Niña rabietuda

Alejandra es una artista. Pinta y dibuja sobre todo tipo de lienzos (paredes, pisos, fundas de sillones, refrigeradora, hojas de papel, entre otros).  Disfruta con sus plumones dándole más color a la casa pero… ¡momentito!, ni se les ocurra quitarle los plumones.

Después de haber hecho arte rupestre sobre las fundas del sillón que me regaló mi madre, y me doy cuenta, le pido que por favor me entregue el plumón y deje de hacer eso. Ella dice: ¡NO!, además hace el movimiento respectivo con dedito y cabeza, y sigue: NO, NO, NO. Entonces me acerco para quitarle el plumón y la muchacha pone primera, pisa el acelerador y vuela junto con su botín. Yo voy detrás, detrás hasta que la alcanzo y pido, por última vez, el plumón. Ella dice: NO… Entonces agarro el plumón, ella no lo suelta, yo no lo suelto y se vuelve loca. Empieza el: “NOOOOOOO”, con llanto, una pequeña pataleta y un tremendo puchero. 5 segundos después encontró algo más con que seguir pintando.

Ale aún no hace rabietas, sólo se molesta o se frustra algunos segundos y juega, juega muchísimo. Las rabietas en los niños -desde que tienen un año- son normales, mucho más si aún no han aprendido a hablar, es la expresión de su ira, frustración, decepción o tristeza. Los niños se frustran porque algo no les sale, se molestan porque tienen hambre y no son atendidos, o porque solicitan atención y no se la damos. Acumulan todo eso y ante algún estímulo, explotan en llanto, gritos, se tiran al piso, algunos hasta se desmayan o se ponen azules porque aguantan la respiración.

Es bastante probable que cuando los niños aprendan a hablar, las rabietas disminuyan, porque a través de las palabras podrán expresar aquello que los inquieta.  Una técnica para manejarlas es “la extinción”. Muchos creen que consisten en ignorar al niño, pero no es así. Consiste en neutralizar la conducta de rabieta. Mientras dura la rabieta nos mantenemos en silencio con nuestros hijos hasta que esta pase. Si es posible, continuamos con el resto de interacciones excepto todo lo relacionado con la rabieta.  Apenas se pueda (apenas se recupera algo de control) seguimos con la dinámica normal. Esto requiere mucha paciencia y algo de tiempo. Si esto ocurre fuera de casa, en un centro comercial por ejemplo, lo mejor será cargar al niño con firmeza, y llevarlo a un lugar tranquilo hasta que esté calmado. Es necesario que analizemos opciones sobre qué fue lo que pasó antes, mucho antes de cualquier rabieta: ¿Les estamos prestando atención cuando la requieren?, ¿tendrán frio?, ¿hambre?, ¿se sentirá enfermo?, etc, y no determinar automáticamente que tenemos un niño “incorregible”.

Es importante tener reglas básicas y pocas. Es importante, también, utilizar menos el NO. Si Ale dice “NO” tantas veces, es porque en casa se lo decimos constantemente: No toques, no vayas, no comas eso, no pintes ahí, etc, etc. Debemos tratar de cambiar el NO, por respuestas alternativas como: “Qué tal si pintas aquí”, “esto es más rico para comer”, “vamos mejor por aquí”, entre otros. Vamos a cambiar nuestra forma de comunicarnos.

El manejar las rabietas adecuadamente es muy importante porque si no lo hacemos puede que los niños no modelen sus interacciones de manera adecuada y, al final, lleguen a la conclusión que sólo gritando y llorando serán atendidos y tomados en cuenta. Esa será la forma de comunicación que utilizarán, empezarán a conocer sus límites y los nuestros. Y creánme, ellos los manejarán.

Hablamos,

Lu

PD: Sorteo, sorteo. ¡Gana!

36 comments

  1. NO!!! En mi casa toda la vida siempre ha sido No malegres, no corras, no saltes, no, no y no. Y despues se molestan cuando respondo: No quiero!

    Ya ven. Nosotros modelamos las interacciones de nuestros hijos y su forma de comunicarse 😛

  2. una duda … los plumones son lavables??? =)

    Ay los enanos y sus rabietas. Asi es pues … “NOOOO” y a los dos minutos estamos felices otra vez. El Nico ha aprendido que cuando esta asi “fuera de control” se va solo a su pieza y se calma – obviamente no siempre pero ahora solo basta un par de palabras y se va a calmar y luego vuelve mas tranquilo.

    Las frustraciones son dificiles de manejar en un adulto, mas aun en un niño que no sabe comunicarse bien.

    Suerte … paciencia y consistencia.

    Abrazos.

    PD: Que paso con el resfrio, ya paso?! Espero que si.

    Claudia, totalmente cierto. Si a los adultos nos cuesta ser más tolerantes, más aún a los más pequeños. Pero a ser tolerantes también se enseña.
    Y sí, la gripe ya pasó. Felizmente, porque pensé que era la porcina 🙁
    Lu

  3. Hola, yo no sabía como clasificar el comportamiento de Emma, si como rabieta o que, al igual que Ale al segundo se entretiene con otra cosa y ya se le pasó, si le doy mucha importancia olvidate se hace un drama tipo pelicula de libertad lamarque. Ojala puedas visitarme, y nos des tu opinion profesional sobre lo que escribi ayer.

    Lo mejor es no tratar de “resolver” en el momento que sucede la rabieta, tal como tú dices, porque sino se arman tremendos dramones.
    Ya pasé por tu casa, muchos besitos. Lu

  4. Tu tambien Ale? No no no 😉 Como son estas chicas. Ahora quiza se pueden comunicar por telepatia a traves de sus chichoncitos Ale y Vale.

    Gracias por los consejos en este post Lu’. Precisamente es lo que nos decia esta manana la pediatra. Si mas caso le hacemos mientras tienen la rabieta o pataleta, peor, porque se dan cuenta de toooda la atencion que acapararon. Es dificil no hacerlo porque a uno le preocupa que se lastimen fuerte y grave, pero hay que armarse de valor para como tu dices, no hacer que nuestros hijos aprendan a comunicarse a gritos o berrinces, y peor aun, a que se acostumbren a siempre conseguir lo que ellos quieren, de esa manera.

    Besos Amiga!!
    -Aimee

    Si pues Aimee, estas enanas están conectadas por los chinchones que se hacen. Tu pediatra tiene razón, los niños notan que son esos momentos en los que más caso les hacemos. Pero es a todas nos duele el alma cuando lloran, o queremos que se calmen al instante, pero las cosas no son asi. Deben aprender a ser más tolerantes y nosotros con ellos. Un beso a mi Vale, Lu.

  5. Huy las rabietas de los niños, mi Pame ya esta grande (14 añitos) pero felizmente nunca tuve ese problema, siempre fue una niña comprensiva, una señorita desde pequeña, pero en primos y sobrinos he visto rabietas descomunales, guardo un terrorifico recuerdo del sobrino “X” que teniendo 8 o 9 años rompio una silla del comedor porque nos ibamos al supermercado y su madre le dijo tu te quedas y lo peor de todo es que se aparecio en el super luego de una media hora mientras nosotras haciamos las compras llorando como loco y no era cerca!! se fue corriendo y llorando cuadras de cuadras de cuadras…

    Ana también era muy tranquila, muy relajada. Pero cada niño es distinto, hasta entre hermanos vemos las grandes diferencias y eso está bien. Qué buena la del sobrino!
    Lu

  6. Yo estoy cansada de decir no a todo, de ofrecer otras cosas, pero hoy no puedo, si no es por las malas, no me hacen caso, intento decirlo con buenas palabras, sin gritar, contenta, pero hoy no puedo. Hoy estoy gritona, enfadada, bueno llevo así varios días, sera la primavera, o que me va a bajar la regla. Besitos guapa, volvere a poner en practica los consejos, dia a dia.

    No podemos estar bien y de buen humor, todo el día, todos los días. Tienes todo el derecho de ponerte de malas, pero el deber de seguir y positiva. Un fuerte abrazo reparador, Lu

  7. Uy… Laia, la más rabiuda del mundo! EStá a punto de cumplir dos años y todavía me hace rabietas, y mira que ya habla!
    pero desde hace tiempo opté por otra técnica, la de dejarle hacer, ayudándola, claro, pero dejarla hacer aquello que tenga inquietud. Y sobretodo mirando de evitar esa palabra que la tenemos la orden del día, el “no”.
    Por ejemplo, le chifla tocar els DVD’s de casa, pues me he puesto con ella a tocarlos uno por uno, a sacarlos y a ver cómo son. Claro que lleva MUCHO tiempo y paciencia, pero es la única forma que he visto que respeta las cosas de los otros y al menos, pide ayuda cuando quiere algo…
    En fin, que si, se necesita mucha paciencia, mucho tiempo, pero al final, cuando te pones y lo disfrazas como un juego, acabas pasándotelo bien!
    🙂

    saludos y un abrazo a la rabietuda!

    Qué buena técnica Karina, el acompañamiento. Es que no podemos pretender que los niños no sean niños, curiosos, inquietos, que todo quieren conocer, tocar, oler, chupar. Aldo acompaña a Ale en cada una de sus búsqueda. Un abrazo, Lu

  8. Uno puede ser psicóloga, madre experimentada, nursery o lo que fuere y saber lo que se debe hacer, pero a veces las rabietas nos agarran tan estresadas que se arma un despelote.
    Es un tira-afloja, muy cansado, al menos los primeros dos o tres años. Luego pasan a una etapa mas, “relajada”
    Sigo pensando que mi edad ideal es de 4 meses a 1 año jajajaj y la peor, de 1 1/2 a tres años.
    HORROOOORRR yo con mi chapacuete que tiene 2 años y medio estoy a punto de jalarme los pelos con un tenedor. Lo juro. jajajajaja.

    Jajajaja, Gigi locura! Cuando los chicos nos agarran en nuestro cuarto de hora, muchas nos convertimos en HULK! Pero relax querida antes de que te metas el tenedor al ojo! 😛 Lu

  9. Hola Lu… pues, tengo un hijo de 5 años y felizmente no ha sido mucho de hacer rabietas, pero creo que es importante saber cómo corregir a nuestros hijos sobre todo cuando tenemos más de un hijo, pues sino los otros aprenden y piensan que es la forma de obtener lo que uno quiere. Sólo necesitamos algo de paciencia y buen humor.

    saludos!

    Gracias por pasar por aquí Maga! Un abrazo, Lu

  10. Gracias por el consejo Lu… 🙂

    El mío ya entró en la adolescencia, pero tengo a la princesa de la familia, mi sobri de 4 años Abi, que es un terremoto con las rabietas….

    Veremos si la madre y el padre aprenden algo… Jeje! 😉

    Besotes!! 🙂

    Jajajaja, pobres Ivy! Sólo mucha paciencia, también es importante saber diferenciar el carácter de nuestros hijos.
    Un abrazo, Lu

  11. Ay que linda muero de amor por esa carita pucherona! pero es verdad a esa edad hacen rabieta por todo, pero muy buena sugerencia acerca de la forma en que nos comunicamos con ellos. En cuantas cosas me doy cuenta ahora de todos los errores que cometí por falta de conocimiento de estas herramientas. Te mando un beso a ti y a tus chacletas, tía Elsa.

    Cuántas cosas nos faltan aprender Elsa, qué rico que es eso eso? No dejar de aprender jamás y buscar y buscar más información.
    Gracias por los besos, son cariñosamente recibidos.

  12. Tu blog se ha convertido en el verdadero rincon de madres ME ENCANTA!!!!! Sabia Lu. Bueno, justo hoy Mar hizo lo mismo que Ale, pero es la primera vez q agarra lapicero y se pone a dejar su marca registrada en los muebles. Yo si que no uso mucho el no y traté de no reacionar alaracosamente pero ni modo. Mar ahora tiene rabietas, se le ha dado por morderme y aveces que se enoja conmigo porque le quito algo o no la dejo hacer algo me pega en la cara. Que hacer cuando la cosa se pone fisica? yo JAMAS la he tratado mal pero si mas bien le he hablado con firmeza. A veces pienso q si soy muy rigida con ella no me va a querer tanto. Se que eso no es verdad, pero igual no puedo dejar de pensarlo.

