somos asmáticos por mayoría de votos! el pelo sería un tormento y las pulguillas le hacen a mi hija mayor unos “panes” en lugar de ronchas!.
    2. Las edades de mis chicos están muy opuestas. Tengo un responsable de 11 pero un terremoto de casi 3(que de seguro lo asfixia de un abrazo XD)
    3. Espacio. Si entra un canino, sale un hijo XDDD (jajaja no me aguanté de escribirlo jajajajaa)
    4. Tiempo. A menos que me mude a MERCURIO, donde un “día” dura 58 días, sería imposible dedicarle tiempo a la mascota.

    Pero claro que me encantaría tener un perrito! Me gustan los Jack Rusell Terrier, son taaaan lindos!. Esperaremos unos años más que la última crezca un poquitín y tendremos una mascota (que es la experiencia más hermosa de la vida)

    Nos leemos!

  4. La verdad es que muchos no manifiestan esa reponsabilidad frente al hecho de tener una mascota, estan desde aquéllos que la tienen un tiempo y luego la abandonan, hasta los que permiten que los niños las maltraten. Es muy importante enseñar a nuestros hijos amar a todos los seres vivos, que comprendan que sufren y les duele como a ellos, besotes tía Elsa.

  5. Todavía recuerdo a ese pobre canario en casa de mi madre, que todavía está por cierto, que se supone que mi hermano tenía que cuidarlo y el pobre estaba enterrado en mierda,jajaja y tenía que limpiarlo mi madre, por supuesto, mi hermano ha tenido pajaros, peces, tortugas, conejos y de todo se cansaba, ahora quiere un perro y mi madre dice que lo tenga en su casa jajajaj, hay que ser responsable con los animales

  6. En casa nos encantan los animales. Yo he tenido perro, gato, hamsters, peces y pajaros!!! Me encataria darle a Dani la oportunidad de vivir momentos tan maravillosos como los que yo he pasado con mis mascotas pero esperare hasta que tengamos más tiempo y espacio ; )

  7. Ay no Lu, yo amo los animales… muchooooo, de hecho extraño montones a mi gata, pero con Luciano y en un apartamento no podria tener animales… cuando seamos ricos y compremos casa, tal vez… todos, pero por ahora no!
    No he podido ver el video de Ale!!!!!!!!!!!!!!!!No se que decirte respecto a lo del NO embarazo… Felicitaciones? que pesar? la proxima sera?? no se 🙁
    Besotes!

  8. Gui no tiene mucho feeling con nuestras mascotas. A las tortugas las alimenta de vez en cuando, pero no es su tarea. Y a Guatón no le tiene muy buena, como es un perro grande, sus juegos le parecen bruscos, cada vez que llega del colegio, al entrar, me dice “Guatón me mordió”, y yo le digo “¿te sacó sangre?” jajajaja, y Guatóna a penas lo roza!!!
    Una vez estaba paradito en la reja y Guatón se escapo como si Gui fuera aire, lo levantó y siguió de largo, Gui se pegó y lloró harto, se asustó. Le ha vuelto a pasar y ahora se ríe. Si fuera un perro más chico, estoy segura que serían los mejores amigos (pero a mi no me gustan los perros chicos).

    He sabido que es bueno ignorar un poco a los perros, cunado llega un bebé a casa. Obviamente cuidando sus necesidades, pero ignorando un poco su presencia para hacerlo entender que es menos importante que el hijo, para que no sienta celos por ejemplo cuando ve a su amo con el nuevo integrante, para que no se compare. También vi un programa en donde preparaban al perro para la llegada del bebé, y lo que hacian era tirarle el pelo por ejemplo, la cola, las orejas (sin causarle daño) y darle un premio, luego lo mismo, pero sin el premio, para que se acostumbrara a los posibles “juegos” que el bebé repetiría.

    Besos a las pequeños demonius!!

  9. No pues ni peces ni perro ni gato nada de animales por el momento, como dices hay que tener en cuenta la gran responsabilidad y en una casa pequeña y unos dueños que todo el día están fuera creo que el animalito saldría huyendo de nosotros 🙁 así que por el momento nada de mascotas veremos mas adelante.

    Pues el bb seguirá esperando el momento preciso para llegar de sorpresa, ni modos guardaremos las emociones para lueguito.

    saludos y besos a tus chancletitas.

  10. Lu, yo tengo una perrita (o más bien perrota xq está bien gordita la pobre) que ADORA a mi Sebas precioso.
    Desde que nació lo cuidaba, dormía a su lado y cuando estaba en el cochecito mientras yo le preparaba algo o cocinaba, la perra se sentaba en una silla a su lado y lo contemplaba… sinceramente, no me imagino nunca la vida sin tener un perro y creo que Sebas menos… se adoran!

  11. Estoy plenamente deacuerdo, no se puede regalar un perro o un gato a un niño como el que le regala el peluche. Interesante tema, una vez más. UN abrazo

  12. Me enternece leer sobre mascotas.
    Por excelencia, la mascota ideal para mí es el perro. Siempre me gustaron, pero recién acepté tener uno hace poco más de tres años.
    Fue cuando me sentí en condiciones de atender a un ser que iba a necesitar de muchos tiempo y cuidado.

