Viajando con niños

Nos fuimos de paseo, aprovechamos el feriado largo y nos fuimos a ver “verde”, árboles, cielo celeste, aire limpio y… mucho, mucho vómito de bebé.

nosotros5

Anacé viaja desde muy chiquita, un mes después de nacer ya estábamos de paseo con los abuelos. A los cuatro años nos fuimos a Ecuador, manejando, desde Lima. Ida y vuelta. Un año después nos fuimos a Arequipa en un bus horrible, estábamos obligados a ir en ese bus porque yo debía auditar unos procesos en su ruta. En el 2007 nos fuimos a Huancayo en tren, en un viaje hermoso e interminable, regresamos en tren también. Anacé es la perfecta viajera, ni se le siente. Va tomando notas, tomando fotos,  mirando a través de las ventanas, o haciendo un millón de preguntas. Sólo tuvimos un mal viaje cuando nos fuimos a Ecuador, es que a ella y a mi hermano les compramos mil snacks como merienda. La pobre, a medio camino,  sólo quería regresar toda esa comida chatarra, aprendimos que no es comida apropiada para viajar.

Ale no ha viajado tanto. Bueno,  ir a la casa de mis papás puede ser considerado como viaje porque viven a una hora de distancia de mi casa 😀
Viajó por primera vez cuando aún tenía 6 meses en la panza, en ese viaje nos fue un poco mal porque llegué directo a la clínica. Pero en este último paseo, nos fue peor!

Depués de casi una hora en la ruta, Ale empezó como a quejarse, a pedir que la cargara y luego comenzó a vomitar y vomitar, y no paraba, y vomitaba y vomitaba. Parecía poseida, era un caño de vómito imposible de cerrar. Luego se calmó y todos estábamos embarrados y oliendo no muy rico. Media hora antes de llegar a nuestro destino, paramos a tomar desayuno. A Ale le dimos yogurt. ¡ERROR, ERROR!. Emprendimos el viaje nuevamente y unos minutos después empezó a vomitar.

¿Qué se supone que uno debe hacer para tener viajes seguros? Para que el paseo sea pura diversión, y no una preocupación llena de mal olor y otras perlas. Mi querida amiga Indira tiene unos consejos importantes (¡que debí tomar!), y además aquí les dejo algunos que hemos aprendido en estos días:

  • Si los niños son de los que se marean fácilmente, como Ale, evitar que la hora de salir de viaje esté cerca a la del desayuno, almuerzo o cena. Que los tiempos sean espaciados para darle tiempo a la digestión.
  • Se pueden usar ciertos productos para evitar las naúseas, como el GRAVOL. Pero lo mejor es siempre consultar con su médico. Son útiles también los caramelos de limón.
  • Es importante estar prevenidos, así que lleven bolsas. Es lo mejor si es que no quieren terminar embarrados con los jugos gástricos de sus hijos. Además es bueno llevar toallas húmedas y papel higiénico.
  • Si los niños ya están más grandes, como Ana, es preferible evitar que durante el viaje vayan leyendo. No sé por qué a algunas personas esto los puede llegar a marear.
  • Lleven varias mudas de ropa, divertirse ensucia muuucho la ropa.
  • El agua es importante, lleven unas cuantas botellas, no sólo servirá para tomar sino también para limpiar algo en algún momento.

Acabo de recordar que cuando yo era pequeña, mi abuelita materma (mi mama), me llevaba de viaje todos los veranos. Y cada vez que pasábamos por Pasamayo (parte de la ruta hacia el norte del Perú, con un precipicio gigantesco), yo vomitaba y vomitaba. Mi mama, llevaba siempre bolsas y antes de entrar a Pasamayo me distraía con algo, a veces no vomitaba, pero la mayoría de veces sí. ¿ Será que Ale heredó mi “estilo” al viajar? ¿Cómo hacen ustedes con sus hijos?

Un fuerte abrazo,

Hablamos,

Lu

PD: Debido a mis largas vacaciones es que no me he detenido en sus casas, discúlpenme por eso, necesitaba desconectarme por completo. Gracias.
Más fotos de nuestro viaje en la página de Mamá de DOS chancletas en Facebook.

31 comments

  1. Genial!
    Justo entre los post pendientes tengo este tema.

    Para los viajes por tierra recuerdo que a mi me daban limón para chupar. EL bicarbonato de sodio espolvoreado sobre las cosas “perfumadas” quita el mal olor (igual con bebes pequeños)
    Algo importante con los más grandes es llevar juegos que puedan ir usando para entretenerse (hay cosas especiales para viajar)
    Ahora que recuerdo yo también era de las vomitonas.
    Ignacio es todo un pro viajando.

    Te leo la mente con los post, buajaja, o ¿a todas nos pasa lo mismo?
    Siempre llevamos juguetes, si no lo hacemos hay que improvisar algo porque si no tiene las manos ocupadas, Ale se desespera. Lu

  2. Huy pobre Ale, la debe haber pasado muy mal; pero es la fuerza de la costumbre, ahora con los tips los viajes de nuestros nenes serán mejor.
    Gracias,

    ;D

    La pasó mal pero se recuperó al instante. Unos minutos después de vomitar ya estaba buscando qué destruir. Besos, Lu

  3. uuuu… terrible
    Bueno al menos puede viajar en carro sin vomitar, que suerte, porque mi primo cuando era niño y viajaba en combi de la casa de mis abuelos hacia otro lado SIEMPRE vomitaba, pobre, llegaba todo palido :S

    Pero a pesar de eso, se divirtieron y eso es importante

    Bsos de Recién casada

    A todos nos pasa, no?
    Lu

  4. Hola Lu pues fíjate que con Allen no he tenido problemas, quizás sea por que desde que lo tengo en la panza hemos viajado con mis papas y suegros el viaje tarda aproximadamente 2 horas 30 min. Lo bueno de el que en el transcurso se duerme como 1 hora y ya el resto se la pasa entretenido con algún juguete que cargamos.
    Esperemos Ale no aya heredado tu modo de viajar 😀

    saludos

    Qué bueno Mayli, a Ale siempre le llevamos juguetes también, y se duerme por ratos. En realidad esto es nuevo, ya ha pasado dos veces y espero que no siga. Por el bien y la ropa de todos. Lu

  5. Jajaja, pues yo lo hago todo al revés que tú. Procuro salir recién comidos para que duerman la siesta por el camino. Cuando se despiertan les pongo el dvd portátil con películas y si ya no aguantan les doy snacks, galletitas, gusanitos, etc.

    La verdad es que los míos nunca han vomitado en el coche y en el avión además de lo dicho les doy libros de pegatinas para el despegue y aterrizaje que no te dejan aparatos electrónicos.

    Besos

    Todos los niños son distintos. Qué bueno que tus enanos puedan comer viajando, yo envidiaba a quienes sí podían 🙁
    Lu

  6. Que rico viajar, nosotros somos de tipo trotamundo asi que Luciano se ha tenido que acostumbrar, llamese auto, tren, avion, taxi y hasta buseta en Bogota…. yo no me complico la vida con eso, porque me gusta tanto viajar que no quero cohibirme solo por el hecho de tener un niño pequeno, solo hay que hacer lo que tu dices, ir preparados, medicamentos por si acaso, una buena cobija, e implementos que le hagan el viaje mas comodo. En el viaja a Colombia (10 horas de avion) habia un niño con colchon inflable, la verdad es que buena idea si era! Y el resto es muuuucha diversion y ahi entra a jugar la imaginacion de los papas 😉
    Un beso Lu

    Eso mismo, conocer a tu hijo y luego harta imaginación para pasarla bien. A nosotros nos encanta viajar también, si por mi fuera todos los fines de semana subirirían a mis hijas y a mi marido al carro y los llevaría a ver verde. Lu

  7. Recuerdo los viajes con mis padres con muchos zumos, chocolatinas, juegos del tipo veo veo… aún así había momentos en que nos aburríamos un poco, la verdad. Con niños debe ser complicado viajar, pero bueno, viajasteis que es lo bueno, y sacando las horas de coche, seguro que lo pasasteis de cine. Un abrazo

    Con Ana más grande, nos divertimos mucho más. Jugamos a contar tal o cual cosa, o “Simón dice…”, mil cosas. Lu

  8. Uy LU, yo me acuerdo de mi hermana, que era horroroso, se la pasaba vomitando todo el tiempo cuando viajabamos en choche. Por suerte ni yo ni mis bebes han heredado nada de eso… que mala pata con Ale, pero si hija, todo se hereda!

    Un buen remedio es una limonada con mucho azúcar. El azúcar y el limón cortan las ganas de vomitar. VA muy bien.

    Muchos saludos!

    Jajajaja, mi pobre Ana la debe estar pasando como tú con tu hermana. La pobre no sólo se tapa la nariz, se tapa todo. Probaré con la limonada, gracias! Lu

  9. Hola linda, se te echaba de menos, pero visto el motivo, perdonada!!! La N se la pasa durmiendo todo el camino, es montarse en el carro y zzzzz, incluida carretera de arena y baches donde hay que poner en el 4×4 la doble tracción… increible, pero oye, cierto!!!!

    un beso

    lau, la mamá de E.T

    Eso también pasaba con Ale cuando estaba más chiquita, hasta habíamos pensado ponerla en el carro cada noche para dormirla más rápido 😛

  10. pobre ale, espero que haya sido un mareito ocasional y que no le vuelva a ocurrir… me hiciste recordar a la primita de mi duende, que para un viaje de una hora le preguntamos como seis veces como se siente, para que no nos vuelva a cojer por sorpresa y nos deje embadurnados a todos….y lo peor, es que si alguien que viaja conmigo vomita, automaticamente lo hago yo, tengo que salir corriendo y hacer ejercicios de respiracion para no empeorar el show!!

    Lo mismo me pasa a mi Lunita. Cuando Ale vomita yo tengo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no vomitar, esta última vez casi la acompaño en la vomitada 😛 Lu

  11. Esto de los viajes,………. te cuento mi experiencia de niña, nosotros somos 8 hermanos y mi papá tenía una station color plomo, marca Taunus, y de Chiclayo a Lima hacía como 16 horas entre paradas, almuerzos, corridas por las dunas, baños en el mar, mi padre se encendía un cigarro y a veces lo fumaba fuera del carro, pero lo que nunca olvidamos es que mi mamá extendía un colchón en la parte de la maletera, y no sabes los pleitos por ir a “dormir” un ratito ahi, recuerdos bellos, nos mechabamos todo el viaje y lo más lindo es que mi madre siempre iba con un recién nacido, que tiempos!!!!.
    Besos,……..Vivi.

    8 hermanos Vivi!!!! De todas maneras tienes mil y un recuerdos, lo máximo. Gracias por compartir. Besos, Lu.

  12. 🙂

    Lu!

    Debe ser que Ale heredó tu estilo! Jaja! 😛

    Yo por suerte nunca tuve problemas con mi Retoñor, porque desde que estaba en la panza viajaba a todos lados! 😉

    Gracias por los tips, tengo sobrinos! Jaja! 😛

    Besotes! 🙂

    ¡Ay sí! Creo que heredó mi estilo 🙁
    Lu

  13. Yo quiero ir a Peru!!!!!!!!!!!! Con Valeria!
    Bueno, mi abuelita siempre decia que si te mareabas en carretera, te quitaras los zapatos. A mi siempre me funciona, no se porque, quizas es mental…

    No puedo ver la foto Lu’, la de este post, no se subio? Quizas es solo a mi que me esta pasando asi que vuelvo a chequear al ratito.

    Vente, vente. En mi casa hay espacio, vénganse los tres!
    Voy a intentar lo de los zapatos, ¿a ver qué tal?
    Ya arreglé lo de la foto, ojalá puedas verla. Besos, Lu

  14. Mi hija cuando era chiquita también la descomponia el viaje, y nosotros eramos de hacer muchos kilómetros 1200 en un dìa como nada, y consulté con el médico y me dió una medicación que evitaba que se descompusiera del estómago, me dijo que era muy comùn en los niños. Besos tía Elsa.

  15. UFF POBRE ALE QUE FEO!!ESPERO QUE NO SE REPITA…Y CON RESPECTO A VERNOS …JAJAJA ME TOMO UN AVION UN DIA DE ESTOS Y NOS ENCONTRAMOS ASI CONOCEMOS A NUESTROS HIJOS TE PARECE???

    ABRAZOS…

  16. Pobre Ale, yo creo que si heredo tu forma de viajar. Mi hermana la menor siempre vomitaba y se mareaba en los viajes, y nosotros al verla la imitabamos que horror.

  17. Hola! pobre Ale, absoluta solidaridad para con ella! Es que yo tb padezco de esos mareos desde bebe y se como es. Yo no creo que tenga algo que ver con “saber viajar”, o sea, que si empezo viajando desde bebe o no. Creo que es algo fisico y, en mi caso, tengo la teoria que mi estomago no debe estar bien fijado, un tema muscular, no se! suena a roca, jajaja, pero es asi. No comer nada antes, ni durante el viaje es IMPORTANTE. La cosa es que si se tiene algo en el estomago, en mi caso, se mueve con el mov. del vehiculo y en algun momento tiene que salir, sea liquido o solido(bueno, una vez en el estomago ya todo es casi liquido). Sabes que es bueno, tb? aire. Que le caiga aire en la cara, tampoco un ventarron, pero un poco de aire ayuda un monton! Respirar pausadamente tb ayuda pero con bebes es un poco dificil hacer que lo hagan. Mirar hacia adelante tb ayuda, si puedes haz que Ale se siente(en una silla de ninhos para el carro)adelante, como copiloto. Se que es un poco riesgoso llevar a los ninhos adelante pero eso tb ayuda, sobretodo en viajes largos. Y nada de comer, repito, ni agua! bueno, un poquito, lo necesario, diria(ojo: los olores tb pueden producir nauseas y vomito, sobretodo el olor a comida).
    Pinha, Ale, te toco ser del club! pero cuando sea mas grande, con su gravol mas antes del viaje, no va a haber ningun problema!
    saludos!

  18. Tendré en cuenta tus consejos para cuando decidamos llevar a Leo a más de 50 km de casa, que es lo más lejos que ha salido hasta ahora!!!
    Mis hermanos y yo hemos sido de mucho vomitar. Cada vez que nos íbamos de vacaciones era una odisea. Mi hermana a los 15 minutos de salir ya estaba vomitando!!!

    Un beso.

  19. “caño de vómito”
    noooooooooooooooooooooooo!!!!!!… jajaja
    pobre ale 🙁
    hemos viajado 2 veces con Cami (una en bus, otra en el auto) y afortunadamente no ha pasado nada, no han sido viajes muy largos tampoco, pero los consejos que pones allí están para tomar en cuenta de todas maneras..

  20. ye al fin puedo comentar!!!
    primero gracias x los buenos comentarios de siempre, eres lo más buena onda.
    segundo que mostro tu viaje. jajajajaj, gracias x compartir la experiencia y los buenos datos
    abrazo de oso

  21. No sé en los niños tan pequeños, pero a mí durante toda mi vida me marearon los viajes, por eso antes de viajar tomo dramamine, pero no es adecuado para menores de 12 años. En mi caso es como una enfermedad: cinetosis.

    Besos.

  22. Uyyy que lindo es viajar…. yo adoro la capacidad de poder salir de la rutina aunque sea por unos dias!!
    Lastima que se enfermo Ale. Pero gracias a los consejos que compartes ahora sabemos que precauciones podemos tomar para tratar de evitar esos inconvenientes. Besos!

  23. Las veces que hemos viajado con las dos a sido en coche y largas rutas me ha tocado ir atrás entreteniéndolas y contando coches, chistes cuentos, comiendo riendo, colores arboles y la que he terminada mareada he sido yo, ellas se lo pasaron super bien, yo andaba fatal, creo que tanto volver para aca y para alla.
    Genial que estes en FB

  24. Hola nosotros tambien salimos de paseo a Chaclacayo, felizmente mi bebe no devuelve en el camino pero si es bien cargosito. Ahora yo si era de las que devolvia de chica era terrible, mi mamá tambien cargaba sus bolsitas por que ni bien arrancaba el bus yo ya estaba retirando todo mi desayuno. Espero que en tu proximo viaje te vaya mejor.

  25. Qué consejos tan interesantes.

    Pensar que mi mamá sufría conmigo lo mismo que vos con Ale. Yo siempre vomitaba en los viajes.

    Y mi madre siempre empapaba un pañuelo con un perfume horrendo que se llama “Sweet Honesty”, pensando que eso me calmaría. pero lo empeoraba más, y hoy en día cuando siento ese perfume también me descompongo.

    En la actualidad los viajes me descomponen, así que tendré en cuenta para mi misma estos consejos.

    Un besote!

  26. Que lindo que se vayan de paseo. Yo tengo la idea que viajar con hijos es una pesadilla por eso ahora viajo todo lo que puedo.
    Creo que el mareo del viajero tiene un componente hereditario 🙂

  27. Uy…

    Ayer Bastian hizo su primera excursión con el cole y se iban en autobús. Como es de suponer estaba muy nerviosa pero, me arme de valor y traté de no pensar en ello.

    A lo que iba. Para los mareos le dí dimenhidrato en ampollas bebibles, media hora antes. Y sobre todo un remedio casero que no falla. Le puse una gasa y un esparadrapo en el ombligo.

    :O

    Si, yo tampoco lo sabía, nos lo dijo una de las maestras y parece ser que funciona porque como el ombligo es el centro del cuerpo y si se mueve mucho se altera el equilibrio y blah, blah, blah… La cosa es que ha funcionado y no vomito ni se lo pasó mal.

    Probadlo y contadme como os va.

    Besos para la gordita monona. ^_^

  28. Ufff, que pena, pobrecíto el y pobres vosotros. Que mal viaje.. Yo por suerte mi niño no se suele marear. Cuando era chiquitito siempre se dormía y ahora que tiene diez años se la pasa jugando a la consola.

    Yo siendo niña si me mareaba y es horrible ahora me mareo menos pero siempre tengo que sentarme delante y por si acaso siempre llevo bolsas.

    Un beso amiga

  29. bueno la primera vez q viajé con mi pequeñin fue en avión con mi suegra: nos fuimos a Cuzco porque mi suegra es de allá y tenemos familia. En esa época Nicolás tenía 7 meses y desde antes le estuve contando lo q iba a pasar en el avión (la velocidad y el volar) y felizmente estuvo tranquilo cuando corria el avión (a más de 6ookph), creo que lo disfrutaba y realmente tiene de donde porque mi novio y io amamos la velocidad al igual que mi papá y mi abuelo materno era corredor de autos en la Nascar (al menos por mi parte genéticamente Nicolás tiene de donde heredar esa pasión por la velocidad … si io no estudiase psicología estaría estudiando algo con respecto a la aviación).
    Mi otro problema era q no le gustara o le diera náuseas esa sensación en la barriga cuando sube el avión pero nada. Cuando llegamos a Cuzco no le dio soroche pero sí al siguiente año q fuimos porque ya era grande (tenía un año 7 meses) y estaba que quería caminar y io no podía cargarlo todo el día así q le dio un poco de soroche (solo un poco de dolor de cabeza) q le duró un par de días. Este año q hemos venido nuevamente a Cuzco no le ha pasado nada: nuestro vuelo salía temprano de Lima y tenía q despertarme a las 3am y no sé cómo Nico puntualito me despertó a las 3am jajaja y no durmió hasta q llegamos a Cuzco (9am aprox)y descansó un buen rato así q no tuvo ningún malestar y a mi también me dejó descansar. Espero q mis viajes con Nicolasin sigan siendo así de buenos sin ningún problema serio.

  30. hola ke tal , gracias por los consejos que pusistes pues este fin de mes ire de viaje con mi nene de 4 años a huancayo ya se todo lo ke debo llevar para que no haya contratiempos. gracias nuevamente.

Deja un comentario