  13. no hagas eso, no te subas ahi, no tu no sabes, etc. odio el NO.
    un nene dificilmente resolvera la rabieta,
    yo creo q ay q acerle recordar q el mundo continua
    x ejemplo si a luciana la veo molesta
    le cambio el tema, llamo su atencion a otro lado con preguntas que se me vienen a la mente… tipo “sabes lo que me paso hoy?” o “sabes que dijo mi profesor cuando entre tarde a su clase??”, al menos a ella la descuadran y asi siento que tengo el control… aunque no siempre funciona… y ay veces que se enojan con verdadera razon… xq no son tontuelos.

    saludos.

  14. jajaja que tal la foto!!! esta Ale es un personaje!!!
    Pues en casa si es NO, NO y NO… nos tomamos el tiempo de explicarle siempre las razones del No, aunque la verdad atencion no es que ponga, pero se lo explicamos de todas maneras… a medida que vaya creciendo y me imagino que iremos cambiando el vocabulario por uno mas positivo, pero por ahora el NO nos ha funcionado a la maravilla, Luciano entiende perfectamente lo que no debe hacer por su bienestar (porque los no mencionados son no a los tomacorrientes, no al fuego, no a cosas que atenten contra su bienestar) y auqnue se frustra al principio, llora y dos minutos despues ya se le pasa… es muy obediente… a ratos hace pataleticas, pero por ahora nada que se salga de las manos… bueno… a veces en los supermercados, cuando es “NO Luciano, no puedes abrir los bombones”
    😉

  15. Lu, la carita de Ale, enojada, feliz, como sea, es increible, linda como ninguna!!!!!
    Para las rabietas, lo apunto, como siempre… yo sigo con las flores de bach para N y estan dando excelentes resultados… la pena, que con mi cabeza hay tomas que se me olvida darle, pero menos mal que solo son los fines de semana, que en la guarde lo hacen!!!

    besos mil

  16. Permíteme que para empezar me ria: jajaja, qué foto más buena!!! Me encanta su carita…
    Ahora me pongo seria, tomaré nota de tus sabios consejos para cuando Leo empiece a despuntar ese genio que sé que oculta bajo su dulce expresión.
    Ay, qué difícil esto de ser mamá!!!

    Besos.

  17. Alejandra es la bomba… como me rio con ella (ji,ji,ji)

    El otro dia sufri con mi hermana la primera rabieta publica de mi sobrino de tres años, ¡que mal se pasa!

    Gracias por tus consejos ; )

  18. Ayer mi hija me hizo rabieta por que no dejaba que se coma el plumon .. y como me mantuve firme, se puso a llorar (yo seguia seria) y la muy viva pone se cara dulce y me dice “tetaaaaaaaaa” jajajaja
    Asi que mientras lactaba y me hacia cariñito (esta enana sabia que se habia portado mal) le explicaba que me tiene que hacer caso y que si la corrijo es por que la amo … ojala haya quedado algo en su cabecita hermosa !!
    Creo que se dio cuenta que todos estamos que babeamos por ella por que ya esta dando sus primeros pasos sola y dijo “ahora me aprovecho” jajajaja 😉

  19. esta ale es un caso jijii q lindo q le encante pintar tanto, a mi me facina pintar aunque no lo hago tan bien pero me divierto haciendolo y me gustaria q lucianita herede eso de mi,me encanto su foto se le ve tan natural, tan linda..tan alejandra siento q la conosco de toda lavida y es q segui paso a paso todo su crecimiento mediante tu blog, bueno lu gracias por todos tus consejos no sabes como me ayudan y me siento tan tranquila de ver q a la mayoria de mamis nos pasa eso y q es de lo mas normal las rabieticas q solo debemos aprender a como manejarlos para q despues no se convierta en un problema serio.
    besos a las chancletitas

  20. Mi Mateo solo me hizo una vez una rabieta en pleno centro comercial pero se entendia porque estaba enfermito, como tu dices paciencia solo paciencia, my buen post te felicito

    Te Leo

  21. En primer lugar, me parece estupendo que menciones que “ignorar” no soluciona, a veces, alimenta la pataleta. No creo que darle la espalda al niño cuando está en “crisis” (después de todo una pataleta o rabieta, es una pequeña crisis) sea el mejor ejemplo de solidaridad que podamos dar ¿no?
    El enano nunca fue berrinchoso … pero tiene un carácter de los MIL demonios, “niño de voluntad firme”, que le dicen. Eso, sumado al carácter de los DOS mil demonios de la madre, no imaginas las tormentas que atrae a mi pequeña aldea. Lo único que me queda es apelar al sentido común y al enorme deseo de ser una buena influencia en su vida, y “aplastar” a la demonia de Tazmania que habita en mi, con el único objetivo de pasar el trance sin tragedias de por medio.
    Qué bueno es saber que no estamos solas en esta aventura que es la maternidad, leer los comments es casi una terapia de grupo, gracias!

    (¿cómo hago para no tener que llenar los datos nuevamente cada vez que comento? es que … tu sabes … soy una Oh!ciosa!!)

    Besos!

  22. Pero si son tremendos !!! mi bb tb me hace rabietas sino le das lo que quiere o si le quitas algo …1,2,3 empieza el llanto y si lo cargas se tira para atras que si te gana se golpea contra todo ….
    besos

  23. Afortunadamente los míos no suelen hacer rabietas pero, cuando las hacen, las hacen y gordas.

    Cierta vez estabamos en el parque y Bastian se puso a llorar porque un niño se llevó el balón con el que estaban jugando y ya no quería jugar con nadie. Su padre le dijo que si seguía llorando nos ibamos a casa pero, Bastian siguió con la rabieta, así que su padre lo cogió de la mano y comenzó a llevarselo a casa, con lo cual los llantos se multiplicaron y elevaron.

    Lo malo era la gente mirando como si fuesemos los peores padres del mundo por dejar llorar a nuestro hijo así. Cuando llegamos a casa le explicamos a Bastian que mientras lloraba estaba dejando de jugar con sus amigos y perdía su tiempo de estar en el parque. Además le dijimos que tenía que aprender a aceptar que no todos los juguetes son suyos y que a veces otros niños se van antes que él.

    Aunque parezca que los niños no nos entienden, si que lo hacen. Poco a poco si les hablamos de manera calmada y sin alterarnos lograremos transmitirles nuestra serenidad. Lo malo es que muchas veces sólo le hacemos caso a nuestros hijos cuando hacen rabietas y ellos asumen que esa es la forma correcta de llamar nuestra atención.

  24. Mi Enanix es una lady. La única vez que intentó hacer una rabieta en un supermercado (tenía casi 3 años), la curé a la antigua: de un palmazo en el potito con su respectiva cara de ocho metros y un muy severo ESO NO SE HACE.

    Y sí, la gente me miraba como si me fueran a denunciar a la policía por maltrato infantil; pero la diferencia es que mientras ellos siguen esperando que sus critters de 5 años dejen de hacer rabietas cada vez que quieren que les compren cualquier chuchería, la mía no me hace pasar esos malos ratos. Sabe que no se lo voy a consentir.

    Sorry por los psicólogos que se me van a echar encima, pero las abuelas tienen razón. El chico tiene que saber quién es el (o la) que tiene la autoridad y que son los padres quienes deciden qué se tolera y qué no.

    La diferencia es que en la época de mis abuelas no había psicólogos ni especialistas dedicados a martirizar a los padres sembrándoles dudas en la cabeza cada vez que tenían que establecer su autoridad y los límites de la casa.

    En resumen, sufridos padres y madres; cada uno hace lo mejor que puede con los recursos que tiene a la mano. Si nos equivocamos, ya nuestros hijos nos perdonarán…. cuando a su vez tengan hijos!!!

    He dicho.

  25. Que dificil es ser madre, que responsabilidad tan grande y cuanto temor a equivocarnos, a no estar haciendo lo realmente correcto, cuanto nos pueden ganar estos niños tan lindos con sus caritas o sus te quiero, en el momento oportuno.

    Linda la foto, linda tu bebé, linda tu.

    ;D

    Toda la razón Cathy, pero la idea es que todo eso lo controlemos para no trasmitirle nuestros temores a nuestros hijos. Gracias por tus lindas palabras. Lu

  26. Hola lu, apenas me adentro a tu mundo de rabietas, apenas ayer llore un mar de lagrimas porque mi hijo de 4 años de la nada me empezo a atacar diciendo me que no me necesitaba y que me fuera de la casa, mamá fea!! cuando me vio llorar se hecho sobre mi pidiendome perdon y llorando, y yo, simplemente lo abrace, pero no se que debo hacer si sr presenta otra vez el drama!! que debo hacer???
    Gracias Lu!!!

  27. Mi chanchis tuvo su época de rabietas (felizmente duró poco) y yo hice lo que me dijeron: llevarlo a un lugar seguro y esperar que se le pase. Hasta tenia su lugarcito dentro de casa y aprendió el mismo a ir asu lugar cuando se “portaba mal”. Creo que en el fondo le gustaba lo que venia después del castigo: los abrazos, besos y la conversa. Mi hijo es lo máximo, no es un santo pero me entiende cuando le explico las cosas. Ya pasó la peor etapa.

  28. Genial tu post! a veces me loqueo con mi enana de año y 2 meses, se pone como loquita, se arquea y llora pero es pq no sabe como expresalo. Gracias!!! Sobre todo con eso del NO 🙂
    bso!
    pd: siempre leo pero pocas comento iji*

    Sí, el “no” es la palabra que más usamos, sólo practiquemos nuevas formas de resolver las cosas, de explicarlas.
    Y no importa si comentas poco, lo importante es que todo lo que leas te sea útil.
    Abrazos!

  29. hola lu!!! mira soy nueva en tu pagina ya que recien la encontre y me parecen muy buenos los consejos que nos das, yo tengo un bebe de 1 año y 9 meses y vieras las rabietas que hace, sobre todo hace rabietas cuando esta jugando con uno de sus amiguitos y ese niño ya se tiene que ir se amarga mucho, se tira al piso, hace sus pataletas y llora desconsolado, su papa y yo tratamos de no hacerle caso y lo dejamos solo hasta que le pase la rabieta pero a veces no funciona ya que despues de una rato sigue molesto y llorando… otra cosa que pasa con el es que cuando hizo algo que no debia y me siento con el para decirle que eso estuvo mal, lo que hace es abrazarme y darme besos para que yo no le diga nada, y una vez que comienza con sus cariños se me olvida todo lo que iba a decirle y me derrito con esos besos que me da, dime Lu crees que hago bien o no en aceptar sus abrazos y besos, espero tu respuesta…
    P.D: gracias…

    ¡Hola Noe!
    Lo de las rabietas podría ser expresión de su frusración por no tener o conseguir algo, a ser más tolerante se enseña. Así que no te preocupes, lo haces de dejar que pase la rabieta está bien, pero luego debes convesar con e´l acerca de lo que hizo (nada complejo, sólo mostrándole lo que hizo y lo que podría haber hecho). No aprenderán a hacer cosas distintas si es que no se las enseñamos.
    Y con respecto a que te da besitos y abrazos después de hacer algo que no debió es mini manipulación, jijijiji. Sólo está midiendo tus límites, acepta siempre sus besos pero no debes dejar de explicarle que lo que hizo está mal y sde ser necesario quizás debas aplicar un castigo (como que se quede sin ver tele, o sentado en un espacio a reflexionar). No hay que dejar pasar la oportunidad de que reflexionen acerca de lo que hicieron.
    Abrazos, Lu

Deja un comentario