    Fue una excelente elección. Mi hjo que vive en departamento aprendió a convivir con un animal, a conocerlo y a respetar sus necesidades.
    Ya no era demasiado chico ni muy grande (tenía 9 años).

    En casa es considerado uno más de la familia. Nos preocupamos cuando está enfermo, nos da pena dejarlo solo por muchas horas y disfrutamos de su compañía.

    Sólo cuando pasamos por la experiencia de convivir con un animal, aprendemos que la verdadera felicidad está en nuestro entorno.

    Te dejo el link del capítulo de mi libro en el que hablo precisamente de “Manu”, nuestra mascota:
    http://relatoscotidianosfd.blogspot.com/2009/03/epilogo-bajo-licencia-de-creative.html

    Besos y feliz semana.

  13. Mis padres no tuvieron mascotas cuando yo era chica, pero sí, a partir de los seis años tuve perros, y después de la adolescencia, gatos, tortugas y canarios, cuando ya los podía cuidar yo.

    Besos.

  14. Para nosotros tener a Chupes en casa con Laia no ha resultado ningún problema, al contrario ellos se lo pasan bomba jugando a tirar la pelota [Laia] y a traerla él [Chupes].

    Besos!

  15. En casa no tenemos mascotas, la verdad es que a mi Laia le encantan… todo tipo de bichos, Àlex todavía es pequeño para interactuar con ellos, pero supongo que con lo trasto que es le gustarán igual o más que a su hermana.
    Yo tengo un problema con las mascotas, y es que soy maniática de la limpieza, y me da repeluz que vayan soltando sus pelos y sus germénes por ahi… a mi marido le encantan los perros… a mi me gustan, pero para mirarmelos de lejos.. en casa (como no tenemos jardín) no podemos tenerlos por ahora.

    Un beso!

  16. 😉

    Siempre tuve mascotas, desde pollitos hasta pájaritos, pasando por perros y gatos.

    En casa tenemos a Felipe (pastor alemán de 2 ños y medio), un integrante más de la familia. Los Retoñores le dan agua y comida por turnos, como es muy grande, el vet se lo lleva 2 veces por mes para bañarlo, pero el patio es aseado por los chicos, por turno…

    Las mascotas, bien enseñadas y los niños bien acostumbrados, se llevan bien, más que nada a los míos les ha ayudao a ser responsables….

    Pero sé que a veces es un tema…. Por suerte en casa amamos las mascotas! 🙂

    Besos, Mami de las Chancles!!

    ¿La encuesta? Menos mal que vote! Jaja!
    Otro tema: regalitens para vosé en mi blog!
    😛

  17. ES VERDAD LU LO QUE CONTAS ..ANTES PAMELA (MI PERRA) ERA LA REINA EN ESTA CASA ,DESDE QUE LLEGO THIAGO,CASI NOS OLVIDAMOS DE ELLA …..TAL CUAL COMO CONTAS ,NO SOLO ESPACIO,PACIENCIA TAMBIEN TIEMPO!

    OTRA VEZ SERA LO DEL BABY..HABLAMOS..TE ESPERO EN EL BLOG!…ABRAZOS..

  18. Aldonza no tiene mascota…
    Pero es algo que tenemos pensado a corto plazo.
    Tuvo uan por escasos 20 minutos.. un cachorrito, ella tomaba del biberon y el perrito su leche en un traste.
    En algun momento el perro tomo del biberon y aldonza probo la leche del traste. Solo probaban.
    Buena entrada.

    saludos.
    indira palma.

  19. m interesa eso de preparar a un perro para la llegada del bb , simpre t lei y ahora con mas razon xq ESTOY ESPERANDO UN BB¡¡¡¡¡ pero como hago para ver tus entradas anterioreS por fis m cuentas gracias

  20. Tuvimos un perro que tuvimos que regalar, por una cuestion de espacio (es que lo trajimos creyendo que seria mediano y no paro de crecer! el problema es que sufria mucho encerrado en el departamento, ya no podiamos tenerlo mas )pero a nuestra hija menor le afecto mucho perderlo. Entonces nos asesoramos y decidimos por un gato. Justo cuando estabamos tomando la decision aparecio una gatita abandonada en la esquina de nuestra casa…y por supuesto la adoptamos de inmediato. Realmente desde que esta en casa se convirtio en otro miembro de la familia, Y Agustina esta tan feliz con su mascota, se nota que le hace tan bien! Es asombroso como se ocupa de ella, de su comida, de cada cosa que aprende a hacer, como una pequeña mama…ja, ja, parece exagerado pero yo creo que los niños aprenden a ser responsables de otro ser vivo con sus mascotas, y eso es muy positivo.

  21. Josefina me vive pidiendo un perrito pero la verdad que no tengo ganas de educar a un cachorro.
    Veremos si mas para el verano me animo y adoptamos uno.
    Cariños.

  22. UUuuu
    Mascotas!! q gran responsabilidad….
    Ta bueno q los niños tengan mascotas y enseñarles q es muhco mas q “q lindo ese perrito”
    Yo quiero una mascota… pero como no paro en la casa no la tengo porque me moriria de la pena pensando en q esta solito en casa…. abuuuu
    Ta bonito el post!

  23. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario