De cómo dejé de pelear con mi hermano

Hace 21 años, llegó a mi reino -a MI reino- un niño cachetón, de ojos gigantes y llorón. Le pusieron el nombre de MI papá, MI mamá lo cuidaba esmerada. Un día, lo veía desde su cuna, y me preguntaba: ¿Qué pasaría si le tapo los huequitos de la nariz?. Como toda niña de 7 años era muy curiosa, entonces lo hice, le tape la nariz. Vi cómo de ser muy blanquito se iba poniendo azul llegó mi mamá y se acabó la investigación. Otro día, seguía yo curiosa y quería ver sus reflejos. ¡Pum! mi dedo de 7 años entró a su ojo derecho. ¡Chilló! Ay no, dije, este niño no tiene reflejos.

marineritos
by Blanca

Y así empezó mi calvario. Después de 7 años de ser la hija única, la bebé, la reina de casa, la engreída de papá, llegó mi “hermanito”. Y de mí se olvidaron 🙁 Bueno no tanto, pero eso pensaba a esa edad. Mi hermano y yo hemos peleado “n” veces, de la misma forma que hemos jugado. Yo trataba de “educarlo”, y a veces él “no hacía caso”. Mi mamá, con una mirada (matadora) nos calmaba de inmediato, con un “basta” generaba silencio. Pero habían oportunidades en las que ella no estaba, cuídate hermanito, pensaba.

Ahora, en casa, Ale abusa de la dulce Ana. Le jala el cabello, la muerde, le quita sus cosas, las rompe, las tira y, al final, la mira, le acomoda el cabello, le da un beso y le dice: ¿ya?. Ana, a veces, “jugando” la tira de un lado a otro. De repente vemos como Ale pasa volando de la sala al comedor.

Las peleas entre hermanos suceden siempre, por diversas razones, en diferentes etapas. Estoy bastante convencida que para saber qué hacer cuando se presente una pelea entre nuestros hijos, hay que regresar a vernos como hermanos. En la medida en que recordemos qué pensábamos cuándo teníamos la edad de nuestros hijos vamos a poder identificar algunas de las razones que motivan sus peleas.

Lo ideal es no intervenir durante una pelea, los chicos deben aprender las mejores formas de resolver sus diferencias. Si intervenimos, podríamos terminar por escoger a una víctima y un victimario injustamente.  Si es que la discusión llega a los golpes debemos separarlos inmediatamente y con los recursos necesarios y resaltar el que los golpes no solucionan los problemas, sólo los empeoran.  Es importante que reconozcamos que a cierta edad nuestros hijos repetirán NUESTRAS formas de discutir. Inconscientemente, por modelado, los niños repetirán nuestros estilos de resolver problemas o no resolverlos.  Hay que enseñarles a tranquilizarse, a superar las frustraciones y ser tolerantes; esto se aprende de forma más efectiva por ensayo y error, no se aprende sólo conversando.

Practicar el “tiempo fuera” (time out) es una buena técnica. Cada uno a su cuarto, o si comparten el cuarto, en otro ambiente, separados durante un tiempo a reflexionar acerca de lo que ha pasado. Luego guiar el proceso para resolver sus diferencias, buscando que ellos encuentren las respuestas.

Si creemos que el problema son las peleas entre nuestros hijos y no aquello que las origina, no lograremos resolver nada eficientemente ni a largo plazo. Posiblemente la pelea sea sólo el síntoma de otro problema, quizás más agudo, que uno de los involucrado, -o los dos, o toda la familia- , está padeciendo. También es importante que aceptemos el hecho de que entre hermanos siempre existirán discusiones porque son seres humanos diferentes e individuales. Igual de importante es aprender a no darle taaanta importancia a algo que es natural en el proceso de formación de una persona. Establezcamos nuestro propio “peleómetro”, para saber cuándo intervenir.

A la larga, hay que apuntar a que cuando crezcan hayan construido vivencias y lazos que vayan más allá de las peleas. Mi cuñada tiene historias muy peculiares de intentos de fraticidio con mi sobreviviente esposo, y ahora es como su segunda mamá, siempre está preocupada y pendiente de él.

Y mi hermano y yo, bueno…. Él me quitó a mi mamá, y a mi papá 😀  Y ahora nos reímos mucho recordando todo lo que hicimos cuando éramos unos niños. Felizmente, como muchos, superamos nuestras diferencias y, como todos, somos seres humanos que nos equivocamos.

Más información importante por aquí: La Rivalidad entre los hermanos, Peleas entre hermanos, Cómo terminar con las peleas entre hermanos.

Hablamos,

Lu

PD: Este post fue a pedido. Muchas gracias a todas y a todos por colaborar estimulando mi creatividad. Un abrazo gigante y gracias nuevamente.

22 comments

  1. COMO ANILLO AL DEDO!!!!
    me llego este post,
    se me para el pelo de pensar en las “investigaciones” que hara mi duende con su hermano Galleta!!!

    mil gracias por este tema, LU, y a las que lo propusieron, como yo creci sin hermanos, no se como es eso de los celos y las peleas, pero tu orientacion sera muy util para mi

  2. Bueno…
    Mi hermana y yo teníamos una manera muy diferente de pelear, en esa época veiamos GLOW y así que experimentabamos nuevos golpes 😀 mi mamá casi nunca estaba porque trabajaba todo el día, así que nos sacabamos la michi!! antes ella no sabía pegar, hasta que aprendió 🙁
    Pero los años pasaron ya somos adultas, y nos queremos más ya no nos pegamos, es más nos bromeamos y abrazamos más seguido, yo siempre seré su hermana menor 🙂

    Bsos de esposa primeriza y Recién casada

  3. Yo tengo dos hermanos, una mayor (2 años) y uno menos (7años)
    El menor era un extraterrestre! No tenía nada que ver con nada, hoy lo adoro aunque a veces no lo entienda.
    El mayor era mi todo, el mejor compañero de juegos, el mejor cómplice, el mejor de los mejores.
    Con los dos tuve peleas apoteósicas pero recuerdo que cuando acusaba al mayor de que me habpia hecho algo, si mi mamá lo intentaba tocar o hacer nada yo lloraba y gritaba para protegerlo.

    Me enseñaron los dos a defender, a golpear, a aruñar por mi vida. Pero disfrutamos tantísimo.

    Una idea para enfrentar las peleas es pedirles que dramatizen lo que ocurrió. (JAMAS DECIDIR) Pedirle que lo repitan unas cuantas veces, bastantes, hasta que se aburran, hasta que se den cuenta que mejor dejan de insistir porque sino la mamá NO piensa decidir quién tiene la razón.

    Y otra buena opción si las cosas de se calientan es sentarlos lejos unos minutos a que se enfrien.

    Pero creo que la mejor forma de enfrentar las peleas es crear espíritu de equipo, fortalecer la solidaridad, la camaradería. Hacer actividades juntos, promover que compartan y se conozcan y PRINCIPALMENTE se apoyen. Así desaparecen las peleas para mí

  4. Que buen post Lu, hay harto por explotar en este tema, con Pame, por ser hija unica obviamente nunca tuve ese problema, ahora que tiene casi 15 solo pelea conmigo y con su padre.

    De niña y adolescente si pues he peleado con mis 3 hermanos, con unA mas que con otros, por la ropa, por el orden o el desorden del dormitorio, por los permisos, por las labores…ufff, debo reconocer que he sido mala, mala, mala, abusando del mas pequeño y aprovechandome de la ingeniudad de mi hermana para no defenderse. Lo cierto es que son etapas, no creo que haya hermanos que ya de grandes sigan peleando, bueno al menos no como cuando eran pequeños, pueden haber diferentes formas de pensar, criterios distintos, pero mis hermanos son super importantes en mi vida, siempre pensando en que esten bien, sus tristezas son mias, sus alegrias tambien.

    Ahora no podria tirarle un almohadaso y dejarle el ojo hinchado a mi hermano o romper un jarabe y echarle la culpa a mi hermana o molestar y molestar sin parar a mi hermano mayor hasta hartarlo y que me mande al diablo y hacerme la victima con mi mama, si pues he sido una niña mala. 🙂

    Woow comentario que mas parece post, jeje, gracias Lu, excelente tema.

  5. Ay como recuerdo con cariño todas y cada una de las peleas con mis hermanas. Somos 3 niñas en casa, yo la mayor, mi hermana Aideé (2 años de diferencia) y la peque, con 7 años de diferencia… Para la peque yo soy como su segunda madre, me lo pregunta todo, desde que hace con su jefe hasta que cómo le quedará su peinado de boda… y yo actuo igual, pero mi otra hermana es mi consejera. Pese a ser más pequeña es la he ha hecho todo primero…

    Mis bebes están en la etapa de celos. Claro, son peques. Laia con su hermano de momento es dulce dulce, pero también aprovecha algún que otro momento para estirarle cosas…. Àlex va a su bola… que ni lo molesten. Eso si, (y ahora comienzo a pensar que lo hace queriendo), cada vez que se acerca Laia con sus preciosos rizos… peligro!! los coge con sus manitas y ya no hay quien lo haga soltarlos… La otra a grito pelado: “mamá… Àlex!!!”… jajajaja

  6. Aaaaaaaaa jajajajaja malaaa Lu, pobre tu hermanito!!!

    Si a Anita le da por asfixiar a Ale… ya sabes de dónde sacó al idea!! jajaja.

    Yo soy la mayor, tengo una hermana y un hermo menores pero seguidos, y no agarrábamos súper fuerte, a golpes, nos tirábamos el pelo, pero te prometo que no me acuerdo por qué.

    Supongo que no es tan terrible, hoy no tenemos problemas entre nosotros (ni andamos golpeando a otra gente, por si quedaba la duda)

    Besitos.

  7. Comome has hecho reir con eso de las investigaciones, yo como que hice lo mismo, mi mami despues de 13 años tuvo a mi hermana… y luego a mi hermanito hoy de 29 y mi ella de de 30, pero aprendi a como ser mamá a tan corta edad, porque asi me sentia pero al mismo tiempo era “averiguar” como era ese ser tan chiquito y que tanta necesidad tenia de que todos!!!! estuvieran pendientes de ella y el, recuerdo que al principio no me importaba mucho pero…. pasaron como tres meses y la cosa me choco, tanto q

  8. Comome has hecho reir con eso de las investigaciones, yo como que hice lo mismo, mi mami despues de 13 años tuvo a mi hermana… y luego a mi hermanito hoy de 29 y mi ella de de 30, pero aprendi a como ser mamá a tan corta edad, porque asi me sentia pero al mismo tiempo era “averiguar” como era ese ser tan chiquito y que tanta necesidad tenia de que todos!!!! estuvieran pendientes de ella y el, recuerdo que al principio no me importaba mucho pero…. pasaron como tres meses y la cosa me choco, tanto que me enferme y hasta a la clinica fui a parar, (Horrible oye!!!) despues poquito a poquito de salieron con: Eres la hermana mayor, que orgullo!!!!, me senti recontra super con ese titulo familiar, pero luego vino el tema de: Tienes que dar el ejemplo a tus hermanos menores !!!! y eso me reventó, que no hagas esto, que no el otro, que la bebe aprende de ti, etc, etc,… hoy me rio pero de verdad que fue un suplicio, a medida que pasaban los años me volvi su segunda madre y hasta era mas conocida en el Cole que mi mami o papi, resulto toda una experiencia enriquecedora, es mas debo comentarles en estricta confidencia, que ahora que mi hermana y yo somos madres nos peleamos mucho mas, será tal vez por la diferencia de edades?, o son solo criterios diferentes de ver la vida?, quien tiene la respuesta no lo sé, pero lo que si sé es que como sea el caso las peleaas entre hermanos a la edad que sea siempre estaran ahi, en la madurez de nosotros estará la solución al problema.
    Cariños

    Jessybu

  9. Tengo dos hermanos mayores, con el mayor no recuerdo enfados importantes pero con el del medio… uf, guerras!!!! qué gracia me hizo que Ale salga volando, jajjajaj. Un beso enorme

  10. Me enantó el post, hasta hace bien poco no tuve hermanos (y no lo son exactamente pero bueno….) y ahora sabré un poco mas sobre el tema para cuando llegue Arián. Que gracia lo de ver volando a Ale por el salón, aunque supongo que a ti no te casusra risa precisamente. Besos

  11. Este blog me ha hecho recordar mis experiencias como hermana menor de mi hermano, hasta el dia de hoy nos peleamos, nos damos la contra en todo,imagínate que ya tengo una hijita de 9 meses y pretende que piense y sea como él !! yo era muy pegalona y abusiva según mi madre jaja, me encantaba dar cachetadas como me divertía !! hasta lo delaté en su colegio por robarse la regla de la dirección según él se la regalaron jiji. Ay con mi hermano lo recordamos siempre y nos matamos de risa, según él le contará los detalles a mi´bebe cuando crezca y así se vengará de mi!! nos queremos un montón y creo que sin estas peleas nuestro amor de hermanos no se reforzaría cada día. Beso herma!

  12. Esto no es un tema menor en mi mente, ya que Nicolas tendra un hermanito/a luego y bueno, yo soy hija unica, no tengo como pensar atras y relacionar … solo se que cuando era niña mi Mama me preguntaba “Te gustaria tener una hermanito/a??” y mi respuesta era un rotundo NO! 🙂

    Me tranquiliza saber que mi marido fue el menor de 3 hermanos (1 mujer y 2 hombres) asi es que ciertamente el podra relacionarse mejor con Nicolas. En todo caso la historia cuenta que cuando habian peleas masivas … mi suegro los alineaba a los 3 y todos se iban de “varillazo” OUCH! victimas y victimarios … :O.

    Veremos …

  13. A mi como hermana mayor me tocó “aguantar” a mis hermanos y como la difrencia de edades es grande(mi hermano es 8 años menor y mi hermana 14 años menor que yo) pues ni modo, me toco ser racional y soportarlos, igual cada que podia los fastidiaba 😛 pero sin mala onda eh, solo para que aprendan a tolerar bajos grados de frustracion ja!
    Besos

  14. Con mi hermano menor nos peléabamos mucho. Dejamos de hacerlo en la adolescencia y ahora nos llevamos bien, eso sí, vivimos a 200 km. de distancia.

    Besos.

  15. Imaginate las peleas en mi hogar, somos 6 hermanos y había batallas campales, pero ahora somos todos adultos y nos seguimos peleando.Ja Ja.
    Besos para vos y las chancles

  16. Nosotros somos 8 hermanos, yo la mayor, luego mi hermana con la que nos llevaMOs 11 meses, luego 5 hombre seguidítos, y al final luego de algunos años llegó Adriana l aúltima y fue la que nos quitó de un sopapo la corona a todos.
    Lindo post, recordé muchas batallas campales por miles de motivos, hoy nos reímos al recordarlas.

    Besitos,……Vivi

  17. Buen tema y buen post, que te puedo decir, en mi caso fue a la inversa, yo llegue al mundo cuando mi hermano tenia 8 a;os de ser hijo unico, yo le quite a sus papas y me adue;e de la casa, peleabamos demasiado, nos pegabamos, hasta nos llegamos a cortar TODA la ropa (uno del otro) a modo de venganza, no podiamos ni vernos porque de inmmediato algun problema surgia…. era horrible!!!.
    Con el tiempo las cosas fueron cambiando, son solo etapas, ahora tenemos una linda relacion… y si me pongo a pensar, no me imagino mi infancia sin mi hermano… de verdad que no me la imagino!!!.

  18. Me ENCANTÓ tu post. Me encantó porque vi reflejadas muchas ideas que he tenido acerca de los hermanos. Yo tengo un hermanos menor (que ya sabes, vive en Lima) y de pequeños peliamos mucho, nos dabamos golpes durísimos, competíamos por todo. Nunca fuimos amigos ni nos interesó serlo. sin embargo, ahora adultos los dos, somos inseparables así la distancia vaya en nuestra contra. Es de lejos, la persona en quien más confío. Lo admiro, lo quiero y lo respeto mcuho y se que el sentimiento es mutuo. La relación que se tiene con un hermano no se reemplaza por la de ningún amigo, ni mascota, ni objeto. Yo siempre he dicho que no queiro más hijos, pero a veces pienso tanto en ese vínculo que me une a mi hermano.. y quiero tanto que mi hija lo tenga con alguien…. ya veremos que pasa.

    Lindo post

  19. jajaja excelente post, imagina yo la mayor de tres entre cada una tres años de diferencia, mis papás trabajando tiempo completo, la tarde solo nosotras, batallas campales y muchas veces la hice de arbitro entre las dos peques, en fin miles de recuerdos, pero ahora no me imagino ni mi infancia ni mi vida sin ellas.

  20. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario